Economía General

¡Ojalá no me hubiera comprado casa!

La pregunta no es nuestra, sino que la hizo la firma norteamericana Redfin en su país, y el resultado no deja indiferente a nadie: uno de cada cuatro estadounidenses se arrepiente de haber comprado su casa. La encuesta, publicada el pasado abril, ha provocado ríos de tinta.

El mayor factor de remordimiento es la falta de capacidad para afrontar el pago: un tercio de los propietarios que declararon tener ingresos familiares inferiores a 100.000 dólares dicen que están infelices con la decisión de compra, frente al 14% de los propietarios con ingresos superiores a esa cantidad que también se arrepienten. Por edad, el 28% de los dueños con menos de 65 años tienen remordimientos, frente al 14% de los propietarios seniors.

¿Se siente identificado? El precio de la vivienda en España acumula una caída del 47% desde 2007, pero aquellos que se hipotecaron para comprar una casa en pleno boom inmobiliario se han visto atrapados: hoy su hipoteca vale más que su vivienda. De hecho, se calcula que una de cada diez personas con hipoteca podría deber más al banco de lo que ahora vale su casa.

No es de extrañar que la elevada rentabilidad de los activos inmobiliarios fue una consideración muy importante, o fue considerada en parte, en la compra de la vivienda, según el estudio ‘Deconstruyendo la burbuja inmobiliaria, publicado en 2007  por el profesor José García-Montalvo, catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra. El mantra de que los precios de las casas siempre suben caló y unos compraron pensando que más tarde no podrían permitírselo y otros, viendo una oportunidad de inversión (comparar para luego vender con jugosas plusvalías).

Aunque el entorno macroeconómico parece más despejado de nubarrones, la bajas tasas de crecimiento -sin olvidar que la amenaza de la deflación sigue planeando sobre nuestras cabezas- y la todavía elevada tasa de paro -25,9%- explican que la mora hipotecaria sea aún elevada. La ratio de los créditos dudosos para la compra de vivienda a particulares aumentó otros 71 puntos básicos el pasado diciembre, hasta cerrar el año en el 5,96%. En 2006 estaba en el 0,4%.

¿Hemos aprendido la lección? Los experto ya empiezan a hablar de estabilización de los precios de la vivienda y la concesión de hipotecas  subió en marzo un 2%, la primera vez en cuatro años, según el INE. Además, parece que los inversores empiezan a digerir la abultada deuda inmobiliaria europea: las transacciones realizadas durante el primer trimestre de este año sumaron 30.000 millones de euros, tanto como en todo 2013, según datos de la consultora Cushman & Wakefield.

Como moraleja a esa pregunta que quien más quien menos nos hemos hecho, os dejamos el vídeo titulado La salida del laberinto, un documental coproducido por la UNED y el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa para reflexionar.