Economía General

Los grandes ejemplos españoles de la economía colaborativa

No se trata de las más grandes ni de las que más dinero han sacado de las rondas de financiación, aquí hablamos de aquellas firmas españolas de economía colaborativa que han innovado en un sector, que cada vez es más importante. Quizá por ello es temido con el poder empresarial tradicional.
[nextpage]

01-social-car-ok

SocialCar, el gran representante nacional del alquiler de coches
Uno de los primeros campos donde entró la economía colaborativa fue en el del motor. Y con toda la lógica del mundo. El vehículo es un bien que está parado en un garaje o en la calle la mayor parte de su vida. Era cuestión de tiempo que alguien encontrara un uso productivo a eso. El nombre más conocido es el de la francesa Blablacar. Pero nosotros también contamos con nuestro representante. Se trata de SocialCar, una firma que nació en 2011 y que ya tiene más de 35.000 usuarios entre conductores y propietarios. La idea es simple: fomentar el alquiler del coche entre particulares para obtener un beneficio del utilitario cuando no se utiliza. Según la firma, la media de dinero extra obtenido al año por cada uno de sus usuarios es de 2.000 euros. Por si esto no fuera suficiente, SocialCar es pionera en ofrecer seguridad a sus clientes a través de un seguro de alquiler único entre este tipo de empresas.
[/nextpage]
[nextpage]

02-goteo-ok

Goteo, la red P2P que financia los proyectos alternativos
Imagine que usted tiene una idea de crear una empresa que trabajará en entornos sociales, culturales, educativos, tecnológicos, pero que nacerá con la intención de ser mucho más que una organización con ánimo de lucro. Su objetivo final será el de crear algo que ayude a los demás. Si va a un banco lo normal es que las carcajadas del director de la sucursal de turno todavía se escuchen por media ciudad. No se desanime. La respuesta está en goteo.org. Se trata de una red social para la microfinanciación de proyectos de economía alternativa. La plataforma se encarga de poner en conocimiento las ideas en una red de inversores para tratar de que entre todos se alcance el montante necesario para convertirla en realidad. Estamos ante la primera iniciativa española de crowdfounding de estas características.
[/nextpage]
[nextpage]

09-kantox-ok

Kantox revienta el negocio de las divisas
La economía colaborativa también ha llegado al sector financiero. Y, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho atacando algunos de los desmanes más típicos de los bancos. El caso que nos ocupa,el de la empresa Kantox, nace con la intención de convertirse en alternativa para contrarrestar las altas comisiones que las entidades financieras tradicionales cargan a los clientes en los cambios de divisas. Su fundador Philippe Gelis lo tiene claro. “Con un banco pagas entre el 2% y el 2,5% de cada cambio. Con Kantox, tenemos una horquilla que va del 00,9% al 0,29%”. Esta diferencia atrae a los clientes que en la actualidad ya suman más de 1.000, gran parte de ellos empresas, y ayuda a que Kantox haya movido 1.170 millones de dólares. “La clave está en que somos transparentes y estamos regulados”, añade Gelis.
[/nextpage]
[nextpage]

10-trocobuy-ok

Trocobuy, el triunfo de la financiación alternativa
Tiene menos de dos años de vida pero en tan corto espacio de tiempo, Trocobuy se ha convertido en la plataforma de financiación preferida por muchos. Su modelo de negocio es rompedor. La firma presta el dinero a autónomos y empresas. Y lo hace sin pedir avales ni cobrando gastos. A pesar de ello su ratio de morosidad es de solo el 0,28%. El truco está en que funcionan como una especie de market empresarial. Es decir el dinero conseguido hay que gastarlo comprando en la propia Trocobuy, donde hay más de 150.000 productos ofrecidos por un sinfín de compañías. “Así el cliente no toca su cash sino que compra y vende a través de su cuenta y paga en especie el crédito”, asegura Mikel Egidazu, director de Operaciones para Europa de esta compañía que acaba de ser galardonada con el premio Yared al mejor servicio financiero de Europa.
[/nextpage]
[nextpage]

03-wallapop

Wallapop, el mercado de segunda mano en el que prima la proximidad
La idea no puede hacer más simple. Crear un mercado de segunda mano en el que los usuarios puedan comprar y vender sus productos con la diferencia de que aquí los resultados se le presentan dependiendo de la cercanía geográfica que hay entre los interesados. Es decir, si una persona vive en Alcalá de Henares y quiere comprar una silla para el bebé le aparecerán primero las que hayan puesto a la venta sus vecinos alcalaínos. Esta simplicidad, y una rotunda campaña de marketing y comunicación, han llevado a Wallapop a convertirse en una aplicación móvil que ya se ha descargado más de 4 millones de veces y que genera transacciones por valor de 2,5 millones de euros al día.
[/nextpage]
[nextpage]

