General

Manual de redes sociales para empresas

La marca que no está en Internet no existe. La presencia en la red no se limita solo a una web cuidada y accesible, sino a la participación en las redes sociales. Los consumidores están ahí y es donde esperan encontrar a las empresas, aunque, como señala basepyme, las expectativas de los clientes pocas veces se cumplen.

El Barómetro de Digitalización de la Pyme, elaborado en 2013, mostraba que menos de la mitad de las empresas contaba con un perfil activo en las redes sociales. Algunas se resisten a diseñar un plan de comunicación online y otras no consiguen acertar con sus estrategias. Estos fallos repercuten en su imagen, ya que los usuarios buscan marcas cercanas y activas en las redes.

La presencia en Internet no consiste solo en registrarse y publicar. Al igual que en las campañas de publicidad, hay que estudiar cuáles son los objetivos, a qué público va destinado y dónde encontrar a este destinario o, lo que es lo mismo, en qué red social potenciar la imagen.

Facebook, Twitter, Instagram o Linkedin. Las empresas tienen que conocer bien cada una de ellas porque, aunque puedan parecer iguales, tienen códigos y usos distintos. Facebook resulta la más útil para generar interacción. La creación de Mark Zuckerberg facilita los comentarios y, por tanto, el diálogo. El 58% de los internautas está en Internet, aunque esto no garantiza que el mensaje llegue a todos. Facebook se está convirtiendo en un medio de publicidad de pago.

La sencillez convierte a Twitter en la aplicación más consultada desde el móvil. De hecho, cuenta con más de 240 millones de perfiles activos al mes. Su estructura favorece la difusión de información breve y no es difícil conseguir un retweet. De esta manera, el tuit llega a más gente y la presencia de la marca tiene mayor alcance. Además, muchos usuarios recurren a ella para trasladar sus quejas a las empresas o buscar solución a los problemas.

Linkedin es una buena plataforma para buscar empleo, pero también para dar a conocer la actividad corporativa de las empresas e información de importancia para el sector. Por otro lado, tampoco hay que olvidar Google+. Las compañías no deben descuidar la comunidad del buscador, sobre todo si se dedican al sector tecnológico.

La red más olvidad por las empresas es Instagram, aunque es de gran ayuda para negocios de moda. La esencia de esta red es la visibilidad. Las fotografías venden el producto sin necesidad de dar muchas explicaciones. No obstante, tiene 15 veces más capacidad de generar interacciones entre usuarios y marcas que Facebook.

Las empresas que todavía no cuiden su actividad en Internet están perdiendo clientes. Como señala basepyme, uno de cada cuatro usuarios confiesa seguir una marca de manera habitual.