General Tu Dinero

Por qué dejamos de fumar

Los fabricantes de tabaco están preocupados. Las ventas de cigarrillos están en niveles de los años 60. El año pasado se vendieron 2.339 millones de cajetillas, mientras que en 1965 fueron 2.202 millones. Pero, ¿por qué fumamos menos ahora? ¿Es solo cuestión de dinero o hay algo más detrás?

[nextpage]

Hay menos espacios para poder fumar 

FUMANDO EN LA CALLE

Desde la entrada en vigor de la Ley del Tabaco en el año 2011, está prohibido fumar en espacios públicos como oficinas, bares, restaurantes o discotecas. Esto ha hecho que muchos fumadores retrasen los cigarrillos para tratar de optimizar el tiempo, con la consecuente caída de su consumo. A menos tiempo disponible, menos pitillos pueden fumar a lo largo del día.

Además, desde el Comisionado para el Mercado de Tabacos, creen que mucha gente se ha animado a dejar de fumar gracias a esta Ley.

[/nextpage]
[nextpage]
Tenemos menos dinero 
bolsillo-sin-dinero2
La crisis ha provocado que las familias ahorren menos.En el tercer trimestre del año la capacidad de ahorro familiar fue del 9.1%, frente al 15,3% que tenían en el año 2010. El temor a la pérdida del empleo, la caída de confianza en el gasto durante los años de la crisis, han provocado que la familia haya ajustado el gasto en casa quitándose de algunos “pequeños placeres” como puede ser, en el caso de algunos fumadores, el tabaco. De hecho, los fabricantes esperan que con el repunte económico que vivimos, algunos de ellos vuelvan al estanco a comprar una cajetilla cuanto antes.
No es de extrañar. Un simple cálculo ayuda: 4 euros de una cajetilla multiplicado por 365 días, suponen 1.460 euros. ¿No se te ocurre ningún viaje?
[/nextpage]
[nextpage]
Las constantes subidas de impuestos han elevado su precio
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Los datos no están claros del todo, pero se estima que más del 70% del precio del tabaco son impuestos. En los últimos años, y tras la subida del IVA e impuestos especiales aprobada por Montoro, que situaba el precio en 21,2 euros por cada mil cigarrillos fabricados. Desde la patronal de los fabricantes, Adelta, estiman que este alza ha provocado un movimiento en un doble sentido, algunas han abandonado el hábito, y otras se han pasado al mercado del contrabando (ver siguiente página).
Desde el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo calculan que por cada 10% que sube el tabaco por los impuestos, dejan de fumar un 3.7% de adultos y un 9% de los jóvenes.
[/nextpage]
[nextpage]
Durante la crisis ha aumentado el contrabando de tabaco 
28882_la_vista_del_tabaco_requisado_en_la_a_2_es_espectacular__dadas_las_dimensiones_del_vehiculo_
Los propios fabricantes de tabaco, a través de Adelta, creen que parte de la caída en las ventas no se deben a nuevos exfumadores. Al revés. Según su cálculos, más del 11% del tabaco que se consume en estos momentos en España es de contrabando, por lo que no computa en las estadísticas oficiales. Una cifra que se eleva hasta el 40% en Andalucía y Extremadura. Además, muchas personas -sobre todo en comunidades limítrofes con Andorra o Gibraltar, se han pasado al menudeo. “Algo que cuenta con una gran permisividad social”, destacan.
[/nextpage]
[nextpage]
El efecto psicológico de las advertencias 
advertencias
Advertencias como éstas se encuentran en todas las cajetillas de tabaco de nuestro país. Se trata de mensajes directos que se instauraron en el año 2010. Imágenes de pulmones, cánceres u otras consecuencias que genera el tabaco. Unas advertencias que venían a complementar a los famosos “Fumar puede matar” que se empleaban desde el año 2002.
[/nextpage]