Empleo General

Talento como garantía de futuro

Empresa busca talento. Podría tratarse de un anuncio por palabras, pero este tipo de publicidad es cosa del pasado y las compañías miran al futuro. Sin embargo, el mensaje es inequívoco: el sector empresarial necesita sacar el máximo partido de las cualidades de sus trabajadores. La captación y retención de talento se ha convertido en una prioridad para buena parte de las empresas, como muestra el Informe de Tendencias en Recursos Humanos, elaborado por Randstad.

La mitad de las compañías consultadas por Randstad sostiene que su principal desafío es la creación de líderes con talento y el 66 por ciento señala que la clave está en retener a los empleados más productivos. De esta manera, ambas partes salen ganando. Una empresa puntera en su sector tiene detrás el trabajo de una plantilla bien formada en la que cada trabajador da lo mejor de sí. Así lo confirma el presidente ejecutivo de Randstad, Rodrigo Martín, que asegura que las empresas “están planificando el futuro con el fin de fortalecer su posición competitiva”.

El perfil de un empleado con talento no se limita solo a altos directivos o a personas con una amplia formación y trayectoria. El presidente de la empresa cazatalentos Signium International Spain, Ignacio Bao, define el talento como “la capacidad de anticiparse, de modelar el futuro cada uno en su campo y de la forma más eficiente”. Por tanto, no hay excusas. Todos tenemos alguna cualidad que nos diferencia, pero hay que “conocerlas para ayudar a desarrollarlas”.

En esta línea, Bao explica que es un trabajo que depende de las dos partes. “Las personas tienen que hacerse notar en su trabajo diario, en su relación con los demás” para que sus superiores identifiquen “el talento oculto de los trabajadores”. “Lo que no se conoce ni se valora ni se promociona”, añade el presidente de Signium en España, que también reconoce que durante la crisis solo las grandes corporaciones han podido mantener los programas de formación.

Las empresas que tienen el talento de reconocer a los talentosos solo cubren “un diez por ciento del mercado laboral” ya que su labor consiste en seleccionar a “los mejores haciendo su trabajo en aspectos teóricos, culturales y personales”. La búsqueda de un líder con talento es un proceso “largo y complejo” en el que no solo se valora la formación académica y la experiencia profesional sino también “el encaje cultural” del candidato, es decir, su adaptación al nuevo entorno de trabajo.

Foto: Shutterstock