Economía General

A qué jugamos los españoles

Las máquinas tragaperras son las únicas que resisten el empuje de las apuestas online. En total, los españoles nos gastamos más de 29.000 millones de euros al año en el juego. Una cantidad que ha caído con la crisis. El récord fue de 32.115 millones de euros en 2008. A pesar de ello, está claro que España es un país de jugadores.
[nextpage]

01-tragaperras

Las máquinas tragaperras de los bares capturan a los españoles
Se las llama de tipo B y se diferencian de las máquinas situadas en los casinos en que las que nos podemos encontrar en cualquier bar de España están basadas en un programa de juego configurado para dar premios tras un ciclo de partidos. Las otras, las de tipo C, son de carácter aleatorio. Sea como sea, estamos ante la mayor fuente de ingresos del sector. Las más de 183.000 máquinas tragaperras instaladas obtuvieron ventas de 9.150 millones de euros en 2013. Su récord lo obtuvo en 2008 con más de 14.000 millones.
[/nextpage]
[nextpage]

02-online

Juego online. Llegó,vio y venció
Situado durante muchos años en un limbo de alegalidad, no ha sido hasta hace un par de años cuando se han podido llevar a cabo estimaciones del dinero que se mueve en la Red. Una vez conocidas, solo se puede decir que estamos ante un inmenso mercado. Según el Anuario del Juego en España estamos hablando de más de 5.600 millones de euros. De esa cifra, las apuestas deportivas online acaparan casi 2.000 millones. Tras ellas, se sitúa el Póquer con 1.753 millones y el Punto y Banca con 1.611 millones de euros. Está claro que muchos jugadores hacen sus apuestas en la actualidad sin moverse de la pantalla del ordenador.
[/nextpage]
[nextpage]

03-loteria-nacional

Lotería Nacional, el carisma del décimo
Hay que descender al tercer escalón de este ranking para encontrar la primera propuesta de la compañía pública Loterías y Apuestas del Estado. Se trata de la tradicional Lotería Nacional, que mueve al año 4.661 millones de euros, aunque sus números van cayendo desde 2007 cuando se facturó 5.713 millones de euros. A pesar de la caída, al español parece que le sigue atrayendo la idea de comprar los décimos. Quizá que su porcentaje de acierto sea mayor en este caso que en otros juegos como La Primitiva es la clave que permite mantener vivo a esta disciplina jugona.
[/nextpage]
[nextpage]

04-once

ONCE, nuevas propuestas para tratar de sobrevivir
A un mundo de distancia de los tres líderes (tragaperras, juego online y Lotería Nacional) se colocan las distintas variedades de juego que ofrece la ONCE, una entidad que acusa un desgaste desde hace años. Así, los 1.837 millones de euros ingresados en 2013 están lejos de los 2.165 de 2007. Pero esta caída hubiera sido mucho mayor de no ser por la continua reinvención de este operador, que en los últimos años ha lanzado propuestas interesantes y arriesgadas como las loterías instantáneas y el Eurojackpot. Con todo y con eso, sus productos tradicionales, el Cupón diario y el Supercupón fin de semana han perdido un 50% de sus ventas en los últimos diez años.
[/nextpage]
[nextpage]

05-bingo

Cantar línea y bingo ha perdido interés
Si existe un subsector del juego que está sufriendo como nadie en los últimos años, ese es el bingo. Basta decir que las ventas de cartones registradas en 2013, 1.796 millones de euros, son un 50% menor que lo que se registraba durante los años que van desde 1991 a 2006. La crisis ha impactado con dureza a un sector, que tenía en la tercera edad a su fuente de ingresos. Quizá por ello trata de modernizarse con el bingo electrónico. Pero sus números (57,7 millones de euros en 2013) no compensan ni de lejos el desplome del juego tradicional en unas salas que ven como cada vez pierden competidores. Tanto es así que se ha pasado de 718 salas en 1985 a 350 en 2013. La media de cierres es de unas 10 al año.
[/nextpage]
[nextpage]

