General

Establecimientos con solera

Las franquicias, la caída del consumo, la mala gestión o el fin de los contratos de renta antigua son algunas de las causas que han acabado con los establecimientos con más soleras de España. Algunos han logrado sobrevivir y conservan la misma esencia de su fundación.

[nextpage]

Farmacia

Farmacia de la Reina  Madre

La farmacia más antigua de Madrid fue fundada por un alquimista veneciano en 1578. Su nombre no data de aquella época, sino de algunos años después. El rey Felipe V le concedió el título de Farmacia de la Reina para agradecer la atención prestada a su segunda esposa, Isabel de Farnesio. La botica de la calle Mayor atendió durante siglos a la Corte madrileña y a los personajes de la época. Sus archivos todavía conservan recetas de Cervantes o del infante Luis. Además, fue de las primeras en comercializar quinas, agua mineral o principios activos propios. Sus escaparates han visto pasar la historia de España desde hace cinco siglos y hoy tiene hasta cuenta en Twitter.

[/nextpage]

[nextpage]

laconfi

Ultramarinos La Confianza

El establecimiento oscense no siempre ha vendido productos de alimentación. Hilario Vallier, su fundador, concibió el negocio en 1871 como una mercería. Los ultramarinos llegaron después, cuando el francés decidió importar alimentos como el café, los ahumados o licores. El comercio ha seguido con la venta de estos artículos y su decoración mantiene el encanto de épocas pasadas. La tienda de ultramarinos más antigua de España también se ha adaptado a los nuevos tiempos y algunos alimentos ya pueden encargarse por Internet.

[/nextpage]

[nextpage]

sombrero

Sombrerería Maquedano

Las sombreras son elegantes de por sí, aunque cada vez se ven menos. Sus cajas redondas transportan al pasado, cuando eran un complemento imprescindible. Una de las primeras sombrererías de España, y la primera de Sevilla, fue Maquedano. La marca se fundó en 1896 y desde 1908 atiende a sus clientes en la calle Sierpes, arteria comercial de la capital hispalense. Su escaparate modernista exhibe las creaciones de estos artesanos. Panamá, canotiers, sombreros andaluces… Maquedano continúa con la tradición y cuida hasta el último detalle de sus cajas sombrereras.

[/nextpage]

[nextpage]

col

Pastelería La Colmena

Los caramelos de fabricación manual más antiguos de España se venden en La Colmena. La pastelería es uno de los establecimientos barceloneses con más historia. Rosendo Abella, su primer dueño, regentó la confitería Ca l’Abella desde antes de 1849. El negocio empezó a llamarse La Colmena en 1872, cuando lo adquirió la familia Costa. Desde entonces, ha pasado por manos de distintos propietarios hasta que en 1921 La Colmena pasó a manos de los hermanos Roig. Esta familia se ha encargado de gestionar la pastelería. El mítico establecimiento de la Plaza del Ángel endulza su escaparate con turrones, pastas artesanas, bombones, roscas o ensaimadas que invitan a entrar y a entender su éxito.

[/nextpage]

[nextpage]

zap

Alpargatería Antigua Casa Crespo

Las colas de personas en la calle Divino Pastor de Madrid son habituales cuando llega el verano. Las alpargatas de Casa Crespo son un clásico en la capital y fuera de ella. De colores, estampadas, planas, con cuñas… Gregorio Crespo, su fundador, no pensaba en 1863 que sus zapatillas de esparto tuvieran tanto éxito. El negocio fabricaba en sus primeros años espardeñas blancas o negras y material de construcción. El cambio llegó un siglo después cuando sus descendientes apostaron por la moda. Ni la reina Sofía se ha resistido a calzarse unas alpargatas de Casa Crespo, aunque ella no tuvo que hacer cola.

[/nextpage]

[nextpage]

ps

Pedro Salcedo

Pedro Salcedo es una de las tiendas más antiguas de Bilbao. El establecimiento lleva abierto desde 1897 y desde entonces se ha dedicado a decorar los hogares bilbaínos. El negocio sigue centrado en la venta de ropa de hogar como alfombras, cortinas, sábanas o edredones. Las cinco plantas de su tienda en la calle Tendería se lo ponen difícil a los indecisos que no sepan qué tela elegir para su casa.

[/nextpage]

[nextpage]

camps

J. Camps

Las tiendas que se dediquen en exclusiva a los guantes no son fáciles de encontrar. Las marcas de ropa también fabrican esta prenda invernal, por lo que no es necesario buscar mucho para encontrarlos. Sin embargo, todavía quedan algunos reductos que se ocupan solo de la venta de guantes. Es el caso de J. Camps, en Valencia. El establecimiento permanece abierto desde 1868. Su escaparate es solo un avance de lo que el cliente encontrará en su interior. Los cajones de madera que pueblan las paredes guardan en su interior guantes de distintos colores y tejidos.

[/nextpage]