Economía General

Bitcoin: La “cosa” que los Estados no saben cómo llamar pero sí quieren gravar

Por mucho que los creadores del famoso Bitcoin se empeñen en decir que es una moneda virtual y que, se podría considerar como una divisa, parece que los Estados no llevan el mismo camino. Poco a poco los Estados van clarificando el tratamiento que le van a dar, y parece que se decantan por tratarlo como si fuera un activo más de inversión que un ciudadano puede adquirir en el mercado.

Número de transacciones de BitcoinEs lo que han dicho, por ejemplo, las autoridades de Estados Unidos. Allí, el equivalente a la Agencia Tributaria, ha publicado un documento en el que asegura que va a considerar al Bitcoin –junto al resto de monedas virtuales- como una propiedad intangible, es decir, que no lo considera una divisa  y tendrá que pagar impuestos.

En concreto se va a tratar como si fuera un activo financiero que nos puede reportar beneficios, por lo que se van a tener que tributar en el apartado de ganancias de capital, por lo que estará sujeto a unos tipos bastante más bajos que si fueran ingresos por la vía salarial. Pero no solo tendrá esa ventaja, es que en caso de que el Bitcoin provocara pérdidas a sus propietarios, también podrían desgravárselo –como ocurre con cualquier otro activo similar-.

Un encaje muy torpe” nos dice Félix Moreno, uno de los mayores especialistas en Bitcoin de nuestro país, “porque va a dar muchos problemas”. Aún así, explica, “es mucho mejor esto que no tener ninguna otra regulación”.

Japón también va a seguir el mismo camino. Hace tan solo unos días dijo que los beneficios derivados del uso del Bitcoin se puede gravar fiscalmente. Allí las autoridades van un paso más allá, y aseguran que no se puede hablar de moneda y, más bien, habría que tratarlo como una “cosa” que no puede ser aceptada por la banca tradicional.

De momento no han anunciado qué medidas van a aplicar las autoridades niponas, pero sí parece que las autoridades tributarias creen que el Bitcoin debe pagar el equivalente al IVA cuando se emplee esta fórmula de pago, las sociedades impuestos de sociedades y los particulares las tasas derivadas por las ganancias de inversiones en esta herramienta.

Es más, el Ejecutivo de Taro Aso, cree que es necesario que se empiecen a abordar normas internacionales que sirvan para regularlo y, así, evitar casos como el cierre de una de las principales casas de Bitcoin, MtGox, donde miles de personas perdieron el dinero invertido en esta moneda virtual. Algo que para Moreno “será complicado de ver”, aunque no descarta ver de aquí a dos años una regulación a nivel europeo sobre este asunto.

De hecho, para este experto en Bitcoins, las mejores regulaciones ahora mismo están en Inglaterra y Alemania. En el primero, la autoridad fiscal se está plantenado eliminar el IVA en las transacciones que se hagan con este tipo de moneda, mientras que en Alemania se considera “una moneda privada que tiene un tratamiento fiscal mucho más favorable”.

Distintas formas de afrontar un asunto que trasciende a los Gobiernos “que están reaccionando mejor de lo que me esperaba”, confiesa Mapa legislativo del BitcoinMoreno. De hecho, en el mapa adjunto, se puede ver que salvando alguna excepción, en la mayor parte de los países no se han puesto limitaciones al empleo del Bitcoin “una moneda más grande que la de muchos países”, añade.

¿Y qué ocurriría en España? Pues desde la Asociación Española de Asesores Fiscales, Tomás Marcos, nos explica que aquí quien tenga este tipo de monedas pagará “sí o sí”. “Todas las ganancias tributan, bien por transmisiones patrimoniales si hay una transacción de divisa corporal o incorporal o por rendimientos capital”.

Lo mismo ocurrirá en cuanto a los intereses que puedan derivarse de la propiedad del Bitcoin. Si los hubiera, explica a Capital, también tendemos que pagar “como incremento del patrimonio”, que es -digamos- “el elemento escoba de nuestro IRPF”. Eso sí, de momento reconoce que no conoce los planes que tendrá la Agencia Tributaria y que habrá que esperar a que haya una instrucción más precisa.