04-fab-lab-ok

BCN FabCity, los centros de producción del futuro
En la actualidad, existen más de 400 fab labs en el mundo en más de 40 países. En España ya contamos con varios. Pero todos ellos beben del de Barcelona, que fue el primero en presentarse en sociedad. Pero, ¿de qué estamos hablando? Se autodefinen como las bibliotecas del futuro. Es decir, antes los centros de conocimiento eran lugares donde uno iba a informarse sobre una materia. Los fab labs defienden que además de surtir de conocimiento se cuente con las herramientas necesarias para llevar los proyectos a cabo. Para eso se contará con el asesoramiento de los expertos allí presentes (y los que colaboren desde fuera) y la tecnología necesaria. Un ejemplo: usted quiere fabricarse un armario. Pues bien, además de aprender cómo se hace, podrá realizarlo usted mismo con las herramientas que haya en el fab lab, contando con la ayuda de los expertos del sector que no tengan problema en ayudarle.¿Objetivo final? Convertir a una ciudad en un centro de producción global.
[/nextpage]
[nextpage]

05-no-lo-tiro-ok

Nolotiro.org. Regalar es mejor que tirar
El grado más altruista de la economía colaborativa lo encontramos en páginas como nolotiro.org. Esta plataforma permite deshacernos de aquello que no queremos pero que nos da pena tirar. En vez de que acabe en la basura, qué mejor que anunciarlo en el site y esperar a que una persona que le interesa se ponga en contacto con nosotros. Lo mejor de todo es que no hace falta que paguemos costosos gastos de envío, ya que el método de entrega es el que nosotros queramos. Se puede quedar con la otra persona en nuestra casa o en cualquier sitio al que no nos moleste desplazarnos. De esa forma, quizá hayamos hecho una buena acción y le habremos dado una segunda vida a ese producto.
[/nextpage]
[nextpage]

06-ticketbits-ok

TicketBis, la reventa con garantías
A todo el mundo le ha pasado que ha adquirido las entradas de un espectáculo y luego por circunstancias externas no ha podido ir. Ese ticket se lo ha comido porque tampoco es cuestión de salir a la calle y ponerse un cartel encima para revender el boleto. Dos emprendedores vieron en este nicho del ticketing una oportunidad de negocio y lanzaron TicketBis. Acertaron de pleno. La plataforma para la reventa de entradas cuenta ya con más de 100.000 clientes y está presente en Europa, Latinamérica y Asia. Realmente su logro ha sido el de dar una segunda oportunidad a los que han comprado billetes y a los que se han quedado sin ellos porque se han agotado en los cauces oficiales. Es decir, es una reventa en toda regla pero con garantías y con seguridad.
[/nextpage]
[nextpage]

07-percentil-ok

Percentil pone de moda el reciclaje de la ropa para niños
Los niños tienen una característica que sacude sin piedad las carteras de los padres. Esa cualidad es la de crecer rápidamente en sus primeros años de vida. Eso provoca que la ropa que se les compra se les quede pequeña y haya que ir a las tiendas con regularidad para reponer el armario. Los fundadores de Percentil sufrieron ese problema. Son un matrimonio que había tenido gemelos y que veían cómo cada dos por tres tocaba rascarse el bolsillo a la vez que se condenaba al trastero ropa casi nueva que ya no se podía utilizar. ¿Solución? Crear Percentil, una tienda online donde se asegura a los clientes que la ropa que se vende está como nueva. Adquirir ropa infantil reciclada es habitual en países anglosajones pero no en España. Esta firma está cambiando los hábitos y de hecho acaba de adquirir a su rival alemán Kirondo con vistas a expandir su presencia geográfica.
[/nextpage]
[nextpage]

08-bancos-de-tiempo-ok

ADBdT busca convertir en popular a los bancos de tiempo
¿Bancos de tiempo? Pero qué es eso. Pues como su propio nombre indica se trata de intercambiar servicios por tiempo. En este tipo de entidades, el dinero no es lo que se presta sino que la moneda de cambio es la duración de una tarea. O dicho de otro modo, de lo que se trata es de intercambiar favores por favores, a cambio de tiempo futuro o dinero, si así se desea De esa forma se busca la igualdad social frente a la diferencia de clases que fomenta la economía de mercado. Los encargados en nuestro país de dar a conocer esta iniciativa colaborativa es la Asociación para el Desarrollo de los Bancos de Tiempo.
[/nextpage]