Economía General Tu Dinero

Dónde nos cuesta menos hacer la compra

Cada vez nos tomamos más molestias para encontrar las mejores ofertas, precios y descuentos de los productos que solemos comprar a diario. Incluso acudimos más veces a la tienda y controlamos más cada acto de compra para ajustar más nuestro presupuesto. Tres de cada cuatro consumidores españoles han cambiado su forma de hacer la compra para ahorrar.

[nextpage]

1 El establecimiento adecuado

Los compradores se preocupan cada vez más por el precio de la cesta de la compra, ahorrar en el supermercado cada día y evitar que su economía doméstica no se resienta. Según el último estudio de Nielsen, los españoles acuden más veces a la tienda en comparación con el año pasado, para controlar mejor lo que gastan.

Saber localizar los establecimientos más económicos supone un gran ahorro. Para la misma cesta de la compra, la diferencia puede superar fácilmente los 1.000 euros y llegar a dispararse por encima de los 1.500 si compras habitualmente en una de las cadenas más caras.

[/nextpage]

[nextpage]

Cartel-de-SEGUNDAS-REBAJAS-alta-calidad-gran-formato

 

Lo barato puede serlo aún más

Los precios han bajado en relación con años anteriores, pero los compradores no han percibido este descenso, de hecho, esperan que bajen aún más. La cesta de la compra anual puede contener en torno a 146 productos de primeras marcas y uso común, con productos frescos, envasados, de una marca y formato definido.

Precisamente son las cadenas más baratas quienes ajustan en mayor medida sus precios y la diferencia con otras cadenas, aunque también sean económicas, se nota. Pero con esta respuesta por parte de los supermercados en cuanto a sus precios, el que compre barato, este año lo notará más, así lo revela un estudio realizado por OCU.

[/nextpage]

[nextpage]

2

El caso exclusivo de Alcampo

La filial de hipermercados en España, Alcampo, encabeza la lista de cadenas de supermercados más baratas, un 6 por ciento más cara que Dani, así lo confirma el estudio sobre las cadenas más baratas entre las de implantación nacional. Las cifras lo constatan, porque en el año 2014, la cadena facturó un total de 1.095 millones de euros, un 0,4 por ciento más que el año anterior.

No solo ofrece los precios más económicos, también cuenta con un amplio surtido para responder a las necesidades de compra de los consumidores. La empresa tiene una gama de productos comprometidos con el desarrollo social y ambiental, que da respuesta a la gran demanda de sus clientes y a los propios valores defendidos por la compañía. Alcampo mantiene también durante todo el año, un surtido permanente de una treintena de productos de Comercio Justo de Oxfam Intermon, entre los que destacan el café molido natural, crema de cacao, chocolate en polvo y té.

[/nextpage]

[nextpage]

3

 

Mercadona a la cabeza de las tecnologías

No solo es catalogada como una de las cadenas más baratas, sino que también su marca Hacendado, es considerada por los consumidores como la mejor entre las marcas blancas. La cesta de la compra en Mercadona y Carrefour es un 11 por ciento más cara que en Dani, pero la cadena de supermercados valenciana sigue al pie de la vanguardia y creciendo cada vez más.

Tanto es así, que Mercadona ha destinado una potente inversión para adaptarse a las nuevas tecnologías, concretamente la tecnología NFC, que permite realizar pagos simplemente acercando la tarjeta al terminal TPV y el móvil. Para ello, se ha colocado más de 16.000 terminales con esta tecnología en todos los supermercados de la compañía.

[/nextpage]

[nextpage]

5

Ni tan caras, ni tan baratas

Comprar mejor y más barato es lo que quieren los consumidores. Entre las cadenas que ofrecen unos precios a nivel medio, destaca E.LECLERC. Aunque las diferencias no son muy significativas, si comparamos, a lo largo del año el ahorro puede superar los cien euros.

El coste medio anual de la cesta de la compra ronda los 6.200 euros, pero la distancia entre las cadenas más baratas y las que tienen unos precios mayores, cada vez se acorta más. Si bien los precios han caído en torno a un 2 por ciento aproximadamente, la diferencia supone realmente 53 euros anuales, entre las cadenas más económicas y el resto.

