Estilo de vida General

Esta Semana Santa nos vamos de vinos

El enoturismo está de moda. Viñedos y bodegas conforman un dúo al que difícilmente puede resistirse ningún paladar. España cuenta con 69 Denominaciones de Origen relacionadas con caldos de diferentes tipos de uva. Si quieres disfrutar de algunas de ellas este puente, te ofrecemos unos destinos donde priman la cultura, la naturaleza… y el buen yantar y el buen beber.

[nextpage]

La_Rioja

RIOJA

Muchos son los ingredientes que ofrece esta Denominación de Origen: cultura, arte, religión, innovación… No en vano se trata de la que tiene un mayor prestigio internacional. Por ejemplo, se puede visitar el monasterio de Nájera, en San Millán de la Cogolla, la fiesta de las habas de San Benito en Ezcaray, o el mercado medieval de Briones (por cierto, en este pueblo se rodó una especie de Falcon Crest a la española llamado Gran Reserva). Si lo que se quiere es visitar bodegas, no faltan en el camino. Por ejemplo, en la propia localidad de Briones está el Museo de la Cultura del Vino Pedro Vivanco. En Campoviejo se puede parar a degustar un Viña Alcorta, o en Fuenmayor bodegas Lan. Si es un aficionado al clarete, en Torremontalvo (sede de la bodega San Asensio), disfrutará con ‘la batalla del clarete’. Las bodegas Rioja Alta, CVNE, Muga o Marqués de Riscal también son punto de parada. En la foto, la localidad de Entrena.

[/nextpage]

[nextpage]

Jerez

JEREZ

Si es usted un enamorado del enoturismo, quizás ya sepa (o debería saber) que el origen de este apasionante mundo se inició en esta Denominación de Origen Jerez, Xérex o Sherry. Tres son los principales vértices sobre los que se asienta la misma: Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y el Puerto de Santamaría. Los sabores que se puede encontrar son de lo más variados, exquisitos y embriagadores que quizás haya probado nunca. Una gama variada donde tienen cabida los ‘palomino’, el Pedro Ximénez, o el moscatel. Si lo que le gustan son las bodegas con solera, con mucha historia a sus espaldas, el elenco es muy amplio. Por citar a algunas, Domeq, González Byass, Emilio Lustau, Osborne o Garvey (en la foto, bodega La Emperatriz). En todas ellas disfrutará tanto de sus caldos, como de su arquitectura, arte y tradición.

[/nextpage]

[nextpage]

riberadelduero

RIBERA DEL DUERO

Fue allá por el siglo XII cuando unos monjes venidos de Cluny tuvieron la genial idea de empezar a plantar viñedos a las orillas del río Duero. Es posible que está anécdota no le venga a la cabeza cuando degusta y saborea este tipo de vinos, muy apreciados. Hoy marcas como Vega Sicilia, Protos, Pesquera, Pingus, Valduero, Matarromera… son algunas de las más afamadas en todos los rincones del planeta Tierra. Y eso que Ribera del Duero no se constituyó como Denominación de Origen hasta 1982. Punto de parada obligatorio es Peñafiel, donde además de su preciosa plaza, uno puede visitar el Museo Provincial del Vino en su castillo medieval (en la foto). A los pies, se encuentra Bodegas Protos. Curiosa la historia de la misma. Debajo mismo del castillo está la que podíamos llamar bodega antigua. Y, a su lado, la nueva, la moderna, la que vista desde el propio castillo tiene un diseño que parece un racimo de uvas. Eso sí, si prueba uno de estos caldos, y no lo hace hincándole el diente a un cordero asado… váyase a confesar. ¡Es pecado!

[/nextpage]

[nextpage]

Somontano

SOMONTANO

Es una de las Denominaciones de Origen más tardías en aparecer en el panorama vitivinícola español (hubo que esperar hasta 1984). Y el epicentro de la misma es la localidad oscense de Barbastro, donde una veintena de bodegas, y alrededor de medio millar de agricultores, han hecho posible el milagro. No obstante, la zona de producción la integran 43 municipios: Abiego, Antillón, Estadilla, Ibieca, Naval, Olvena… Está integrada por 31 bodegas, que en 2014 produjeron más de 15 millones de kilos de uva que se tradujeron en más de 14 millones de botellas de tres cuartos. Uno de los actos que no debe perderse quien visite la zona es el Festival Vino Somontano, que ya lleva quince ediciones, y que se celebra en agosto. Junto a las actuaciones musicales, el visitante podrá degustar no solo los vinos de la tierra, sino también más de un centenar de tapas elaboradas con productos de la zona.

[/nextpage]

[nextpage]

riasbaixas

RIAS BAIXAS

Los orígenes de la misma se remontan a 1980, cuando se publicó en el BOE su constitución. Sus vinos son los popularmente conocidos como albariños (en la foto, la uva que da nombre al mismo). Y, desde entonces, no ha parado de crecer. De las tres zonas iniciales en la actualidad se han pasado a cinco: Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla. Son vinos que se pueden tomar durante todo el día, y que acompañan muy bien a pescados y mariscos propios de la zona. Quien quiera mar podrá ir a degustarlos Sanxenxo, a Vigo, o a Vilanova de Arousa. A quien se decante más por el interior, no deberá dejar de pasarse por Padrón (ya saben, unos pican y otros no –los pimientos-), Ponteareas, Salvaterra do Miño, o Tui.

