Estilo de vida General

Videojuegos de fútbol que han hecho historia

Cada vez que Konami o EA Sports lanzan una nueva versión del PES o del FIFA (todos los años), surgen las mismas preguntas. ¿Cuál será el mejor juego de fútbol? ¿Cuál venderá más? El dominio de las dos sagas es tan grande que parece indicar que no ha habido nadie más que se haya atrevido a programar títulos. No ha sido así. Sirva este repaso para rendir homenaje a los grandes videojuegos centrados en el deporte rey.

[nextpage]

ok

Cassete 24: Fussball, el primero de una larga lista. 1978
Corría el año 1978 cuando en una consola que no conocía nadie en España se podía disfrutar del primer videojuego dedicado al fútbol. Bueno, más que disfrutar la verdad es que lo que tocaba en esos tiempos era sufrir. La tecnología era tan arcaica que cada botón de teclado controlaba a un jugador, con lo que se puede suponer que el manejo de un equipo de 11 no era el mejor de los posibles. La plataforma sobre la que corría este título era la consola VC 400 fabricada por la firma alemana Interton. Obviamente en esos tiempos hablar de jugadores era una utopía. Había que conformarse con imaginar que esos sprites rectangulares eran las estrellas del momento. Y qué decir del balón. Un cuadrado negro hacía las delicias que los primeros aficionados a los videojuegos.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Pele’s Soccer, la respuesta de la gran Atari. 1981
Se dice que la consola Atari fue la primera revolución de esta industria. Y así fue. La consola se convirtió en global. La versión 2600 llegó a vender más de 27 millones de unidades en todo el mundo, siendo el juego Pac Man el gran superventas con casi ocho millones de copias, según VGChartz, la referencia en el sector. Uno de esos nombres que componían el catálogo era Atari Soccer, lanzado en 1980, que pasó sin pena ni gloria. Un año después, se lanzó una versión mejorada de ese título llamada Pele’s Soccer, que vendió cerca de 200.000 unidades en todo el mundo. Está considerado el primer simulador arcade (se apostaba más por la jugabilidad aunque fuera poco realista) y también era la primera vez que una estrella del balompié ponía su nombre a un título. Los partidos lo componían dos equipos de tres jugadores, que se movían a la vez. El portero era controlado por la máquina y no había ni fueras de banda. Cuando la pelota llegaba al final de la pantalla rebotaba. La cámara, como en el caso anterior, era cenital.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

International Soccer, una joya del legendario Commodore 64. 1983
Si en los albores de la industria, los años 70, las consolas mandaban. Los 80 fueron para los ordenadores personales. En muchas casas había un Spectrum o un Amstrad o, el que ahora nos ocupa, el Commodore 64. Este aparato llegó a estar presente en 34 millones de hogares y destacaba por permitir un mayor uso de colores que sus competidores. Su precio de salida estuvo cerca de las 100.000 pesetas de la época. Pero eso no fue óbice para que se haya convertido en el ordenador más vendido de la historia, la joya de la corona de los 80. International Soccer se aprovechó de sus enormes posibilidades. El juego supone un salto de calidad increíble con respecto a sus predecesores. Ahora los jugadores parecen personas y no cuadraditos. Y, encima, permitía elegir los colores de la camiseta. Eso sí todo tenía un límite y los procesadores de 8 bits de la época solo permitían equipos de cuatro jugadores.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

