Economía General

Las Scooter, 'tribu motera' con mayor accidentalidad en España

Ni joven, ni moto deportiva de gran cilindrada, ni carretera, ni altas velocidades. El perfil del motorista que más accidentes sufre en España es un hombre, mayor de 35 años y al volante de una Scooter que circula por ciudad. Esta es la principal conclusión que se desprende del estudio realizado por la Fundación Línea Directa: “Accidentalidad y Tribus Moteras (2009-2013)”.

El informe ha dividido a los motociclistas en 5 grandes tribus moteras, dependiendo del tipo de moto que manejan y el uso que le dan. El ranking de las tribus moteras con mayor siniestralidad es el siguiente:

Por tribu motera, el 23,5% de los accidentes registrados en el periodo analizado era de Scooter, seguido de las motos de Carretera, con un 20,2%, y de las Custom, con un 19,5%.

Para la realización de este informe, la Fundación Línea Directa ha analizado los datos de las estadísticas agregadas de 48.500 accidentes de moto registrados y aportados por la aseguradora Línea Directa durante los últimos cinco años (2009-2013).

Según Francisco Valencia, Director General de la Fundación Línea Directa, “la Scooter es una moto muy popular en grandes núcleos urbanos que se utiliza para desplazarse de forma práctica y eficiente por las ventajas que ofrece (conducción con el carné clase B en las de 125cc, facilidad de aparcamiento, posibilidad de circular por el carril bus o parrilla de salida en semáforos). Por ello, no es de extrañar que el perfil del motorista que más accidentes sufre en España esté más relacionado con un profesional de ciudad que utiliza un vehículo a dos ruedas como éste para desplazarse diariamente al trabajo, que con un joven al sillín de una moto deportiva”.

Estas conclusiones son especialmente relevante,s ya que las cifras de accidentalidad podrían aumentar: el mercado de las motos, después de cinco años en descenso, ha experimentado un crecimiento del 19% entre enero y septiembre de 2014, siendo la Scooter la que más cuota de mercado registra en lo que va de año: el 68% de las motocicletas que se han vendido es de este tipo. Además, hay que tener en cuenta que las motos representan solamente el 9% del parque automovilístico en España y los motoristas protagonizaron el 22% de los accidentes con víctimas y el 18% de los fallecidos el último año, una cifra que parece que podría repuntar.

Radiografía del accidente en moto en España

En base al estudio de la Fundación Línea Directa, por sexos, casi 9 de cada 10 moteros accidentados son hombres, mientras que por franja de edad, la comprendida entre los 35 y los 45 años es la que más sufre un siniestro de este tipo (en un 35% de los casos).

Mayo (con un 11,5%) es el mes con mayor índice de accidentalidad en motocicletas, y diciembre (con un 1,5%), el que menos. El 80% de los accidentes se producen en días laborables, siendo el viernes el día en el que más siniestros sufren los motociclistas con un 17%, seguido muy de cerca por el lunes, con un 16,5%. El mediodía es la franja horaria más problemática, ya que 1 de cada 4 accidentes ocurren entre las 12 y las 14 horas, siendo las 12 la peor hora.

Además, según datos de la DGT, 7 de cada 10 accidentes con víctimas de moto tuvieron lugar en ciudad; un escenario que el año pasado vio aumentar tanto la cifra de fallecidos, en más de un 4%, como la de heridos graves, un 13%, tratándose en su mayoría de lesiones con politraumatismos y fracturas.

Las salidas de vía por velocidad inadecuada y los derrapes son los siniestros más comunes sin contrario y los accidentes más típicos en carretera, mientras que el choque entre una moto y un coche (en intersecciones y rotondas o por cambios de carril y apertura de puertas) es el accidente más habitual cuando están involucrados dos vehículos en ciudad.

Accidente coche vs moto

Las cifras de este informe confirman lo que vienen sosteniendo los motoristas desde hace tiempo: en 2 de cada 3 colisiones entre una moto y un turismo, el responsable es el conductor del coche. Un hecho que crece año tras año, ya que, sólo en los últimos cinco, ha aumentado en casi 4 puntos porcentuales (del 62% de 2009 al 66% de 2013). Una conclusión que rompe con el mito extendido de que la mayoría de los motoristas tienen comportamientos irresponsables al volante.