06-primitiva

A La Primitiva, le crecen los enanos
Loterías y Apuestas del Estado puso en marcha en 1985 esta modalidad de juego sencilla que triunfaba en Europa. La clave de su éxito fue, precisamente, lo fácil que era. Bastaba elegir seis números y esperar que la diosa fortuna hiciera el resto. Desde luego tenía que llevar a cabo un gran trabajo, ya que las posibilidades de obtener premio eran casi nulas. Quizá por ello, los pocos elegidos que consiguen acertar los seis dígitos se convierten en millonarios. Hasta 2003, la modalidad fue creciendo obteniendo ese año su récord con 2.072 millones de euros facturados. A partir de ahí, comenzó el declive. En 2013, estamos con unos ingresos de 1.457 millones de euros. La caída ha estado generada por el desgaste y también por la irrupción de otras modalidades de juego similar, como los Euromillones.
[/nextpage]
[nextpage]

07-casinos-32

Casinos, polo de atracción aunque cada vez con menos ingresos
Algo curioso ocurre con los 42 casinos que jalonan la geografía española. El número de visitantes no ha dejado de crecer alcanzando los 4,2 millones en 2013. En cambio, sus ingresos se han desmoronado pasando de 2.551 millones en 2007 a 1.436 en 2013. Una caída brutal que solo se explica por la crisis. La gente sigue acudiendo pero cada vez gastan menos en las ruletas, en el Blackjack o en las máquinas recreativas, que son diferentes a las de los bares por su sistema de juego. La recuperación económica es quizá la tabla de salvación de un sector que tiene en su oferta complementaria (comida, celebración de fiestas y cumpleaños…) una importante vía de crecimiento.
[/nextpage]
[nextpage]

08-euromillones

Los Euromillones, el sueño de los más optimistas
Si ya es prácticamente imposible que toque La Primitiva, esperar que lo hagan los Euromillones, donde se compite con jugadores de toda Europa, es para hacérselo mirar. A pesar de las posibilidades ínfimas, el famoso “a alguien le tiene que tocar” y los increíbles premios que se reparten en ocasiones han provocado que estemos ante una disciplina que ingresó 1.237 millones de euros en 2013. Una cantidad descomunal si tenemos en cuenta que el juego nació en 2004. A pesar de estos números desde hace dos años se aprecia un poco de desgaste, con una caída de más de 200 millones de euros en tan corto espacio de tiempo.
[/nextpage]
[nextpage]

09-presenciales

Las apuestas deportivas presenciales van teniendo cada vez más peso
Las firmas tradicionales del sector, como Cirsa o Codere, han visto en estos establecimientos situados a pie de calle, donde los clientes entran a realizar su apuesta para tratar de acertar el resultado del último partido de turno, una oportunidad de crecimiento. Tanto es así, que los locales bautizados como Sportium, Solwin, Luckia o Codere Apuestas crecen como la espuma. Este sector acumuló en 2013 unas ventas de 616 millones de euros, una cantidad que crece sin parar. Y la mejor prueba la tenemos en 2007 donde esta modalidad solo suponía 297 millones de euros. ¿Sus clientes? Sobre todo jóvenes.
[/nextpage]
[nextpage]

10-bonoloto

Bonoloto, la hermana pequeña de La Primitiva, resiste a los invasores
Aunque va perdiendo importancia, la realidad es que la Bonoloto está resistiendo la crisis con bastante dignidad. En 2013 ingresó 519 millones de euros. Su récord proviene de 2009 cuando la disciplina facturó boletos por valor de 623 millones de euros. Buenas cifras para la Bonoloto, que comenzó en 1988 y que vino a llenar los días en los que no había sorteo de La Primitiva. La cuantía de los premios es menor y la dificultad es la misma que en su hermana mayor pero su reducido precio la catapultan como una opción accesible a pesar de los malos años económicos.
[/nextpage]
[nextpage]

11---resto

Ilustres olvidados y nuevas opciones esperan llegar algún día al Top10.
Después de la Bonoloto y a mucha distancia se coloca la Quiniela, que cada año pierde seguidores. En 2013 solo captó 298 millones de euros. Muy lejos de los más de 530 de 2004. Tras ella, otras disciplinas novedosas que poco a poco van haciéndose su hueco. El Gordo de la Primitiva (255 millones) y El Joker de la Lotería (77 millones). Y para acabar disciplinas minoritarias, como el Quinigol (8,3 millones), y las disciplinas hípicas (Quíntuple Plus, 1,7 millones, Lototurf, 5 millones y apuestas directas en el Hipódromo de La Zarzuela, 4,9 millones). Por último queda el dato curioso de la EAJA, la lotería catalana, que ya ingresa 66,5 millones de euros.
[/nextpage]