Mercados

Pesimismo en la empresa: no vamos a tocar fondo este año

Pesimismo. Ése es el balance no sólo de las previsiones económicas que presentó el Gobierno de Mariano Rajoy el viernes pasado, sino también el ambiente que se palpa entre los empresarios. Esta semana lo han dejado claro ante el propio Rajoy. En una encuesta realizada por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) minutos antes de que sus miembros mostraran su cara más disconforme con el jefe del Ejecutivo, los responsables de un centenar de empresas líderes realizaron un diagnóstico aún más negativo que doce meses antes: tres de cada cuatro empresarios creen que la crisis no tocará fondo en España este año, mientras que en 2012 eran dos de cada tres los empresarios que compartían esa opinión.

En materia laboral, el escenario no pinta mucho mejor entre los miembros de esta organización de la que forman parte compañías como Inditex, Ferrovial, Acciona, Puig, Planeta, Mercadona, Mango o Barceló y que representa de forma agregada el equivalente al 16% del PIB. En un contexto de 6,2 millones de parados, el 37% de los empresarios del IEF aún considera que tendrá que reducir la plantilla en España a lo largo de los próximos doce meses. En abril de 2012, la pregunta fue diferente porque se interpeló al empresariado en términos generales, no sólo si pensaba reducir personal en nuestro país, sino en la empresa en su conjunto teniendo en cuenta que la mayoría tienen parte importante del negocio fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, los porcentajes son significativos: sólo el 18% contaba entonces con tener que despedir en los doce meses siguientes, mientras que un 54% se mostraba convencido de que podría mantener a sus trabajadores. Este año, sólo un 35% es de esta opinión y apenas un 14% confía en incrementar la plantilla a un año vista.

Para el inversor tampoco llegan buenas noticias. Si en abril del año pasado uno de cada tres directivos mostraba su resignación ante el hecho de que no podrían repartir dividendos en ese ejercicio, ahora son casi la mitad (un 48%) los que ven imposible hacerlo.

IEF2Con estos elementos encima de la mesa, los empresarios -en la voz de su presidente, José Manuel Entrecanales- dejaron a un lado el bienquedismo de otras asambleas y la esperanza que, en la misma sala, mostraron un año antes con un Rajoy casi recién desembarcado en La Moncloa. Le recordaron al presidente del Gobierno que hay miedo a invertir en España y le hicieron peticiones muy directas: ir más allá en las reformas (entre ellas, en la laboral para la que plantearon una simplificación de los tipos de contratos), reclamar a Alemania menos austeridad y más estímulos (y que esos estímulos se traduzcan en más inversión en infraestructuras) y, sobre todo, menos impuestos (le reprocharon que la empresa ha tenido que asumir 13 de las 27 medidas fiscales aprobadas hasta el momento).

Como nota positiva, Entrecanales avanzó a Rajoy uno de los pocos datos positivos de la encuesta: el 64% de los empresarios prevé aumentar su inversión en España este año. El presidente recogió el guante y les pidió que sigan así y que hablen bien del país: “Si quieren hablen mal del Gobierno, pero hablen bien de España”.