General Mercados

La locomotora alemana vuelve a pitar con fuerza

El crecimiento del PIB alemán se acelerará hasta el 1,8% en 2014 impulsado por el consumo, la inversión privada, y el incremento en las exportaciones. Tras un 2013 que ha supuesto para la locomotora alemana uno de los peores ejercicios de la crisis en términos de crecimiento, su PIB se verá impulsado por el repunte del consumo privado, la vuelta de la inversión y la recuperación de la economía de la zona euro, lo que provocará un sólido incremento de las exportaciones alemanas tras dos años de contracción. En 2015, el crecimiento del PIB alemán se acelerará aún más, hasta el 2%, siempre que el repunte de la zona euro aumente su ritmo y la economía mundial siga creciendo el próximo año, según Crédito y Caución.
Las exportaciones seguirán siendo el motor del crecimiento alemán, creciendo un 6% interanual en 2014, y un 5% en 2015. Las exportaciones a países no pertenecientes a la Unión Europea han superado el dinamismo de las exportaciones a los restantes miembros de la Unión en los últimos años. Mientras que en el año 2000 las exportaciones a los socios en Europa representaban el 65% del total, en 2013 esta proporción se redujo al 57%.
En 2012 y 2013, el crecimiento del consumo de las familias fue bastante moderado. Sin embargo, se espera que crezca un 1,3% en 2014, y un 1,6% en 2015. La confianza del consumidor se recuperó en el transcurso de 2013 gracias a la estabilidad en la zona euro, el crecimiento de los salarios por encima de la inflación y el bajo desempleo. En 2014, se espera un incremento superior al 3% en la producción industrial, seguido de un crecimiento similar en 2015. También se espera una recuperación de las inversiones en maquinaria y equipos: un 5% en 2014, seguido de un aumento del 6% en 2015.
Crédito y Caución también prevé que en 2014 se estabilicen las insolvencias de empresas, después de tres años de disminución. Desde 2010, el rendimiento económico relativamente sólido de Alemania ha contribuido a un descenso en el número de quiebras de empresas. En 2011 y 2012, las insolvencias se redujeron en un 6% anual, seguido de un descenso del 8% en 2013, hasta situarse por debajo incluso de los valores de 2007.
Desde finales de 2012, la Frecuencia Prevista de Impagos de Alemania ha mejorado y el nivel de enero de 2014 es la cifra mensual más baja desde el otoño de 2008, cuando tuvo su inicio la crisis global del crédito.

Nuremberg_SaussagesOK

Por sectores, alrededor del 75% de los coches producidos en Alemania tienen como destino la exportación, el 45% de ellos a Europa Occidental. El repunte en el mercado nacional desde el final de 2013 y la recuperación de la zona euro es una buena noticia. Mientras que el sector de maquinaria e ingeniería mecánica registra ya unos resultados de exportación excelentes que, en 2014, se verán reforzados por el aumento de las inversiones.
El rendimiento de la construcción y materiales de construcción ha mejorado y las perspectivas para 2014 son positivas. Crédito y Caución prevé que el número de quiebras de empresas en el sector disminuya aún más en 2014. Sin embargo, el negativo comportamiento de los compradores públicos sigue siendo un problema, ya que pone en riesgo la liquidez de los proveedores. El sector de bienes de consumo alemán sigue siendo bastante resistente. Su comportamiento en pagos es positivo y estable.