Empresas

Jorge Lorenzo: “Las empresas siempre quieren ir con el que gana”

Acelerar, frenar, derrapar, adelantar. Así es la vida de este mallorquín que, con tan solo tres años, se subió por primera vez a una moto y que, con 15 años, disputó su primera carrera del mundial de motociclismo. Una década después puede presumir de cuatro campeonatos del mundo (dos en la categoría de 250 c.c. y otros dos en Moto GP). Reconoce que el paso del tiempo no le ha hecho perder la motivación con la que empezó. Y, a diferencia de cuando corre, momento en el que saca toda la agresividad y competitividad que lleva dentro de sí, fuera de la pista se muestra reflexivo y con un nivel bajo de revoluciones.

–¿Cuánto y cómo ha cambiado Jorge Lorenzo en esta década en la alta competición?

–He cambiado mucho. Físicamente cada año he ido dando pasos hacia adelante, aunque sigo teniendo la misma altura. Pero quizás es como persona donde he dado un paso más grande. Creo que siempre he tenido un buen fondo pero sí es verdad que antes, o por la educación que recibí, o por mi timidez, no sabía cómo demostrar ese buen corazón a los demás. En estos años eso lo he aprendido a hacer poco a poco.

–¿Te consideras una persona afortunada por hacer lo que más te gusta?

–Muchísimo. Y cada día más. Yo hubiese firmado, con los ojos cerrados, conseguir una victoria en el mundial en 125 c.c.. He logrado 45 victorias en las tres cilindradas y cuatro títulos. Por tanto, he superado con creces las expectativas que me había marcado.

–¿Económicamente también te va bien o estás notando la crisis?

–Me va bien. La crisis la he notado, porque la hemos sentido todos los pilotos, pero mucho menos que la mayoría. Con lo cual me siento super afortunado cada día.

–¿Está bien pagada la profesión de piloto de motos?

–Para los que estamos luchando por el título en Moto GP, sí. No nos podemos quejar, ni mucho menos. Para los demás, en estos momentos de crisis, es muy complicado. Porque es más difícil encontrar esponsors, mucho más que antes. Ahora, las empresas se lo piensan dos y tres veces antes de dar el salto y apoyar a los equipos y a los pilotos. La mayoría de los pilotos de Moto 3 tienen que pagar para correr. Los de Moto 2, un poco menos, pero prácticamente la mayoría. Y en Moto GP la mitad de la parrilla tiene que pagar para correr. Eso, antes, no sucedía.

–¿Hay muchas diferencias económicas entre ser primero o segundo en el mundial?

–Las empresas siempre quieren ir con el líder, con el que gana. Terminar segundo es un gran prestigio. Tercero un poco menos. Y así de forma escalonada. Pero ha habido pilotos que ganando no eran los que más ingresos tenían. Eso depende también de tu imagen, de tu palmarés, del pasado…

–¿Es rentable para una marca invertir en Jorge Lorenzo?

–No tengos estudios que puedan demostrar a ciencia cierta que sea bueno o no invertir en mí. Eso deben saberlo mejor las empresas. Pero si a lo largo de la historia en motociclismo ha habido cientos y miles de empresas que han invertido en este deporte será porque es rentable.

2013/02/06 - mgp - Test - Sepang -

–Este año, muchos de tus esponsors son italianos. Esto, ¿a qué se debe?

–Tengo esponsor españoles, italianos, coreanos y norteamericanos. España e Italia son los dos países que más siguen Moto GP. Italia un poco más que España. Allí incluso está a la altura del fútbol.

–Y después de Italia y España, ¿donde tienes muchísimos más seguidores? ¿En Asia quizás?

–Moto GP está creciendo mucho en Asia. En Indonesia, en concreto, es increíble la popularidad que tiene. Cada vez que voy a un centro comercial me paran, me piden autógrafos, fotos… Todo el mundo me conoce. Y algo parecido sucede en Malasia y en Singapur.

–¿Qué piensa un chico joven como tú, con 25 años, cuando lees que la mitad de los jóvenes en España no tiene trabajo?

–Es algo desagradable. Yo mismo tengo amigos y familiares que no tienen trabajo, con muchas dificultades para llegar a fin de mes. Intento ayudarles si puedo hacerlo. Es una situación difícil y espero que se resuelva de la mejor manera posible y lo antes posible.

–¿Eres positivo por naturaleza?

–Soy realista e intento ser positivo. La falsa positividad también es mala.

–Campeón del mundo, este año serás todavía más objetivo de los flashes y de las cámaras. No en vano eres el enemigo a batir. ¿Supone eso una responsabilidad extra o una motivación añadida?

–Por suerte, es algo a lo que estoy acostumbrado. No me supone muchos problemas. Pero sí soy consciente de que soy un ejemplo para mucha gente, con lo cual la responsabilidad es muy grande. Tienes que intentar siempre dar el mejor ejemplo sobre todo para los niños y para los jóvenes. La presión y la responsabilidad por seguir en la cresta de la ola en mi deporte no me causa muchos problemas. Intento estar tranquilo y confiar en mí mismo. Y sé que si trabajo, que si trabajo bien, conseguiré estar delante. Igual no conseguiré ser campeón, pero me esforzaré al máximo para serlo y estaré luchando por ello.

–¿Y qué sientes cuando subes a lo más alto del podio y tienes el circuito a tus pies?

–Es alucinante ver a tanta gente con tu bandera y gritando tu nombre. En Jerez, por ejemplo, es algo que se podría equiparar a ser un cantante o un grupo de rock que llena un estadio, o ser un futbolista y meter un gol en la final de la champions o del mundial.

–¿Qué pensaste cuando Casey Stoner anunció que dejaba la competición con solo 27 años? ¿Te ves adoptando una postura similar o tienes cuerda para rato?

–Espero tener cuerda para mucho rato. De momento tengo energía para seguir entrenando muy fuerte y seguir pilotando. También tengo motivación y me gusta mucho ser piloto de motos. Pero entendí la decisión de Casey Stoner. Llevaba 12 años en el mundial, no le gustaba viajar ni el tema de eventos. A él lo que le gustaba era competir. Y al tener la familia y la niña quería llevar una vida más tranquila.

–Cuando te bajes de la moto y ‘aparques’ el casco, ¿abandonarás de forma definitiva este mundo o seguirás ligado a él?

–Posiblemente siga en este mundo, pero intento ir siempre día a día, semana a semana. No tengo mucho tiempo para planificar el futuro.

–Para concluir, una pregunta del mundial. ¿Quién será el enemigo a batir: Rossi, Pedrosa o Márquez?

–Los tres están muy fuertes. Intentarán ponérmelo muy difícil, y yo a ellos.