Economía General

¿En qué piensan los españoles cuando ahorran?

Ahorrar: guardar dinero como previsión para necesidades futuras. Ya sea en un cerdito, en una hucha, en el banco… Pero, ¿para qué ahorramos? Para contestar a esta pregunta, Bankinter ha presentado un estudio en el que los ‘conejillos de indias’ son los más de 47.000 clientes de COINC, su portal online en el que los usuarios depositan su dinero indicando cuáles son las metas que quieren conseguir. Y la primera conclusión, es que la mayoría de ellos (un 60%) lo hacen por el simple hecho de ahorrar. “Desde la primavera pasada, está bajando, mes a mes, el porcentaje de metas que se abren asociadas al ahorro. Esto se interpreta como un menor temor de los ahorradores a la situación económica española y una mayor confianza en el futuro”, subraya Jacobo Díaz, subdirector general de Bankinter. A continuación, la vivienda (9,5%), los viajes (7,9%) y el coche (5,7%). Y, en menor medida, todo lo relacionado con la llegada de un bebé, las compras de material electrónico, regalos, boda y moda.

COINcOK

Otra curiosidad es que los montantes que depositan varían dependiendo del tipo de meta. Así, en el caso de la vivienda, y por término medio, es de 33.738 euros; el ‘colchón’ que se quiere ahorrar como ahorro puro, valga la redundancia, ronda los 30.000 euros; cuando queremos adquirir un vehículo a motor, son 23.129 euros; y presupuestamos casi 18.000 euros en caso de boda.

Por lo que respecta a los sexos, el hombre suele tener un mayor rol para ahorrar y el de reservar dinero para vehículos de motor, mientras que las mujeres despuntan claramente en los apartados de moda, bebé, boda y regalos. “Respecto a formación, electrónica y vivienda los porcentajes suelen ser parejos”, indica Nicolás Moya, director de Innovación del banco y responsable de COINC.

Respecto a las edades, el perfil del ahorrador online es mayoritariamente joven o de mediana edad. Así, dos de cada tres usuarios de COINC tiene menos de 45 años, siendo el grupo mayoritario el de 35 a 44 años (un 34,5% del total). “Son la generación que se incorporó al mercado laboral en pleno auge económico y a la que le dio tiempo de progresar antes de la crisis”, concreta Jacobo Díaz. El escaso poder de ahorro de los menores de 25 años queda reflejado en que apenas supones el 3,2% de los clientes. Igualmente, son el grupo con menor dinero ahorrado, siendo el más acaudalado el colectivo de los mayores de 65 años.