Economía General

La creatividad, según Jandro

Las ideas mueven el mundo. Hacen que la vida sea más interesante. De hecho, una buena idea te cambia el estado de ánimo. ¡Qué emocionante es hacer cosas nuevas! Pero… ¿cómo se consigue?

Para entender la creatividad hay que saber cómo funciona el cerebro. De momento no me han dejado abrir ninguno, así que solo puedo afirmar que tiene dos 2 hemisferios, igual que el culo. Y así nos va. Por eso hay que aprender a gestionarlo: para no cagarla.

Estoy convencido de que el cerebro no piensa, pero lo parece. Decir que lo hace es quitarnos la responsabilidad de encima y, además, es de de cobardes. Algo tendremos que hacer nosotros, algo tendremos que currar…

Pero bueno… Vamos al lío… Básicamente el cerebro hace dos cosas: almacena y asocia. Tenemos el mejor disco duro que existe y con capacidad ilimitada. Todo lo que nos pasa se almacena ahí.

Con esos datos almacenados hacemos asociaciones entre ellos para crear cosas nuevas. La asociación se puede hacer de muchísimas formas: directa -tipo cojo dos cosas y las mezclo- o más compleja: deformándolas, exagerándolas, troceándolas, fusionándolas…

Ojo, esa asociación se hace con los datos que tenemos almacenados en nuestro disco. Puedes tener un excelente procesador pero si no tienes información que manejar, no te sirve de nada. Recuerda que el cerebro no crea cosas. El avión no fue un invento, fue una asociación de ideas.

“Sin pájaros no habría aviones”. ¿Con qué debemos llenar ese disco duro ilimitado? Con todo lo que puedas… Lo que te guste y lo que no… hay que leer, hay que salir, cuestionarse las cosas, viajar, comprender otras culturas, tocar, sentir, abrazar… somos esponjas, funcionamos por ósmosis. Hay que sorprenderse, recibir estímulos, experimentar emociones nuevas y revivir las conocidas. Y sobre todo, hay que aprender a escuchar y observar porque, cuanto más grande sea tu base, más alta será tu pirámide

Lo bueno de las ideas es que todos somos capaces de tenerlas. No es algo reservado solo para los elegidos. Menos mal. Para generar una idea no necesitas tener talento, entre otras cosas porque el talento no existe, solo te necesitas a ti. Y como eso ya lo tienes, pues no hay excusas.
¿Sabéis por qué nunca encontramos el punto G? Porque no sabemos lo que buscamos. Pues con las ideas es lo mismo. Para tenerlas tienes que saber lo que buscas, porque igual estás cerca y ni lo sabes. Párate a pensar qué es una idea y así cogerás la senda correcta.

Para mí una idea es una solución. Así de simple. Es algo que podría mejorar o cambiar un posible problema. Sin ellos no hay ideas. Si te das cuenta, las ideas surgen para mejorar o solucionar un conflicto, una molestia o un inconveniente. Con lo cual, lo que tienes que hacer es preguntarte constantemente ¿cómo puedo mejorar esto?

El cerebro es un músculo más y como tal hay que ejercitarlo. Si no lo usas se atrofia, igual que el pene. Por eso hay que desengrasar de vez en cuando. Cuando cojas la mecánica y el músculo esté en forma, generarás muchas ideas. ¡Que las disfrutes!