Empresas General

Gigantes de bolsillo (I)

Algunas tienen cientos de años. Otras, como quien dice, son todavía adolescentes en su breve pero dilatada historia. Empresas que nacieron siendo pequeños proyectos, que han ido creciendo con los años, y que nunca han perdido las ganas de comerse el mundo. ¡Y lo están consiguiendo! En este post te contamos los casos de tres multinacionales de bolsillo (Cosentino, Zed y Azkoyen)  que han logrado traspasar fronteras. Y es que no hace falta estar en el IBEX 35 para convertirse en ejemplo de gestión empresarial.

Cosentino
cosentino-dentroUn día, Francisco Martínez-Cosentino, el rey de las encimeras a nivel mundial, estaba pasando un control de seguridad policial en el aeropuerto de Filadelfia cuando un policía le preguntó a qué iba allí. “Le dije que por negocios relacionados con encimeras de cocina que se venden en algunas tiendas, como Home Depot”, explica. Al momento el agente le dijo: ¿no será usted de Silestone? “Me pareció maravilloso que en un país tan inmenso como Estados Unidos, de una forma espontánea, un policía conociera mi marca”, explica todavía emocionado el presidente del Grupo Cosentino. Y tiene motivos para estarlo. Esta firma almeriense se pasea por el territorio del Tío Sam como Pedro por su casa. Tanto es así, que el 55% de las ventas totales de la empresa (428 millones de euros en 2012) vienen de aquel país. Toda una proeza para esta empresa de Almería, que centra toda su estrategia de internacionalización en apostar por la innovación constante, el marketing y la diferenciación. “Hemos roto muchos moldes en nuestro sector y tal vez por eso hemos asegurado el porvenir de nuestros clientes y socios, tales como los marmolistas, en todo el mundo”, añade Martínez-Cosentino. (Web del grupo)

¿Errores? “También ha habido. A principios de la década pasada, quisimos replicar la estrategia de talleres o fábricas de encimeras en ciudades de Latinoamérica, a imagen y semejanza de lo que habíamos hecho en Estados Unidos [la firma posee 14 centros de transformación]. No resultó. Fue un completo fracaso. Tuvimos que cerrarlo y cambiar de estrategia”, explica el presidente. Pero esta empresa es de las que sabe aprender de los errores. Quizá por ello puede presumir de que el 90% de las ventas se generan fuera de España. “Ahora apostamos por ganar presencia en Japón y también creemos que en algunos países de África hay buenas oportunidades a medio plazo. Aunque no olvidamos que tenemos que crecer y aprovechar las oportunidades de negocio en zonas donde ya estamos ampliamente presentes, como Estados Unidos, Latinoamérica o Europa”, asegura este empresario que no estará tranquilo hasta lograr que todas las cocinas del mundo se vistan con sus encimeras ‘Silestone’, ‘Dekton’, ‘Eco by Cosentino’, ‘Sensa by Cosentino’, ‘Prexury by Cosentino’ o ‘Scalea by Cosentino’.

ZED
Javier-Pérez-Dolsetweb-dentroHace cuatro años, los hermanos Javier e Ignacio Pérez Dolset se convirtieron en los responsables de la película más cara de la historia del cine español. Además la estrenaron en 4.000 salas de Estados Unidos y lograron rentabilizarla al convertir el film en una franquicia capaz de vender todo tipo de contenidos digitales y ‘merchandising’, logrando incluso que los protagonistas de la cinta se incluyeran en los menús infantiles de Burger King. Nos referimos a ‘Planet 51’. Y lo más curioso es que la hazaña de producir la película más internacional de nuestro cine fue obra de dos novatos responsables, también, de crear un imperio tecnológico que, bajo el nombre de Grupo Zed, engloba a la firma líder mundial en servicios, tecnología y contenidos para móviles. Su presencia abarca 80 países y, según la empresa, cada trimestre más de 414 millones de personas en el mundo utilizan alguno de sus productos. “La dimensión internacional y global es una de las claves del mundo de Internet. Los servicios no pueden ser locales, porque son globales por definición, al igual que las tendencias. Sobre este ADN y máximas nació Zed, y empezamos nuestra aventura exterior en 2000. Desde entonces, hemos entrado en una media de seis mercados nuevos cada año”, asegura Javier Pérez Dolset.

Buena muestra de esta vocación internacional fue el videojuego ‘Commandos’, el primer gran éxito de estos dos hermanos que sí que han sufrido de primera mano los problemas de imagen de la marca España. “En los últimos dos años nos han puesto bastantes veces mala cara por decir que somos españoles. De hecho, lo normal era preguntarnos si nuestro país iba a quebrar”, añade el fundador y CEO de Zed. A pesar de ello, y de que España nunca ha sido nadie en el campo tecnológico, estos dos pioneros nunca han rechazado la oportunidad de conquistar nuevos mercados. De algunos de ellos, como Rusia, no hacen más que llegar buenas noticias. De otros, como Filipinas… “De los 80 países donde estamos, Filipinas es el peor por la corrupción. Nos ha costado mucho dinero”, explica un Javier Pérez Dolset que aprende de sus errores y ahora amenaza con llevar el imperio Zed a Oriente Medio y a siete países de África. (Web del grupo)

Azkoyen
web-dentro“En una reciente presentación corporativa del Grupo Azkoyen, relacionada con máquinas de ‘vending’ en el exterior, hicimos un paréntesis para tomar un refresco, y pese a no haber vendido nunca directamente en ese país, nos encontramos que la máquina dispensadora era nuestra. Un modelo probablemente vendido por un distribuidor de un país vecino y fabricado hace 12 años. Una fehaciente y magnífica prueba de la fiabilidad de nuestras máquinas”, asegura orgulloso Eduardo Unzu, director general del fabricante navarro de soluciones tecnológicas, aunque popularmente conocido por sus máquinas de ‘vending’. (Web del grupo)

A día de hoy, y a base de innovación, área que engloba al 15% de la plantilla, esta firma fundada en 1945 se ha convertido en global con presencia en 67 países. “El 80% de las ventas vienen del exterior”, señala Unzu. A pesar del porcentaje, en Azkoyen no cejan en su empeño por ser cada día más internacionales. Buena prueba de ello son los planes de futuro de la empresa. “Nuestro interés de expansión de la rama ‘vending’ y medios de pago pasa por Europa del Norte y Sudamérica. En seguridad, la mirada está puesta en el Sudeste Asiático, aunque también en los Balcanes y Sudáfrica. También nos quedan otros países por abarcar como Estados Unidos, donde apostamos por aumentar la penetración, especialmente en sistemas de pago”, dice Unzu. La verdad es que visto el éxito internacional de Azkoyen desde que salió al exterior en los años 90, parece lógico que pronto en casi cualquier parte del planeta cualquiera pueda encontrarse con alguno de sus productos a la hora de sacar un refresco de una máquina expendedora.