Establecimientos como Día Market, Ahorramás, Eroski, Caprabo e Hipercor, son las que destacan por estar en una zona media. Decantarse por una de estas cadenas en vez de elegir una más barata supone pagar bastantes euros más al cabo del año, en torno a unos 1.000. También son más caros los supermercados independientes que no pertenecen a ninguna cadena.

[/nextpage]

[nextpage]

6

Desde casa, puede ser más barato

Hacer la compra por Internet sin duda tiene muchas ventajas. Es la manera más rápida de comparar precios y conocer las mejores promociones sin perder demasiado tiempo. Acudir más veces a las tiendas en busca de los productos más baratos a veces nos puede hacer perder más dinero. Actualmente todas las grandes cadenas de supermercados ofrecen el servicio de compra por internet y entrega a domicilio.

Sin embargo, esto nos hace ganar en comodidad y también ahorrar en gasolina, ya que no tenemos que desplazarnos al supermercado. El dato negativo es que hay ocasiones en las que el envío a domicilio no es gratuito. También hay quienes desconfían de este tipo de servicio porque piensan que la calidad de los productos puede variar.  

[/nextpage]

[nextpage]

alimentos

Comprar sano es más caro

Descuidar nuestra alimentación porque pensamos que así se ahorra en la cesta de la compra es una equivocación. En España los hogares gastan de media 4.098 euros anuales en alimentos y bebidas no alcohólicas, esto supone el 15 por ciento de su presupuesto total, así lo indica una encuesta realizada por el INE.

Cada hogar invierte en torno a 341 euros al mes en alimentos y bebidas y la gran mayoría de ese presupuesto va destinado a alimentos como hortalizas, frutas, azúcar, chocolates, aceites y grasas. Si miramos los precios, desde 2012 el precio de los alimentos más saludables ha aumentado mucho más que el de los menos saludables. Pero realmente esta diferencia no es abismal, seguir una dieta basada en muchos alimentos saludables puede costar 435 euros más cada año.

[/nextpage]

[nextpage]

8Los supermercados más caros

La presente tabla refleja la clasificación de las cadenas donde llenar el carrito de la compra cuesta más dinero, a partir de 1.100 euros más y hasta 3.000 euros anuales de diferencia con las cadenas más económicas.

Desde OCU confirman que los establecimientos más caros son los supermercados que pertenecen a la cadena Sánchez Romero, que es hasta un 60 por ciento más cara que Dani, cadena clasificada como la más barata. El dinero con el que podemos llenar la cesta de la compra en supermercados Sánchez Romero, puede dar de sí hasta 15 meses en otro tipo de supermercados más económicos. Incluso 17 meses si compramos en Ahorramás, HiperSimply o MaxiDia.

[/nextpage]

[nextpage]

Plaza_del_Torico_(Teruel)

Ciudades más baratas para comprar

Si comparamos precios y estilos de vida, existe gran distancia entre unas ciudades y otras. Vivir en San Sebastián es un 29,3 por ciento más caro que el resto de España. La capital tampoco se queda atrás, Madrid es un 28,7 por ciento más cara seguida de Barcelona con un 26,2 por ciento más.

Por el contrario Ceuta destaca por ser la más barata, junto a Teruel y Palencia. Estos datos parecen confirmar el tópico “La vida en el norte es más cara que en el sur” y por tanto comprar en estas ciudades también lo es. Pero todo está relacionado, nivel de vida, salarios, compras y viviendas. Es el caso de Teruel, la segunda ciudad más barata de España, sus ciudadanos afrontan gastos un 15 por ciento inferiores a los de la media nacional, pero sus ingresos son también más bajos, hasta un 10 por ciento.

[/nextpage]

[nextpage]

ba397888b16a4c598a3d3331d409f613

Ahorrar en la compra no es difícil

Planificarse los menús, esto es, determinar cuántas personas desayunan, comen y cenan en casa a lo largo de la semana. El domingo es un buen día para pensar el menú de la semana y hacer la lista de la compra. Hay que tener presente que cuando cocinamos todo se puede aprovechar. La planificación semanal te ahorra tiempo, te ayuda a hacer la compra de la mejor forma y evita que te olvides algo.

Es importante hacer inventario, mirar lo que tenemos disponible en la nevera y lo que necesitamos. Dedicar tiempo a la compra, es decir, valorar y seleccionar los productos que más nos interesan, si existen ofertas o algún tipo de descuento.

[/nextpage]