Empresas General

Las apuestas seguras para emprender en 2015

Estudiantes y empresarios saben bien lo que es exponer sus trabajos y proyectos ante una clase llena de compañeros aburridos o una sala de juntas repleta de personas ajetreadas. La palabra, en muchos casos, no basta para captar su atención y es necesario algo más. Imágenes, colores, gráficas y movimiento ayudan a transmitir mejor el mensaje, por lo que no resulta extraño que Prezi se haya convertido en un gran aliado. Lo que muchos desconocerán es que esta empresa tecnológica no nació en Silicon Valley sino en Budapest, una de las seis mejores ciudades europeas para desarrollar startup en 2015, según la plataforma de alquiler online Nestpick.

El nuevo año se presenta prometedor para los que quieran lanzarse a la aventura de los negocios online. Sin embargo, no basta solo con tener la idea, la financiación y los permisos necesarios. La elección del lugar adecuado para impulsar el proyecto tampoco debe descuidarse.

Berlín es una apuesta segura. En un cuarto de siglo, la capital alemana ha dejado de ser una ciudad dividida para convertirse en núcleo tecnológico y empresarial que acoge tanto a emprendedores locales como extranjeros. De hecho, el desarrollo de las startup en Berlín creará 100.000 nuevos puestos de trabajo para 2020, según un informe de la consultora McKinsey.

La riqueza que generan estas empresas no pasa desapercibidas para los Gobiernos. Las autoridades británicas han invertido 50.000 millones de libras (cerca de 64.000 millones de euros) para atraer a nuevos negocios digitales. Londres tampoco podía faltar en la lista de Nestpick. La ciudad es una de las más caras del mundo, pero también una de las que más escuelas de negocio tiene.

Al contrario que Londres, Budapest es una alternativa más económica. Aunque pueda pasar desapercibida entre las grandes urbes empresariales europeas, a orillas del Danubio se están multiplicando las startup. Según Nestpick, la alta formación de las nuevas generaciones, la velocidad de la conexión a Internet  y las ayudas del Fondo Europeo de Inversión han creado un entorno favorable para la creación de estos negocios.

Tallín es otra de las sorpresas del ranking. El Gobierno de Estonia trabaja junto con los inversores privados locales para potenciar el nacimiento de empresas jóvenes. El binomio parece funcionar. En 2012 el país báltico tenía más startup per capita que cualquier otro estado europeo, según The Wall Street Journal.

Sin embargo, la tasa de emprendimiento en Países Bajos supera a la de Tallín. Según los datos de la Comisión Europea, la actividad emprendedora en Holanda se coloca un 6% por encima de la media europea. Ámsterdam es otra de las ciudades que aparecen en esta lista con un importante crecimiento de las compañías dedicadas a las TIC.

En España, la mejor ciudad para lanzar una startup es Barcelona. Comercio electrónico, viajes o B2B son algunos de los sectores en los que se mueven las cerca de 200 empresas digitales que trabajan desde Barcelona.