General Tecnología

¿A qué esperas para lanzar tu tienda online?

Tener nuestro negocio en Internet era caro hace años, pero eso pasó a la historia. Hoy en día es muy barato conseguirlo. Hacerlo puede traernos nuevos clientes o hacer la vida más fácil a los habituales. Eso sí: hay que tener cuidado con los riesgos. A continuación exponemos algunas de las principales ventajas e inconvenientes.

[nextpage]

Sin-título-1

Coste cero

Un empresario podía gastarse hace años 150.000 euros en una nueva web y no vender nada. José Luis Zimmermann recuerda que era así. Pero la situación ha cambiado mucho. “Si eres Inditex o El Corte Inglés, puedes necesitar invertir una cantidad relevante. Necesitas integrar diversas partes del negocio. Pero si eres una pyme, es posible encontrar paquetes básicos gratuitos en WordPress o PrestaShop. Ha habido una democratización de la oferta”, señala Zimmermann, presidente de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital).

[/nextpage]

[nextpage]

Sin-título-2

Adapta tu web a los móviles

Según Zimmermann, el 25-30% de la facturación de las tiendas online llega a través de dispositivos móviles. “Hay que estar ahí”, dice. No es necesario tener una aplicación específica. Basta con que la web esté adaptada al dispositivo. Muchas de las plantillas ofrecen ya realizar esa adaptación de modo gratuito. Como ocurre habitualmente, si se quiere obtener un mayor desarrollo, habrá que pagarlo.

[/nextpage]

[nextpage]

Sin-título-3

Piensa en el extranjero

Zimmermann ve clave que los clientes de fuera tengan los mismos recursos que los de dentro. Esta idea implica pensar en los idiomas que ofrecemos en nuestra web, en la rapidez de la atención al cliente y en la logística, entre otras cosas. “Cuanto más rápido se responda, mejor”, dice el presidente de Adigital. En determinados casos será necesario contar con servicios de atención de veinticuatro horas, los siete días de la semana. La logística es más complicada, pero ha mejorado mucho. Depende de la amplitud del catálogo. “Encontrar el socio adecuado es clave”, apunta Zimmermann. Lo normal es tardar dos o tres horas dentro del mercado, y no más de 48 horas fuera de nuestras fronteras.

[/nextpage]

[nextpage]

Sin-título-2

Date a conocer

Según Zimmermann, el buscador sigue siendo relevante a la hora de promocionar la marca, aunque le falta ser más eficiente en el móvil. Las redes sociales también son esenciales. No hay que olvidar herramientas como los blogs para estar más conectado con el cliente. “Para una pyme, las opciones de Internet para darse a conocer son mucho más económicas que cuando no las había”, dice Zimmermann. Trabajar bien el posicionamiento a través de SEO también puede ser importante para algunas empresas. Zimmermann recomienda acudir a alguna compañía especializada o formarse en este terreno. Aceros Hispania, que vende espadas, es una compañía que ha visto mejorar sus ventas gracias a esta tecnología. Le ayuda a que le encuentren compradores foráneos.

[/nextpage]

[nextpage]

Sin-título-4

Ojo con los costes de adquisición del cliente

Zimmermann asegura que un buen número de negocios online han fracasado por no tomar buenas decisiones en este terreno. Se trata del dinero que tenemos que invertir para convertir en una venta cada visita a nuestra web. Cuánto destinamos a AdWords, cuánto a e-mail marketing, a afiliación… “Si el negocio está bien trabajado, tendremos crecimiento orgánico: unos usuarios invitarán a otros usuarios”, dice el presidente de Adigital. Es clave calcular qué vale nuestro cliente y qué nos cuesta conseguirlo.

[/nextpage]

[nextpage]

50_largest_Greek_diaspora

Cubrir las expectativas

Responder a lo que necesita el cliente es fundamental. Para conseguirlo, hay que medir bien si somos capaces de proporcionar un buen servicio. “No puedes irte regularmente a entregas realizadas en semanas, como ha ocurrido en grandes negocios. También hay que ser capaz de rectificar”, apunta Zimmermann.

[/nextpage]