Economía General

¿Cuánto cuesta y cómo se resintoniza la TDT?

A partir del sábado 26 de octubre, y hasta el 31 de diciembre, tendremos que ir pensando en resintonizar -y seguramente- reantenizar nuestra televisión. ¿Por qué? Pues porque los canales que ocupan la banda más baja del UHF tendrán que pasar a la banda más alta que es la que ocupaba la televisión analógica. De esta manera, se deja espacio libre para que las operadoras móviles puedan desplegar por completo el 4G.

Hablamos con Miguel Ángel García, director general de la Federación de las empresas instaladoras e integradoras de Telecomunicaciones en España, FENITEL.

¿Este despliegue del 4G que nos obliga ahora a cambiar las frecuencias de la TDT no se podía haber hecho de otra manera?

No. Cuando se implantó la TDT hubo que hacerla convivir con la analógica, que ocupaba un especttro muy grande en el espacio radioelétrico, y ahora tenemos que volver a utilizar. Se situaba en la parte alta de la banda, y para permitir el despliegue digital sin dejar a la gente sin televisión, se optó por emplear la parte más baja. De este modo se pudieron hacer coexistir las dos formas de televisión. Ahora hay que subsanar esa anomalía.

¿Esto no se podía haber tenido en cuenta antes o era inevitable?

Era inevitable. Hubo que hacer un despliegue en dos actos, por así decirlo.

¿Qué canales se verán afectados?

Todos los que estén por encima del canal 60 del UHF. Es decir, toda la televisión privada y buena parte de TVE y de las autonómicas.

¿Hasta cuándo tenemos de plazo para hacer la resintonización?

A partir del 26 habrá una reordenación de los canales, y habrá que resintonizar la televisión. Aparecerán muchos canales duplicados, el antiguo y el nuevo. Lo primero que debemos hacer es no borrar ninguno de los dos. ¿Por qué hacemos esto? Pues porque esta doble emisión nos permite hacer la resintonización y también garantizar la cobertura de las zonas de ámbito rural.

Resintonizamos… ¿Perderemos alguno de los canales?

Podría ser. Todavía no estamos antenizados, y como hay un número muy alto que emitirá en doble canal, los mantendremos. Pero puede que alguno no pueda mantener esa emisión simultánea y se pierda. Lo que hay que hacer urgentemente cuando vivimos en una edificación colectiva, es disponer de un presupuesto de una empresa de telecomunicaciones autorizada. Esto es importante por varios motivos: primero porque no podemos trabajar sin un presupuesto previo autorizado. Segundo, porque lleva implítico el proceso de actuación que debe llevarse a cabo, y el material que se requiere. Se evitarán problemas de stock.

Hablamos de doce millones de domicilios afectados… Algo menos de tres meses. ¿Hay tiempo?

Estamos hablando de un millón de edificios. Es un reto extraordinario. Se trabaja a marchas forzadas, y cuanto más se retrase la petición de presupuestos, peor será. Todo esto está sujeto a un régimen de ayudas del Estado, y para ello hay que cumplimentar un procedimiento muy sencillo:

  • La actuación debe hacerla una empresa de telecomunicaciones registrada.
  • Debe disponerse de la factura y del boletín de reantenización.
  • Una cuenta bancaria a través de la que se haya efectuado el pago, y por la que se requiera el ingreso de la ayuda posterior.

¿Qué coste tiene para el ciudadano?

Es variable. Depende de si la instalación es de 10 viviendas o menos, o tiene muchas más. Nosotros hemos hecho un presupuesto tipo de 20 viviendas. Calculamos entre 20 y 25 euros por vecino. Es decir, unos 500 euros en el conjunto del edificio. Las ayudas son de 450 euros más IVA. Así que la compensación es muy elevada.

 

Foto: Shutterstock