Empresas General

Las Ordenanzas Fiscales de 2015 ahorrarán a los madrileños 62 euros anuales

Las arcas públicas del Ayuntamiento de Madrid contarán en 2015 con 340 millones de euros “disponibles para los madrileños”. Así lo ha anunciado la alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, en la presentación de las Ordenanzas Fiscales de 2015, que permitirán una reducción de impuestos y congelación fiscal el próximo año.

La rebaja fiscal de 2015 se materializará en la eliminación de la Tasa de Basuras, la bajada de un 10 por ciento del Impuesto de Vehículos, la reducción de las plusvalías y la congelación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). La corporación municipal ha explicado que el nuevo proyecto fiscal ha sido posible gracias a la mejora de los ingresos no financieros, las cuentas positivas de la tesorería y la reducción de los fondos destinados a la liquidación de la deuda.

A partir del próximo año, los madrileños verán suprimida la Tasa de Basuras, que supone un coste anual de 130 millones de euros para el Ayuntamiento. De esta manera, el ciudadano medio se ahorrará una media de 48 euros al año. Además, los residentes de la capital se beneficiarán de la reducción del diez por ciento en el Impuesto de Vehículos, que se aplicará a turismos, motocicletas, autobuses y camiones.

Los inmuebles también ocupan un papel destacado en las Ordenanzas Fiscales de 2015. Por un lado, la plusvalía inter vivos podría experimentar una bajada del 47,7 por ciento en viviendas de menos de 5 años; 28,6 para periodos de 10 años o de 12,5 por ciento en los de más de 15 años. No obstante, el mayor impacto se verá en la plusvalía mortis causa, que en el caso de transmisión de vivienda por herencia se reducirá hasta un 96 por ciento.

El único impuesto que no bajará de manera general en 2015 es el IBI, que se mantendrá para el 44 por ciento de las viviendas o incluso subirá en el 27 por ciento de los casos. Solo un 29 por ciento verá reducciones en sus recibos. La delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, ha recordado que la modificación de este tributo depende del valor catastral de cada inmueble, que se actualiza cada diez años. Las familias numerosas disfrutarán de bonificaciones que les permitirán ahorrarse 288 euros anuales gracias a la reducción de un 65 por ciento en sus facturas.

Madrid, por debajo de la media

La “situación objetiva” de Madrid es, según Botella, más atractiva que las de otras grandes ciudades del país. El 10 por ciento de reducción en la fiscalidad coloca a la capital en el último puesto de las grandes ciudades, un dato positivo que se traduce en un ahorro medio de 62 euros por familia.

Los precios y las tasas se mantendrán iguales y tampoco habrá actualizaciones en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). De hecho, se prorrogarán los beneficios a la empresas que hayan tenido pérdidas a causa de este gravamen y también se incentivará a las compañías que creen empleo.