Empresas General

We are knitters: la hora de tejer 2.0

Julia Roberts, Sarah Jessica Parker y Cameron Díaz son knitters. En España, Eugenia Silva, Nuria Roca, Goya Toledo o Álvaro Bultó. ¿Knitters? En castellano, algo así como tejedores. “Íbamos en el metro de Nueva York y vimos a una chica joven tejiendo con una lana gordísima de color rosa casi fluorescente. Y se nos ocurrió lanzar una marca de tejer pero cool, con una imagen muy moderna, para animar así a los más jóvenes”, señala María José Marín. Ella, junto a Alberto Bravo, abandonaron su trabajo en la consultra PwC y crearon We Are Knitters (www.weareknitters.com) que comercializa kits para que cada uno elabore sus propias prendas de ropa. “Tanto en nuestro entorno, como en PwC, fue un shock. Nadie entendía que en 2011, en plena crisis, dejáramos nuestro empleo para vender ovillos”, recuerda María José. Dos años después tienen unos 5.000 knitters de toda Europa y Estados Unidos, y pedidos de unos 20 países. Disponible en cuatro idiomas (español, inglés, francés y alemán), el mercado nacional acapara la mayoría de las ventas (60%), seguido de Alemania (30%). En 2012 facturaron más de 100.000 euros, y este año esperan “multiplicar por seis o por siete las ventas”.

Knitters1

Estudiante de ADE en Icade ella, y de Económicas en la Autónoma de Madrid él, tanto María José Marín como Alberto Bravo reconocen que encontrar los proveedores de lana fue la principal piedra en el camino: “Ahora tenemos varios, pero fue muy díficil importar y negociar los precios y las cantidades”. Su primera web la realizaron ellos mismos con wix.com!, y la financiación les pareció “un proceso largo del que aprendimos muchísimo”. Un camino en el que consiguieron un premio de ICADE de 14.000 euros, un préstamo de ENISA de 45.000 euros, y una ronda de financiación por valor de 150.000 euros. Entre los nuevos accionistas se encuentran Cabiedes & Partners y los business angels François Derbaix y Yago Arbeloa.

“WAK es más que vender ovillos de lana y kits para tejer. A los knitters les encanta compartir fotos y trucos por lo que estamos creando una comunidad online muy fuerte”, indica esta emprendedora. Ahora tienen vídeos y, en breve, lanzarán un foro. “Lo increíble es la alta tasa de repetición que tenemos, un 58%. A la gente le encanta y es un poco vicio”, apunta su compañero.

Por eso, y entre sus proyectos de futuro, tienen previsto abrir nuevas líneas de ‘hágalo usted mismo’, lanzarse a otros mercados y crear una auténtica red de knitters en internet. “No tenemos previsto abrir una tienda física, preferimos crecer online porque es donde está la escalabilidad”, apunta María José Marín. El precio de los packs oscila entre los 47 y los 150 euros, están disponibles en 16 colores, y la forma de pago es a través de paypal. ¿Se atreve a realizar una bufanda o unos guantes?