Economía General

Ante la crisis, sin postre ni café cuando comemos fuera

No cabe duda de que a los españoles nos encanta salir de casa, comer y cenar en restaurantes… Sin embargo, cada vez más intentamos controlar lo que gastamos cuando comemos fuera. Según un estudio de Nielsen, casi una cuarta parte de la población tiende a suprimir el café y el postre para ahorrar en la factura final.

Una tendencia que también han notado los hosteleros, tal y como asegura a Capital Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería y Restauración, quien reconoce que “se ha revitalizado la barra y el pincho, algo que ocurre de forma progresiva”.

No solo eso, según el estudio de Nielsen ahora ya no elegimos los platos de la carta, sino que nos decantamos más por los menús que nos ofrecen un precio cerrado. Siempre con un mismo objetivo: gastar lo menos posible. Una tendencia, explica Gallego, que está obligando a bares y restaurantes a reinventarse “para adaptarse al consumo, ya que un hostelero es casi como un psicólogo”.

¿Y qué tipo de locales son los que mejor funcionan? Pues según el secretario general de la FEHR los gastrobares donde la gente tapea. “Son una experiencia divertida, asegura, pero también responde a la facilidad que otorga para controlar el precio y el consumo”.