Empresas General

Consejos para motivar a tu plantilla

La cena de empresa es la cita anual para jefes y empleados, pero su resultado suele traducirse en resaca más que en motivación. Si lo que quieres es mejorar la relación con tu plantilla y fomentar la colaboración y la superación en la oficina, lo mejor es que pongas en práctica estos consejos.

[nextpage]

dep

Haz deporte

Quemar suela está de moda. Esto no significa que toda la empresa se tenga que preparar para un maratón, pero, tal vez, a algunos de tus empleados no les importe quedar con otros compañeros de trabajo para correr juntos. Si solo de pensarlo te entran mareos, existen muchas otras opciones. Un partido de fútbol, tennis, baloncesto, baile, yoga o una yincana son igual de efectivos. El objetivo no es ganar, sino fomentar que el equipo se conozca mejor fuera del espacio de trabajo. Los resultados se notarán en la oficina y en la salud.

[/nextpage]

[nextpage]

business

Sesiones de coaching

Si notas rencillas entre tu plantilla, exceso de competencia o falta de comunicación, quizá ha llegado la hora de recurrir a un coach. El hada madrina de las empresas ayuda a los grupos de trabajo a organizar su tiempo, aumentar su productividad o a cambiar el enfoque ante los problemas. Además, las sesiones de coaching suelen ser bastante lúdicas y distendidas, por lo que también supondrán un momento de desconexión para todos. Haz la prueba y tus empleados parecerán salidos de El Aprendiz.

[/nextpage]

[nextpage]

startup

Formación

Reciclaje. Esa es la clave, y no solo solo para cuidar el medio ambiente sino también para hacer avanzar la empresa. Tus empleados podrían ser los más preparados cuando entraron en la compañía, pero no se pueden quedar anclados. Los trabajadores con más experiencia son imprescindibles, pero los perfiles y las necesidades cambian y esto requiere adaptación y flexibilidad. Las empresas son las primeras que tienen que proponer una oferta amplia y útil de cursos de formación. Los problemas de agenda o la falta de disponibilidad ya no sirven de excusa. Cada vez hay más plataformas online que ponen solución a este problema.

[/nextpage]

[nextpage]

help-

Proyectos solidarios

Las empresas presumen de sus acciones de responsabilidad social corporativa, de su colaboración con ONG o con sus donaciones a distintas obras benéficas. Sin embargo, los empleados no siempre están implicados en estas actividades y las realizan otros departamentos de la compañía. Por eso, no está de más involucrarles. Recogida de alimentos, donación de juguetes, crowdfunding de un proyecto o torneos son solo algunos ejemplos para que toda la empresa contribuya con una buena causa.

[/nextpage]

[nextpage]

comida-sana

 Comer juntos y hacer celebraciones

La hora de la comida es un buen momento para hacer equipo. El trabajo se olvida por un rato y hay espacio para conversaciones más distendidas. Si tus compañeros se escapan fuera o almuerzan a horas distintas, intenta fijar un día para comer todos juntos o tomar un café, sin que suponga una obligación para nadie. Las celebraciones también sirven de excusa. El cierre de un contrato, un cumpleaños, aniversarios, buenos resultados… No es necesario hacer una fiesta por todo lo alto, pero es todo un detalle llevar algo de picar.

[/nextpage]

[nextpage]

congreso

Viajes y congresos

Las multinacionales con sedes en distintos países organizan estos encuentros una vez al año para que los trabajadores se conozcan entre sí y fomenten su relación fuera del espacio habitual. El programa suela incluir charlas y conferencias pero también actividades lúdicas. El fin de estos encuentros es reforzar la cultura empresarial y motivar a todos los miembros de la compañía. Las empresas pequeñas no tienen presupuesto para este despliegue, pero eso no significa que no puedan hacer lo mismo a pequeña escala.

[/nextpage]