Empresas General

Salarios bajos y dudas sobre la salud, dos bombas para McDonald's

La firma de hamburguesas más famosa del mundo se enfrenta a una junta de accionistas tensa. La baja remuneración de los trabajadores y los habituales rumores en torno a los alimentos se han situado como dos elementos de amenaza para la compañía.

El panorama es tan poco alentador que la empresa ni siquiera ha invitado a la prensa para su cita anual con los accionistas -podrán asistir vía web-. La cita del año pasado con los inversores ya fue controvertida. El momento de más impacto fue la intervención de una niña de 9 años pidiendo al CEO que no engañaran a los niños animándolos a consumir sus productos durante todo el día.

Como se puede leer en este artículo, diversas asociaciones ya han dicho que llevaran a madres y profesionales de salud para protestar al primer ejecutivo de la compañía por las supuestas consecuencias de su comida. Incluso han solicitado al jugador de la NBA Lebron James que deje de ser imagen de McDonald’s.

Los salarios bajos son otro punto de conflicto. Los trabajadores de la firma cobran 9 dólares la hora -6,5 euros-, menos de 19.000 dólares al año -13.854 euros- cuando son de jornada completa. El límite de pobreza para familias de cuatro miembros en EEUU es de 23.850 dólares -17.395 euros-. Según un informe citado por el artículo referido anteriormente, los consejeros delegados de industrias alimentarias cobran una media de mil veces más que sus empleados, de modo que se sitúan entre los negocios más desiguales del país en términos salariales. Los trabajadores piden que al menos se eleve su paga a 15 dólares la hora -10,9 euros-.