Empresas General Tecnología

Cómo convertir las redes sociales en una mina de oro para su negocio

Para los emprendedores y muchos empresarios las redes sociales son un dolor de cabeza. Es un lugar donde hay que estar pero pocos saben cómo sacar provecho de su presencia en entornos como Facebook, Twitter, Linkedin o Google+. Aquí les contamos unos sencillos pasos a seguir para lograr beneficios y aumentar los ingresos gracias a las webs sociales.
[nextpage]

01-criticas-ok

Responda a las críticas
Puede que en el día a día de la empresa sea mejor callarse ante determinadas informaciones negativas que se pueden publicar en prensa o televisión. Los empresarios consideran que de esa forma no se da popularidad a un asunto que es perjudicial para la marca. Pero en el caso de las redes sociales, esa estrategia solo conduce al fracaso. Aquí se debe reaccionar ante una crítica a nuestros productos y servicios. No hay que hacerlo desde un punto de vista ofensiva sino con la verdad y las razón por delante. Y si al final se comprueba que el internauta tenía razón, no deja otra que pedir disculpas. Lo que haga falta menos permanecer mudo ante los comentarios negativos.
[/nextpage]
[nextpage]

02-petete-ok

Olvide los 140 caracteres
No se trata de escribir el Libro Gordo de Petete. Pero la influencia cada vez mayor de Twitter y sus dichosos 140 caracteres origina que las empresas cuelguen mensajes en sus redes sociales que parecen teletipos. Esta forma de estar presente en redes sociales no es la más oportuna si queremos sacar provecho de nuestro trabajo digital. Lo mejor es utilizar estas plataformas para promocionar nuestros productos, contar sus ventajas y fomentar el debate. Aunque sea el rey de la sintaxis, todo eso no se puede lograr en un par de frases. La solución pasa por explotar el resto de redes sociales, como Facebook, Google+ o Linkedin, sin olvidarse de las de imágenes. Y en cuanto a Twitter, es norma obligada para las compañías adjuntar enlaces que amplíen la información que solo hemos podido anunciar en el tweet.
[/nextpage]
[nextpage]

03-arriesgar-ok

No existe algo más arriesgada que no arriesgarse
Internet y la redes sociales es un entorno donde solo triunfan los valientes. Si usted se limita a poner mensajes que no despierten la polémica pasará sin pena ni gloria entre los internautas. Quizá así evite los problemas y las críticas pero desde luego nadie sabrá quién es usted ni que es lo que vende. Para evitar pasar desapercibido es necesario que la gente lea lo que se escribe y que espere con interés el próximo mensaje. Tampoco es cuestión de lanzarse a lo loco y ponerse a criticar al político de turno o al famosete que sale últimamente en televisión, utilice la cabeza. Si vende tomates, pues explique por qué los suyos son buenos. Y si tiene que decir que los de la competencia son peores pues no se ande por las ramas y hágalo.
[/nextpage]
[nextpage]

04-enlazar-ok

No existe solo una red social
Muchas empresas, especialmente las pequeñas, limitan su presencia en los sites sociales a uno o dos, como máximo. Muchos están en Twitter y actualizan pero se olvidan de sus perfiles de Facebook. Eso es un error. Cada red social es un mundo y todas tienen alguna forma de sacarles provecho. Por eso debe hacer un esfuerzo, contar con un equipo de personas encargadas fulltime a esta tarea y lanzarse a la conquista del mayor número posible de ellas. Una buena estadística sería estar en Facebook, Twitter, Google+ y Linkedin. Y, también en Instagram y Pintereset en el campo de las redes sociales de imágenes. Y esté atento. Si su target suele utilizar Tuenti, ya está tardando para lanzarse a la ofensiva.
[/nextpage]
[nextpage]

