General

La importancia de acertar con el nombre

La aventura de montar un negocio va más allá de encontrar un nicho de mercado, fuentes de financiación, materias primas o locales. A veces, los nuevos empresarios se olvidan de que la imagen es igual de importante. Basepyme recuerda que el nombre, el logotipo y el tagline son elementos que no deben dejarse al azar.

La imagen de marca empieza por un buen nombre que recordar. Su elección es complicada ya que debe materializar la esencia de la compañía y reflejar sus valores. La denominación debe ser única, que no exista ya. También es recomendable que no se parezca a otros, para evitar confusiones en el cliente. El nombre debe tener una pronunciación sencilla. De nada sirve que en otro idioma suene bien si el público al que va dirigido no sabe decirlo ni entiende su significado.

Una vez que la idea ya tiene nombre, el siguiente paso es darle una imagen. El logotipo servirá como identificación. Además, representará a la marca durante mucho tiempo. Por esto, los expertos recomiendan estudiar bien los colores, con sus connotaciones y significados, y elegir un diseño que no pase de moda. La sencillez es la clave, aunque esto no significa que tenga que pasar desapercibido. Al contrario, un buen logotipo es impactante.

Unido al logo va el tagline. La revista Brandemia define esta parte de la imagen de marca como “la frase que resume de la forma más concisa posible el posicionamiento o visión de la marca”. Basepyme añade que su finalidad es hacer que el consumidor nos recuerde mejor.