Economía

El 'boom' de las 'startup'

Oferta: vuelo a Londres por solo 29 euros. ¡Un chollo! Pero, a la hora de pagar, la factura engorda de manera desproporcionada. Que si un recargo por la maleta, que si otro por haber pagado con tal o cual tarjeta, que si las tasas aeroportuarias… “Muchas páginas enmascaran todos estos recargos. Nosotros le ofrecemos al usuario los precios finales”, resalta Oscar Frías, cofundador de Trabber, una startup, es decir, una empresa de reciente creación ligada a la innovación, que compara los resultados de las principales webs de reserva de viajes. Presente en 12 países, y con 4 millones de visitas al año, generaron la cantidad de 18 millones de euros en ventas a las agencias de viajes, aerolíneas tradicionales y low cost en 2012. Cantidad que se tradujo para ellos en una facturación de 360.000 euros.Trabber

“Afortunadamente, cada vez hay más emprendedores tecnológicos. En este campo estamos viviendo un momento, si no dulce, si esperanzador”, destaca Alfredo Bermúdez, responsable del Área de Desarrollo de Negocio de RedEmprendia. “En los últimos cuatro o cinco años está habiendo un boom. Vivimos un momento de expansión”, subraya María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, una red social de networking.

Varios son los factores que están detrás de este desembarco. “En general, cada vez hay más iniciativa pública y privada de apoyo al emprendedor”, indica el responsable de RedEmprendia. Apoyo público como Barcelona Activa o Madrid Emprende. O privado, con más de 30 aceleradoras de startup, cifra que triplica a la de un país con etiqueta emprendedora como es Israel.

Una de ellas es Wayra, perteneciente a Telefónica, cuyo fin es impulsar el crecimiento y consolidar este tipo de negocios. “Es una plataforma para ganar visibilidad, sobre todo ante la comunidad de inversores”, resalta Sven Huber, cofundador junto a Toni Montserrat de Boolino, una de las empresas ganadoras de la segunda edición de la Wayra Week Barcelona. Fundada a finales de 2011, se trata de una iniciativa que fomenta la lectura de los más jóvenes que ya cuenta con alrededor de 50.000 visitas únicas al mes y una base de datos de más de 50.000 libros infantiles.boolino---fundadores-Toni-Montserrat-y-Sven-Huber

Junto a Telefónica, otras compañías como Repsol, Santander o Fundación Entrecanales están fomentando este tipo de negocios. “Las grandes compañías ayudan pero no son suficientes para todas las iniciativas que hay”, destaca la CEO de Womenalia. Su fin es fomentar e impulsar la presencia de mujeres en puestos directivos en la creación de empresas o en la generación de autoempleo. Y lo hacen a traves de eventos como Womenalia StartUp Day. En su última edición, la empresa ganadora fue Fidiliti. Creada en 2012, se trata de una herramienta que unifica todas las tarjetas de fidelización de las marcas en el móvil, recibiendo el usuario en este dispositivo todas las ofertas disponibles de dichas marcas. “El producto ayuda a las empresas con soluciones tecnológicas e innovadoras en la captación, retención y fidelización de clientes, a la par que reducimos el uso de plásticos al eliminar la tarjeta física”, señala Lorena Senador-Gómez, cofundadora junto a José Luis García Martínez.

¿Y cuáles son las piedras que se suelen encontrar las startups en el camino? Sobre todo una: la financiación. “Es necesaria para poder crecer rápidamente y llegar más lejos”, proclaman desde Fidiliti. “Conseguirla nos consume mucho tiempo”, precisan desde Boolino. “Nos hemos tenido que ir fuera de España a conseguir una ronda de financiación”, admite Miguel Ortega, de Blink, una aplicación de reservas de último minuto en hoteles premium de toda Europa fundada en 2011. Con una plantilla de 32 personas, están presentes en ocho países, cuentan con más de 2.000 hoteles en el sistema (de 150 ciudades), y ya han superado el medio millón de descargas. Una alternativa, la exterior, nada desdeñable cuando el pozo de la banca está seco.Fidiliti

Pero conseguir el cash necesario no es el único bache en el camino. La tremenda burocracia sigue tan latente como en tiempos de Larra y su Vuelva usted mañana. “Tuvimos que hacer más de diez visitas a seis sitios diferentes con el tema del papeleo”, admiten desde Trabber. O la parte de marketing. Porque, en demasiadas ocasiones, les cuesta poner en valor su producto y venderlo. “Brainsis lo fundamos tres personas con perfil técnico que no estábamos ni formados ni preparados en el aspecto comercial. Al principio creíamos que no era importante, pero luego vimos la necesidad de contar con una parte comercial y de marketing”, recuerda José Carlos Cortizo, uno de sus fundadores. Dedicada a la recomendación de productos y la recuperación de carritos abandonados en las tiendas online, gracias a su tecnología sus clientes han aumentado sus ventas en tres millones de euros. Y ellos han facturado 100.000 euros.

Un claro ejemplo de cómo hacer llegar su producto al gran público final sin contar con grandes recursos es Blink. “Apostamos muy fuerte por acciones atrevidas y muy visuales”, relata Miguel Ortega. Desde un concurso de vídeos caseros hasta marketing de guerrilla. Porque todo vale con tal de sobrevivir.