Mercados

¿Trabajar más? No. Trabajar mejor

Últimamente se oyen voces –unas bien alto, otras sotto voce o en sordina- que si los españoles queremos salir de la crisis “tenemos que trabajar más”. Quienes así piensan yerran el tiro. Me explico. En España no se trabaja poco; se trabaja mal, con escasa eficacia. ¿Acaso se nos olvida que trabajamos de media unas 200 horas más al año que el resto de los europeos? ¿O que muchos trabajadores aterrizan en el trabajo a las 8 de la mañana y no salen hasta las 7 o las 8 o las 9? Sí, ahí está el larguísimo rosario de informes del FMI, de Eurostat, de la Comisión Europea, de la OCDE… que nos dicen una y otra vez -¿por qué nos empeñamos en no hacer caso de las verdades como templos- que nuestra productividad –lo que uno es capaz de hacer o producir por hora- se cuenta entre las más bajas de Europa. Sólo Grecia y Portugal están peor, lo que no es consuelo ni para los más tontos.

No es extraño que seamos unos ‘productores’ pobres. Pensemos en la cantidad de cosas sin sentido –micro y macroeconómico, quiero decir- que hacemos en nuestras jornadas laborales. Bajar sistemáticamente a la calle a tomar el café matutino -¿por qué no venimos bien desayunados, como hace el común de los mortales en los países más avanzados?, perdernos en los laberintos de las reuniones sin fin (no siempre con orden del día ni objetivos claros), y de las comidas de trabajo sin fin…Y qué decir de esas dos horas de pausa para comer al mediodía que parten el día en dos nuevos días…y luego, con esa pesada digestión, no hay quien se ponga a pensar. Luego, claro están, no queremos perdernos los programas de televisión de máxima audiencia, bien entrada la noche y, ¡ay!, al día siguiente no ha quien se levante de tanto cansancio. (No es broma, dormimos una hora menos que la media de los europeos)

Hay que acabar con la cultura del presentismo, del trabajar estúpidamente de sol a sol…Porque el ser humano alcanza su máximo de productividad con unas jornadas razonables y flexibles –también siendo feliz en el trabajo, con motivación y un buen salario…pero eso es harina de otro costal-. Los países nórdicos ‘trabajan mejor’ y no más, y por eso son los mejores en casi todos los ránkings: innovación, productividad, competitividad. Y encima ganan mucho más dinero que nosotros. Es hora de cambiar de mentalidad.

PD. Por cierto, conviene recordar que los países maduros, industrializados, como España, sólo pueden aspirar a tener salarios, sueldos, más altos, a través de ganancias de productividad. Es decir, formando mejor a sus trabajadores, introduciendo nuevas tecnologías…para que cada minuto del tiempo de trabajo sea, empresarialmente, más rentable.