Economía General

A los españoles nos gusta el hurto

Hurto, según la RAE, es un delito consistente en tomar con ánimo de lucro cosas muebles ajenas contra la voluntad de su dueño, sin que concurran las circunstancias que caracterizan el delito de robo. ¿Y qué es robar? Siguiendo a la academia, quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno. Pues bien, según el Barómetro Mundial del Hurto 2012-2013, elaborado por Euromonitor International en colaboración con Checkpoint, España está a la cabeza en el índice de sustracciones en Europa, junto a Francia y Holanda. Traducido a euros, el hurto equivale en España al 1,4% de las ventas, lo que se traduce en 2.617 millones de euros. Alimentos, bebidas y artículos de cuidado personal son algunos de los productos más sensibles a esta problemática, así como otros de pequeño tamaño fáciles de sustraer. “El doble reto del sector pasa por optimizar la protección de forma innovadora y mejorar la experiencia de compra de los consumidores”, según Mariano Tudela, vicepresidente de Ventas de Checkpoint Systems para el sur de Europa y Francia.

A nivel mundial, y según dicho estudio, las cifras relacionadas con pérdidas desconocidas en el mundo del retail superan los 100.000 millones de euros (1,4% de media de las ventas). El índice más bajo en dichas pérdidas fue en Japón (1% de las ventas), seguido por Hong Kong, Australia, y Alemania (1,1% ). En Estados Unidos se llegó a un 1,5% , y el top se encontró en Brasil y México (1,6%).

¿Cuáles fueron los productos preferidos por los hurtadores? Licores y cigarrillos, formula de bebé, ropa y calzado, complementos de ropa, bolsas, móviles inteligentes y tablets, artículos de belleza, y otros artículos del hogar.

Según Miguel Caló, director general de Checkpoint Systems para Latinoamérica, “existen algunas soluciones que pueden ayudar en el control y prevención del acto delictivo. Estas soluciones pueden ser, por ejemplo, aplicaciones de software que controla el rendimiento de las antenas de seguridad en varias tiendas en tiempo real vía remota. La otra solución para prevenir antes del acto delictivo es el detector de bolsas forradas de aluminio. Este método puede ser o no visible para el consumidor final. De esta manera se puede identificar a las personas que ingresan a la tienda con el propósito de hurtar”.