Empresas General

Consejos para ahorrar en los seguros

Siempre ocurre lo mismo. Cuando queremos contratar, o renovar, nuestro seguro del hogar, del autómovil, o de vida, nos surgen muchas dudas sobre si estamos haciendo lo correcto. Por eso, y según la firma de correduría de seguro SanVega, te ofrecemos algunas de las claves que debemos tener en cuenta a la hora de contratar o renegociar con las aseguradoras las pólizas más comunes.

-Seguro del hogar. Hay que revisar cada cinco años estos productos, ya que sus capitales se suelen revalorizar cada año por encima del IPC, lo que supone un incremento excesivo que el cliente se ve obligado a soportar.

Si se contrata la cobertura a través de una entidad bancaria, otro aspecto a revisar es que el capital que se está asegurando se corresponde con el valor de reconstrucción de nuestra vivienda. Algunos bancos valoran el continente en función del precio del mercado de la casa (un valor muy superior), pero en caso de siniestro la indemnización máxima que cubren se ajusta siempre al de reconstrucción.

-Seguro del automóvil. Hay que contratar un seguro a terceros cuando sobrepasemos el octavo año de vida de nuestro vehículo. Aunque costeemos una póliza sin franquicia a todo riesgo, en caso de siniestro total solo seremos compensados por el valor venal de nuestro coche, por lo que existe un gran desequilibrio entre el precio que pagamos y la cobertura real de este producto cuando el bien asegurado se ha depreciado.

-Seguro de vida. Como consecuencia del progresivo aumento de la esperanza de vida en nuestra sociedad, este tipo de cotizaciones está experimentando un descenso constante. Por ello, la correduría de seguros anima a que sus clientes ahorren costes comparando sus actuales primas con otras nuevas

-Seguro de salud. Si el asegurado recurre con poca frecuencia a las consultas médicas, la mejor opción para su bolsillo es un seguro que contemple la opción de un copago más alto. De este modo, la cuota fija desciende y, en caso de necesidad, se compensa con esa cantidad ‘extra’ por parte del paciente.

-Planes de pensiones. Considerando una vez más la creciente longevidad de la población y el descenso que la natalidad ha experimentado en las últimas décadas, hay que llevar a cabo un exhaustivo de las opciones existentes para este tipo de coberturas. Éstas ofrecen un escenario para una jubilación con garantías y desahogo económico, frente a la pérdida de poder adquisitivo que están sufirendo en los últimos años las pensiones.