05-facebook-ok

Utilice los grupos en Facebook
En la actualidad la red social de la que una empresa puede obtener más provecho se llama Facebook. Es donde hay más internautas y la que ofrece mayores opciones. El site tiene herramientas útiles como la de promocionar una publicación para lograr mayor alcance. El problema es que es de pago. Si no tiene la intención de invertir un euro de más en este campo, lo más aconsejable es aprovechar las herramientas gratuitas con las que contamos. Existen dos muy simples y beneficiosas para los negocios. Por un lado están los grupos que son ideales para segmentar a sus clientes y lanzar mensajes y promociones específicas para ellos. Por otro, el botón de compra. No sea tímido y si presenta un producto o servicio en estos entornos trate de obtener un dinero directo con esta herramienta.
[/nextpage]
[nextpage]

06-corazon-ok

Enamore al consumidor
Las mejores marcas y las más rentables son aquellas que no son vistas como la imagen de una empresa sino como un nombre que despierta sentimientos positivos en los consumidores. En cristiano: son enseñas que enamoran a los que pagan. Llegar al corazón del cliente es sumamente beneficioso para aumentar los ingresos. Una de estas marcas nunca será vista como algo negativo. Sus errores le serán perdonados con más facilidad que al resto. Por eso, su deber es intentar enganchar a los internautas en las redes sociales. Utilice todas las armas que tenga a su alcance y lance las flechas que sean necesarias para lograr dar en el blanco. Y si es es necesario alejarse del motivo real de negocio de la empresa para satisfacer al cliente, hágalo. El premio será mucho mayor que el riesgo que debe correr.
[/nextpage]
[nextpage]

07-clientes-ok

Sírvase de los clientes
Con esto no queremos decir que use a sus consumidores como mercancía en las redes sociales sino que aproveche los mensajes que puedan colgar en su muro de Facebook o en su perfil en Twitter en los alabe alguno de sus productos o servicios para darse un poco de autobombo. Esta vía de marketing digital no molesta a los internautas, que se fían más de lo que afirma otro internauta que de lo que sale de la propia empresa. Además hay que tener en cuenta que hablamos de una promoción gratuita. Lo único que debe tener hacer es pedir permiso al usuario en cuestión ante de llevar a cabo ninguna acción.
[/nextpage]
[nextpage]

08-famosos-ok

Ojo con los celebrities
A nadie le amarga un dulce. Y que un famoso, aunque se trate de Belén Esteban, luzca uno de nuestros productos es como para dar saltos de alegría. En la mayoría de los casos hablamos de una promoción y de un conocimiento de marca masivo que no nos supone ningún esfuerzo. De hecho, en ocasiones supone un antes y un después. Si no que se lo digan a Hermès y su bolso Kelly, que se llama así porque un día la actriz Grace Kelly apareció con él en la portada de una revista. De no haberlo hecho, quizá no estaríamos hablando de uno de los artículos de lujo con más lista de espera del mundo. O de Chanel Número 5, que le debe mucho a Marilyn Monroe que en una entrevista en una revista aseguró que para dormir solo se ponía unas gotitas de ese perfume. Eso convirtió el producto en leyenda. Con las redes sociales esos efectos pueden multiplicarse. Pero cuidado. Dependiendo de nuestro target puede que la imagen de un famoso con uno de nuestros productos sea perjudicial para la marca. Si eso le ocurre no dude en responder al mensaje en las redes sociales explicando que la firma no tiene nada que ver con la celebrity. Y explicando las virtudes del producto para no dar lugar a confusión.
[/nextpage]
[nextpage]

09-ok

Personalice todo lo que publique en redes sociales
Muchas empresas, por fortuna cada vez menos, no se toman la molestia de poner ni una foto en sus perfiles de tal modo que sus mensajes o tweets parecen escritos por entes venidos de otra galaxia. No sea tímido. Utilice su logotipo o la imagen de alguno de sus productos para identificarse y dejar siempre claro quién está detrás de todo lo que comparta en redes sociales. Otra oportunidad que no debe desaprovechar es la de personalizar sus actuaciones en las redes sociales. Sírvase de iconos o de fotografías. Pero es importante que el internauta identifique a la firma. El anonimato es bueno para los demás pero no para el empresario.
[/nextpage]