Economía

¿Cómo sortear las trampas de las aerolíneas?

La proliferación de aerolíneas de bajo coste sirvió para rebajar el precio de los viajes y hacerlos accesibles a más gente. Con su llegada, aparecieron chollos que permitían volar de Madrid a Londres por poco más de 20 euros. Pero en el lowcost no todo es tan bonito. También ha traído consigo la proliferación de prácticas negativas, cuyo objetivo es lograr que el usuario pague más de lo que tenía pensado. Una de las más habituales es la de inflar el precio de la tarjeta de embarque a la hora de facturar en el aeropuerto, con comisiones y recargos ocultos (equipaje, tarjetas de crédito, no llevar la reserva impresa etc.) que han provocado muchos quebraderos de cabeza a los incautos viajeros. Son habituales las quejas en los aeropuertos de clientes a compañías como Ryanair al ver que los precios se han incrementado de forma exponencial por el simple hecho de facturar una maleta con unos gramos de más de lo permitido.

Para tratar de paliar estas prácticas o de, por lo menos, darlas a conocer, ha surgido un buscador llamado Trabber.com. Creado por un emprendedor español, Óscar Frías, la página anuncia que los resultados de las búsquedas ofrecen desde el primer momento el precio final, sin cargos de última hora ni sorpresas desagradables. La página rastrea un total de 86 webs de aerolíneas, agencias de alquiler de coches y centrales hoteleras con el objetivo de hallar la mejor oferta. Pero, a diferencia de otros portales, Trabber.com añade desde el primer momento el precio por maleta e incluso los recargos por tarjeta de crédito. De esta forma, el usuario evita perder el tiempo con ofertas supuestamente interesantes que pierden su atractivo en el momento de hacer el pago final.

Para dar mayor valor añadido, este buscador ha desarrollado un sistema propio de inteligencia artificial a través del cual mejora continuamente a partir del comportamiento de sus usuarios. Además, los clientes pueden crearse su propia carpeta de precios y ofertas e incluso compartir opiniones con otros usuarios. “Al contrario de los grandes monstruos de las reservas online, nosotros podemos incorporar cambios y mejoras casi en tiempo real a medida que se van produciendo”, añade Óscar Frías.

Una de esas mejoras son las ofertas vía Twitter. “El usuario nos puede enviar un tweet pidiendo ofertas para un vuelo concreto y nosotros le contestamos, de forma automatizada, con la mejor oferta a través del mismo canal de Twitter”, explica el fundador de este buscador inteligente, que presenta un diseño similar al de Google, sin grandes alardes estéticos, ya que, según su fundador, lo importante es la información.

En la actualidad, Trabber.com ya opera en España, Francia, Alemania, Gran Bretaña y Estados Unidos, tratando de evitar que sus tres millones de visitantes padezcan los abusos de las aerolíneas.