Empresas

La luz también quiere viajar en AVE

Europa más cerca. Y no sólo porque en 2012 está previsto que entre en funcionamiento la interconexión por AVE entre Barcelona y la frontera francesa. Dos años más tarde, la energía que se produzca en los aerogeneradores de Galicia, Castilla y León o Andalucía pasará al otro lado de los Pirineos gracias a una nueva interconexión cuyos trabajos comenzarán en 2011. “Empezamos la construcción de una nueva conexión, y para el año 2020 tenemos previsto que estén en funcionamiento otras dos más”, afirma Luis Atienza, presidente de Red Eléctrica de España (REE) en una entrevista concedida a la revista Capital (ver PDF). Y añade: “Será la inversión más importante del sistema eléctrico español en esta década, mucho más que la posible construcción de nuevas centrales nucleares”.

De esta manera, se pasaría de las cuatro conexiones ya existentes (la última data de 1982), a siete; y de los 1.400 megavatios a 5.000 megavatios. Es decir, no sólo dicha capacidad se multiplicaría por más de tres sino que  los vatios españoles, en su camino a Europa, ya no viajarían en Cercanías, sino que lo harían en Alta Velocidad.

“En los próximos 15 o 20 años se va a constituir una red de gran capacidad que será capaz de gestionar grandes flujos eléctricos entre diferentes subzonas de Europa”, añade el presidente de REE. Pero eso no será suficiente para que países como España o Alemania cubran sus necesidades energéticas sólo con energías renovables. Porque para hacerla realidad se necesitaría una capacidad de conexión a nivel europeo altísíma, que fuese capaz de compensar el viento del Mar del Norte con la energía solar de España. Y, viendo el ejemplo anterior, podría decirse que, de momento, pincha en los Pirineos. Porque según un estudio europeo sobre cómo funcionaría un sistema eléctrico sólo con renovables, el nivel de interconexión entre España y Francia debería ser de 47.000 megavatios ¡Y, a día de hoy, no supera los 1.400 megavatios! “Tenemos que ser capaces de compensar las producciones de renovables de unas partes de Europa con las de otras, y para eso hacen falta grandes corredores de la electricidad”, afirma el presidente de REE. Manos a la obra.