Economía General

Alemanes e italianos, los peores conductores de Europa

Un estudio realizado por el fabricante Ford con el objetivo de desvelar las mejores formas de ahorrar combustible ha desvelado otras interesantes conclusiones. La más curiosa es la que habla de los malos hábitos de los conductores europeos. A este respecto, los alemanes se llevan el premio a los peores del continente. El motivo no es otro que el reconocimiento del 89% de los teutones a ser proclives a conducir con el pedal de acelerador a fondo superando los límites de velocidad de forma habitual. Un 57% de los mismos también reconocen que circulan de forma agresiva. Por contra, los italianos se han demostrado como los más dados a derrochar combustible. Así, un 23% asegura que han convertido su maletero en un trastero móvil al llevar bultos innecesarios con regularidad. El 43% de los mismos, reconoce además que dejan siempre el portamaletas puesto, aunque no lo vayan a utilizar. Por si fuera poco, el 49% de los transalpinos no tiene en cuenta el factor de ahorro de combustible a la hora de elegir la ruta.

dentro-1En cuanto a los españoles, y quizá por nuestro clima, el 19% afirma conducir siempre con el aire acondicionado encendido. El gran problema de los franceses es que son los que menos revisan la presión de los neumáticos (solo el 18%). Para terminar, los ingleses jamás comparan los precios de distintas estaciones de servicio.

Estas malas prácticas provocan que los conductores de los países más importantes de la UE gasten de más e inviertan una media de 1000 euros de más al año en cargar el coche de gasolina. La forma de evitarlo es seguir cuatro consejos básicos que ayudarían a ahorrar el 33% de combustible. El primero es quitar el portaequipajes (20%); segundo: comparar precios en distintas gasolineras (7%); tercero: revisar y optimizar la presión de los neumáticos todos los meses (4%), y eliminar el exceso de carga interior en el vehículo (2%).

dentro-2Con estas sencillas prácticas, la economía familiar conseguiría una interesante paga extra. Algo que no se logra si se tiene en cuenta las conclusiones del informe, que aseguran que los conductores europeos no revisan las ruedas de forma regular en un 76% de los casos, un 38% tampoco prescinde jamás del portaequipajes, el 18% no compara precios y el 17% es aficionado al maletero, alias trastero.

Para terminar, existen otros hábitos entre los conductores que tampoco ayudan en la economía familiar. El más importante son los gastos extra que se cometen a la hora de llenar el depósito. Así, lo atestiguan un 45% de los encuestados que añaden al coste del combustible la compra impulsiva de otro tipo de artículos en las estaciones de servicio. Los alemanes son los más gastadores (63%), mientras que los italianos son los que más café compran (28%) y las inglesas, las que más llenan sus bolsos con dulces (19%).