World Cup Footbal, la FIFA entra en escena. 1984
Al contrario que su predecesor, el World Cup Footbal no era exclusivo, sino que se podía adquirir para disfrutarse en las tres marcas de ordenadores que dominaron los 80 (Spectrum, Commodore y Amstrad). El juego en sí no aportaba nada con respecto a su predecesor. De hecho, era bastante peor debido a un menor uso de los colores. Pero tiene su importancia porque fue la primera vez que la Fifa apoyo el proyecto permitiendo que las selecciones nacionales formaran parte de los equipos que podían elegir los jugadores (antes eran inventados). Además, trajo consigo el modo torneo. Algo que fue fundamental de aquí en adelante. En definitiva, como juego no valía mucho pero tuvo una importancia capital para el futuro del sector.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Match Day, el primero que se acercaba a la realidad. 1984
Si World Cup Footbal no aportó nada en el apartado gráfico ni de la jugabilidad, el caso de Match Day es justo el contrario. Este título creado por Jon Ritman, un monstruo de la programación el momento autor también de los superventoas Batman y Head Over Heels, ofreció un producto exclusivo para el Spectrum, que daba un paso más en la realidad. Innovó abandonando la cámara cenital y colocándola en el lateral del campo, más parecida a la que se utiliza en las retransmisiones de los partidos. Además, incluyó jugadas como corners, regates y saques de banda. Algo nunca visto hasta la fecha. Eso sí, los equipos solo se componían de seis jugadores y el portero. Pero estas limitaciones terminaron con la actualización que apareció tres años después que, entre otras cosas, incluía la posibilidad de rematar de cabeza o de realizar palomitas con los porteros.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Tehkan World Cup, la referencia futbolera en las recreativas. 1985
En los 80, la diferencia que había entre los ordenadores personales y las máquinas recreativas eran abismales. Para comprobarlo solo había que salir de casa con unas cuantas monedas de 25 pesetas y echar una partida en unos salones. Una de las máquinas que más llamaba la atención y cuya presencia era obligatorio en cualquier establecimiento de este tipo fue la del simulador de fútbol Tehkan World Cup. Lo primero que atrajo fue la estructura de la mesa. No era como las demás. Mientras que la gran mayoría consistía en una pantalla en vertical en la que los jugadores se colocaban enfrente a los mandos de un stick (una especie de joystick que permitía mover a los personajes en ocho direcciones) y de unos pocos botones, aquí la pantalla estaba en horizontal y estaba situada entre ambos contendientes. Además el mando también era diferente, ya que era un trackball (una especie de bola que permitía mayor libertad de movimientos) y un solo botón, que servía para tirar y pasar. El ritmo de juego era muy rápido y se podían hacer buenas jugadas. La cámara por su parte volvía a la situación cenital. Pero eso no impedía disfrutar del juego en todo su esplendor. Seguro que muchos recuerdan cómo los jugadores hacían el avión a la hora de marcar un gol.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Soccer, el primer bombazo de Nintendo. 1985
La NES fue la primera consola de la japonesa Nintendo. Y como era norma obligada por parte de todas las plataformas tenía que contar con su correspondiente referencia de fútbol. Soccer fue la respuesta para los 62 millones de clientes que disponían de la plataforma en el mundo. Se vendieron casi dos millones de juegos y su característica más destacada era que por primera vez en la historia los equipos contaban con 11 jugadores. Pero eso no era todo. Soccer también destacó con unos gráficos llenos de color y una jugabilidad que se acercaba mucho a la realidad. Tanto era así que ya se podía jugar con una estrategia más allá del regate y el pelotazo. Su mayor pega fue la lentitud de movimientos. Pero no eso no quita para que estemos hablando del mejor juego de fútbol de la década.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Emilio Butragueño Fútbol, la apuesta española. 1988
El estudio Topo Soft era una de esas empresas que existieron en la llamada edad dorada del videojuego español. Fueron esos años donde había campeones nacionales como Dinamic, capaces de crear títulos que competían por el mundo. Como no podía ser de otra manera, los desarrolladores nacionales también vieron en el fútbol una buena oportunidad. El primero que apareció fue Emilio Butragueño Fútbol de Topo Soft. Se trataba de un simulador bastante parecido al Tehkan, que se podía jugar en todos los ordenadores del momento (Spectrum, Commodore, Amstrad. MSX) y también en los primeros Pcs. Vendió un total de 100.000 copias pero la verdad es que no aportó demasiado a la historia. Su ritmo era algo lento y la cámara cenital ya se había inventado hace mucho. Pero el apoyo de la estrella del Real Madrid ayudó a su reconocimiento.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Kick Off, el primer gran simulador real. 1989
La década de los 80 estaba a punto de terminar. Pero antes de despedirse, los chicos de Anco nos dejaron una joya. Se trataba de Kick Off, el primer gran simulador de fútbol. El título lanzado para el ordenador Amiga de 16 bits no tenía nada de particular desde el punto de visto gráfico. Los colores no estaban mal pero tampoco eran para tirar cohetes. La cámara cenital tampoco aportaba ninguna novedad. Éstas se encontraban en el desarrollo del partido. Y es que por primera vez en la historia la pelota no venía cosida al pie del jugador, sino que se desplazaba a través del contacto, como ocurre en la vida real. Eso hizo que al principio fuera complicado hacerse con los mandos pero una vez superado ese periodo, la sensación de realidad que transmitía Kick Off era muy superior a la del resto. Por otro lado, también era la primera vez que los jugadores tenían el tamaño correcto si se comparaba con el campo. Algo que no hizo sino aumentar su credibilidad. El juego era tan bueno que se convirtió en la primera saga futbolística, con 19 títulos que terminaron con el llamado también Kick Off, lanzado en 2002.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Nintendo World Cup, el fútbol callejero entra en acción 1990
La nipona Nintendo siempre se ha caracterizado por su originalidad tratando de ir un paso más allá en los géneros que tocaba. En el fútbol esa innovación llegó en World Cup. Estamos ante un juego de fútbol que no tiene nada de simulador ni de realidad. Se trata de un partido que se disputa entre dos equipos de seis jugadores. Pero lo hace sin reglas. Aquí se pueden dar patadas y lanzar supertiros más parecidos a los de la serie de dibujos animados Campeones, que a la realidad. Además los jugadores eran de risa. Se trataban de unos monigotes desproporcionados. Tenían una enorme cabeza y parecía que estaban encogidos de hombros. Todo desarrollado con la intención de ofrecer un rato de juego entretenido. El experimento salió bien. El juego superó las 1,5 millones de unidades vendidas e inauguró un género, el del fútbol fantástico, que todavía existe.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Super Soccer, el estreno de los 16 bits. 1991
En los 90 había dos consolas que arrasaron. Se trataba de la Super Nintendo (50 millones de unidades vendidas) y la Sega Megadrive (casi 30). Era la guerra de la cuarta generación de consolas, con procesadores a 16 bits. Los juegos venían en cartuchos y uno de los que enganchó desde el principio fue Super Soccer para la máquina de Nintendo. El título llamó la atención por su cámara situada a baja altura que era capaz de moverse y generar diversos puntos de vista que hacían más amenos los partidos. El ritmo de juego también era rápido. Un puro arcade que cumplió a la perfección la función de entretener a los que jugadores que no buscaban el realismo.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