[/nextpage]

[nextpage]

Penedes

PENEDÉS

Desde las marcas más famosas, como pueden ser Codorniu o Freixenet, hasta otras menos conocidas por el gran público, esta zona cercana a Barcelona hará las delicias de todos aquellos amantes de los vinos espumosos: Sant Sadurni d’Anoia o Villafranca del Penedés son parada obligada en el denominado Penedés Central. Pero también hay un Penedés Superior, o un Penedés Maritim, y eso se demuestra en la variedad de sus caldos. Bodegas, entre el mar y la montaña, que el viajante puede compaginar con un legado cultural donde no faltan la cultura ibérica y la romana, el románico representado por sus iglesias y ermitas, el gótico con muestras tanto en arquitectura civil como religiosa, y el modernismo más reciente.

[/nextpage]

[nextpage]

lanzarote

LANZAROTE

Es uno más de los atractivos de la isla. Sus viñedos, únicos en el mundo, levantados sobre la roca volcánica negra y ‘clavados’ en una especie hoyos y zanjas que se protegen del viento con unos muros de piedra, son un paisaje inigualable (ver foto). Y, para hacerlo todavía más grande, las trece bodegas radicadas allá hacen unos caldos premiados internacionalmente. Además, se puede visitar el Parque Natural de Timanfaya, compuesto por 25 volcanes, donde podrá observar como el calor sale del centro de la tierra (la actividad volcánica sigue latente), los Hervideros (una especie de pequeños acantilados de lava huecos por donde se filtra el agua dando lugar a pequeños geiser), o los jameos del agua y la cueva de los verdes del artista César Manrique (su casa-museo es otra visita obligada).

[/nextpage]

[nextpage]

Ruedaolmedo

RUEDA

Diga Rueda. O diga verdejo. Porque esta es la uva predominante en este espacio que abarca un total de 74 municipios sobre todo de Valladolid, aunque también los hay de Segovia y de Ávila. Mayoritaria también es la elaboración de vinos blancos, aunque también los hay tintos y rosados. Recorrer los diferentes pueblos es una forma de adentrarse en el carácter castellano y hacer una retrospectiva histórica por sus calles medievales. Una amplia variedad de bodegas son visitables en localidades como Medina del Campo (también hay que ver el Castillo de La Mota o la Colegiata de San Antolín), Olmedo (sus murallas, la iglesia de San Miguel –en la foto-, o el parque temático mudéjar donde admirar las maquetas de las edificaciones más características de este estilo), o Villafranca de Duero (Iglesia de Santa María Magdalena).

[/nextpage]

[nextpage]

Bierzo

BIERZO

Ponferrada, Cacabelos, Villafranca del Bierzo y Bembibre. Estas cuatro poblaciones podrían ser algo así como los puntos cardinales de estos Denominación de Origen situada en la provincia de León. Allí se elaboran unos vinos cuya ‘estrella’ es la uva de tipo mencía, que en ocasiones se acompaña por otras como tempranillo o merlot, aunque su porcentaje no sobrepasa el 15%. Caldos aparte, en Ponferrada es visita recomendada su castillo templario y sus iglesias, mientras que en Cacabelos está ‘Prada a Tope’, célebre por sus vinos, sus pimientos asados y sus castañas en almíbar que se pueden comprar en la palloza, construcción típica de la zona. En Villafranca del Bierzo, además de sus conventos, monasterios y palacios (en plural), también está el castillo de los Condes de Peña Ramiro y parajes naturales de gran belleza como los valles de Burbia y Valcarce. Por último, en Bembibre, y para los amantes del buen yantar, en febrero se celebra la fiesta del botillo. En la foto, bodega Losada.

[/nextpage]

[nextpage]

Lamancha

LA MANCHA

El mayor viñedo del mundo. Así de categórico. Caldos de las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete donde no faltan bodegas tradicionales y otras de nuevo cuño. A la belleza de capitales como la Ciudad Imperial o la Ciudad Encantada, hay que añadir parajes naturales como las Tablas de Daimiel, los nacimientos de los ríos Mundo y Cuervo, infinidad de castillos, ciudades medievales… y los molinos de viento en poblaciones como Consuegra, Campo de Criptana (en la foto), con el museo de Sara Montiel, natural de la villa, en uno de ellos, o Mota del Cuervo ¿Y qué decir del buen yantar? Desde los típicos quesos manchegos, pasando por el morteruelo o las gachas. Sin olvidar aves como las perdices escabechadas, las migas, el pisto manchego, las berenjenas de Almagro (donde se celebra el festival de teatro clásico) o los ajos de Las Pedroñeras. ¿La uva? La variedad es amplísima.

[/nextpage]