Estilo de vida

No es broma, las empresas españolas vuelven a motivar a sus empleados

Acostumbrados como estamos en este país a leer, ver y escuchar malas noticias, no está de más que de vez en cuando aparezca alguna que nos recuerde aquellos, ya tan lejanos, tiempos de bonanza. Los años en los que las empresas ganaban tanto dinero que hasta se preocupaban de que sus plantillas estuvieran contentas en sus puestos de trabajo. Eran los tiempos en los que todos se vanagloriaban de los fantásticos beneficios sociales que ofrecía la empresa. Pero la crisis convirtió la tendencia de motivar en una triste estrategia de marketing, que ocultaba un vacío cósmico.

Y es que en cuanto las compañías vieron reducirse algo sus números eliminaron sin piedad la buena costumbre de motivar al empleado. Pero aunque parezca sorprendente, los beneficios sociales están de vuelta. Así lo afirma al menos un informe de Sodexo que asegura que las empresas españolas invirtieron en 2010  2.381 millones de euros en la entrega de beneficios sociales y en retribución flexible a sus plantillas. Por si fuera poco, la previsión para 2011, a la vista del estudio, se sitúa en torno a 2.668 millones de euros, lo que supone un crecimiento del sector de la motivación de casi el 11 %.

Estos números demuestran claramente que el empresariado español se preocupa por evitar la fuga de talento, que amenaza con dejarle en mala posición cuando llegue la recuperación económica tan largamente prometida por los políticos. Pero, cuidado, el regreso de la motivación no está del todo conseguido. De hecho, en esto, como en otras cosas, también existen dos Españas. La de las empresas de más de 100 empleados y las multinacionales donde sí que se apuesta por retener al trabajador, y la de las pymes más pequeñas, a las que las palabras beneficios sociales  y retribución flexible les suenan a chino mandarín.

De hecho, el estudio destaca el desconocimiento aún existente sobre la motivación y sobre cómo poner en marcha acciones de este tipo en la pequeña y mediana empresa. Así, el 72% de las empresas de menos de 100 trabajadores asegura no realizar acciones específicas, tales como la entrega de beneficios sociales al empleado o facilitarles instrumentos de optimización salarial para incentivar a su plantilla. En el otro extremo se encuentran las empresas de más de 100 empleados en el que los beneficios sociales y la retribución flexible aparecen en el 60% de los casos.

Como se puede ver, aún queda camino por recorrer para volver a poner de moda la motivación laboral. Lo bueno, es que ya se ha empezado a andar. De todas formas, el que quiera saber cómo implementar la motivación entre sus trabajadores no tiene más que recordar la serie de televisión The Office producida por la BBC. A ella pertenecen las imágenes que ilustran esta pieza. Y, como se puede ver en las instantáneas, ellos sí que sabían cómo estar motivados en la oficina. Por cierto, el de la perilla es el jefe.

 

 

ANEXO (PARA LOS QUE QUIERAN SABER MÁS)

Radiografía de los beneficios sociales
Formación (76%), seguida de seguros de salud (47%), cheques de comida (41%), seguro de accidentes (40%), renting de vehículos (32%), seguros de vida (25%), plan de pensiones (15%) y cheques guardería (14%) son los principales beneficios sociales que disfrutan los empleados con cargo a sus empresas, es decir además de la nómina. El presupuesto medio anual de gasto en beneficios sociales es de 36.149 euros. Los cheques de comida por día laborable suelen variar entre los 7 y los 8,99 euros. El importe medio mensual de los cheques guardería como ayuda asciende a 170,9 €.

Radiografía de la retribución flexible
Los servicios más escogidos a la hora de confeccionar un plan de retribución flexible son los cheques de comida (44%), seguros de salud (44%), formación (42%), renting de vehículos (31%), cheques guardería (29%), seguro de accidente (26%), seguros de vida (19%), tecnología (18%) y planes de pensiones (13%).

La retribución flexible, si bien nació dirigida a las áreas directivas, hoy se ofrece mayoritariamente (69%) a todos los empleados en las empresas que se realiza.