PC Fútbol convirtió al jugador en entrenador. 1992
La edad de oro del software de entretenimiento español tuvo a una empresa bandera Dinamic. Esta firma fue responsable de los mayores éxitos nacionales del momento. Uno de ellos fue la saga PC Fútbol, que ha tenido 12 ediciones (9 de Dinamic y 3 de Gaelco Multimedia). El primer título salió en 1992 e introdujo la novedad de que el simulador era lo de menos, ya que la madre del cordero del juego era la gestión de los equipos. Todos los títulos contaron con Michael Robinson como reclamo y en sus mejores años, PC Fútbol 6 y PC Fútbol 7, se vendieron aproximadamente más de 300.000 copias de cada uno de ellos. Además la serie tuvo influencia en el exterior y empresas como Sega iniciaron su propia saga de managers de fútbol. Sirva como curiosidad que a día de hoy todavía existe una comunidad online de jugadores que se encarga de actualizar las versiones con los nuevos fichajes.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Sensible Soccer, regreso al arcade. 1992
Los últimos videojuegos, que tenían en el fútbol a su principal protagonista se habían vuelto más reales. El concepto de arcade se había quedado relegado. Así fue hasta la llegada de Sensible Soccer, un título con gráficos peores a los ya vistos y que mantenía la arcaica imagen cenital. Pero triunfó y lo hizo porque era una gozada disputar un partido. El ritmo era vertiginoso y permitiía hacer jugadas increibles. Además de golazos casi desde el medio de campo. Los más puristas lo criticaron con saña pero toda una generación de jóvenes disfrutó como nunca se había hecho con un juego de fútbol. El título se desarrolló para Amiga pero también se hicieron versiones para consolas y PC. Tuvo más entregas pero en 1997 disputó su último encuentro. Diez años más tarde se quiso resucitar la serie con Sensible Soccer 2006, desarrollado por Codemasters. Pero ya era tarde. Fifa y PES se repartían el pastel y el juego pasó totalmente desapercibido para el gran público.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Super Sidekicks, el canto del cisne de las recreativas. 1993
Unas consolas, cada vez más potentes, y unos ordenadores con tarjetas gráficas aceleradoras ultrarrápidas fueron la causa de que en los 90 los jugones se quedaran en su casa y no acudieran armados de monedas a las salas recreativas. Pero eso cambió con títulos como Super Sidekicks un juego de fútbol con unos gráficos extraordinarios y una jugabilidad a prueba de bombas. La vista era lateral y las animaciones estaban muy conseguidas. Además su sencillo control, con el stick y dos botones, lo convertía en apto para todos los mortales. Una curiosidad. La máquina era de la firma SNK, una empresa que compartía tecnología con la consola Neo Geo. Ésta era una plataforma que se podía tener en casa. Pero su elevado precio (más de 100.000 pesetas) y el también alto de los juegos (unas 25.000 pesetas) la convertían en imposible para el 99% de la sociedad. Eso sí los pocos elegidos que tuvieron una en su casa se echaban partidas idénticas a las que hacía el resto en los salones recreativos, ya que los juegos eran los mismos.

