Empresas General

¿Dónde es más caro y más barato repostar en España?

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado el gasto medio por hogar en carburantes fue de 1.350 euros, lo que representa casi un 5% del gasto medio total de las familias españolas. Por su parte, como indica el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el consumo de gasolina ha caído un 0,7% desde enero, mientras que el de gasóleo ha incrementado un 1,9%. Según dicho ministerio, y con datos de julio de 2014, Baleares es la comunidad autónoma donde más caro es llenar el depósito, tanto de gasolina (1,48 €/litro) como de gasóleo (1,38 €/litro). Por su parte, Navarra se sitúa como la región más barata para repostar gasolina (1,39 €/litro) y gasóleo (1,27 €/litro).

Con estas cifras, se observa que la diferencia entre la comunidad más barata y más cara es de 9,5 cts./litro en gasolina y casi 11 cts./litro en gasóleo. Esta diferencia resulta aún más significativa con un rápido cálculo: llenar un depósito de 60 litros de gasolina en Baleares sale por 88,8 €, mientras que llenarlo en Navarra cuesta 83,4 €. Esos 5,4€ de diferencia se traducen al final de año en cerca de 130€ de ahorro, suponiendo que el conductor llena el depósito dos veces al mes.

Las diferencias de precio se deben fundamentalmente a la competencia que existe en cada mercado reggasoilional y, sobre todo, al tramo autonómico en el que se aplica el impuesto de hidrocarburos. Por tanto, no es de extrañar que las autonomías con el combustible más barato de la península (Navarra, Aragón, País Vasco y La Rioja), sean donde no se aplica el tramo autonómico de este impuesto.

Asimismo, cabe destacar que las Islas Canarias, así como Ceuta y Melilla, al contar con una fiscalidad diferente a la de la península, registran precios más bajos aún. En Canarias por ejemplo se registraron en julio precios de 1,098 €/litro en gasolina y 1,041 €/litro para gasóleo.

Según Elena Betés, directora general de Rastreator.com (www.rastreator.com), “el combustible supone una importante partida en los gastos de un coche, especialmente si tenemos en cuenta que durante la crisis la gasolina se ha encarecido un 39% y el gasóleo un 42%. Por ello resulta fundamental para los consumidores comparar los precios y buscar la mejor fórmula de ahorro”.

Según un estudio realizado por el citado comparador, la medida de ahorro más popular para un 72% de los conductores españoles es buscar las gasolineras más baratas, ya que el precio de los carburantes puede variar entre un 15% y un 20% en función de la estación de servicio.

Un 54,5% de los conductores también apuesta por reducir la velocidad e intentar mantenerla constante, y un porcentaje similar afirmar hacer un kilometraje menor. Otra medida de ahorro adoptada es prescindir del aire acondicionado, como afirma un 43,5%, servicio que puede incrementar un 20% el consumo de carburante. Por último, controlar la presión de los neumáticos es otro de los factores importantes a tener en cuenta, por ello casi un 36% sostiene que ha cambiado de neumáticos como medida de ahorro.