[/nextpage]

[nextpage]

Fifa Internacional Soccer, la aparición del gran rey. 1993
El mundo estaba acostumbrado a jugar al balón en dos dimensiones. Entonces llegaron los señores de Electronic Arts, que eran famosos por sus sagas deportivas (baloncesto y fútbol americano, sobre todo) y presentaron en Europa el primer Fifa. ¿Otro juego más? Para nada. El título introdujo por primera vez la vista isométrica. Una especie de trampa que hacía parecer que jugabas en 3 dimensiones cuando no era así. Además, las animaciones eran perfectas y la jugabilidad también. Había nacido un mito, aunque en esa época no tuviera las licencias por lo que los jugadores eran inventados y tampoco contaran con los equipos reales. Pero detalles como la presencia del árbitro le abrió el corazón de los jugadores. En un principio se lanzó solo para Super Nintendo, Mega Drive y PC.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Virtua Striker, el primero en 3D. 1994
También corresponde al mundo de las recreativas. Pero Virtua Striker fue mucho más que una máquina de fútbol más de Sega. Se trataba del primer juego de fútbol desarrollado completamente en 3 dimensiones. Este avance fue copiado por todos los títulos que salieron a partir de ese momento y ahora es un estándar. Además su motor gráfico y su forma de entender los partidos (muy al estilo arcade) influyó en juegos que se desarrollaron para otros deportes, como baloncesto o hockey. Los gráficos eran muy coloristas y estaba bien animado. Aunque lo más importante fue la introducción del 3D en el mundo de los videojuegos.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

International Superstar Soccer, el aspirante que superó al maestro. 1994
Solo un año después de que Electronic Arts iniciará la saga de fútbol más exitosa del deporte rey, apareció en escena la japonesa Konami con un título llamado International Superstar Soccer. Quizá por ese nombre no les suene, pero si les decimos que un par de entregas más tarde cambió su nombre por el de Pro Evolution Socer o PES la cosa cambia. Efectivamente estamos ante el primer título de la otra saga que domina la actualidad. Algunos son del Fifa otros del PES. Pero ahora nadie les discute un liderazgo que comenzó con este título que era el más simulador de todos. Las vicisitudes de un partido real se reflajaba como nunca se habían visto en una pantalla. Además, la utilización de la vista lateral, hacía muy fácil desarrollar tácticas rompedoras. La primera versión llegó solo para Super Nintendo. Pero Konami comprendió pronto que había dado en el blanco y no tardó nada en desarrollar extensiones para Megadrive y una nueva máquina que llegaba pisando fuerte: la PlayStation.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Saga Pro Evolution Soccer. 1994 hasta nuestros días
Cada año por septiembre, Konami presenta su nueva versión del conocido como Pro. Se trata de la continuación de ese juego de 1994 llamado International Superstar Soccer. Todo un acontecimiento que se convierte automáticamente en uno de los títulos más vendidos del año. Y es que hablamos de una saga de más de 15 títulos que ha vendido más de 90 millones de copias. Una serie que lleva pugnando con Fifa de Electronic Arts por ser los reyes del balompié. Durante los años de reinado de la PlayStation 2 lo consiguieron. Desde 2002 a 2009 nadie dudaba de que los japoneses se habían impuesto a los americanos. Su perfecta mezcla de simulación y arcade lo hacían imbatible. Pero la llegada de la PlayStation 3 sentó mal a Konami, que pugna desde entonces por ser de nuevo el mejor. A pesar de ello, la saga nunca ha perdido sus principales señas de identidad, que fueron los gráficos realistas y la posibilidad de elaborar todo tipo de tácticas.

[/nextpage]

[nextpage]

ok

Saga Fifa. 1993 hasta nuestros días
Y sigue siendo el rey. A pesar de que PES le mojara la oreja durante muchos años, Fifa es el rey indiscutible. Estamos hablando de una saga que ha vendido más de 100 millones de unidades y que cada año presenta nueva referencia. Poco se puede decir de algo que es casi perfecto pero que siempre se ha mantenido fiel a unos principios fundamentales. En la carátula siempre aparece la estrella del momento, también cuenta con unos comentarios muy cuidados y el sonido ambiente es sencillamente espectacular. Si tenemos que destacar algunos momentos de la saga, habría que quedarse con Fifa 96, que trajo el 3D al fútbol (aunque los jugadores eran en 2D) y el Fifa 98, ya con jugadores poligonales. Larga vida al rey.

[/nextpage]