Empresas General

Los secretos de las empresas españolas más antiguas

La mayoría de las empresas españolas no llegan a los 15 años de vida. Sin embargo existe un grupo de firmas legendarias que cumplen años sin parar y sobreviven a todos los problemas. Son las compañías más longevas, aquellas que ponen a la organización por encima del resto de intereses personales o familiares. Esa es la clave de su antigüedad.
[nextpage]

01-codorniu-ok

Codorníu, desde 1551 siendo referente del cava catalán
La empresa más antigua de España es esta cava catalana que tiene a la familia Raventós como propietarios. Las generaciones han ido pasando y en la actualidad son más de 400 accionistas. La única forma de mantenerlos unidos es fomentando el orgullo de pertenencia. Y eso es algo que Codorníu siempre ha sabido hacer. La encargada de llevar a cabo esta tarea en los últimos tiempos es Mar Raventós que siempre está pendiente de que todo funcione bien entre los propietarios. Por ese motivo, cada vez que nace un nuevo miembro en la familia, la empresa se encarga de bautizarlo con una cucharada de cava. Es un signo de distinción de que pertenecen a un clan especial. Al único capaz de sobrevivir en el mundo de los negocios más de 460 años.
[/nextpage]
[nextpage]

02-bankia-ok

La precursora de Bankia es la segunda empresa más longeva de España (1702)
No se trata de ninguna broma. La Bankia de los escándalos y las tarjetas black tiene en su haber ser la segunda empresa más antigua de España. Fue fundada por el padre Francisco Piquer en 1702 y recibió el nombre de Monte de Piedad de Madrid. Fue el iniciador de este tipo de instituciones encargadas de atender las demandas de los pobres a través de la concesión de préstamos gratuitos, que eran garantizados con ropa o con otro tipo de bienes como joyas. Este tipo de instituciones benéficas estaban sostenidas por el Patronato real y por particulares que hacían donativos. Con los años, su razón social fue cambiando. Y en 1836 se planteó por primera vez cobrar intereses por el dinero prestado, aunque solo era para cubrir los gastos administrativos. Como se puede ver, las cosas han cambiado mucho con los años.
[/nextpage]
[nextpage]

03-goma-camps-ok

Más de 250 años amparan a la papelera Goma Camps (1758)
La historia de esta compañía familiar catalana se remonta a 1758, cuando inició su actividad como fabricante de papel que estaba destinado a servir de soporte a documentos oficiales. Con los años, la firma fue ampliando su negocio y se lanzó a la venta de papel para cigarrillos. Ya en la década de los 60 entró de lleno en el papel tisú que se utilizan para los rollos del WC, las servilletas, los pañuelos y el papel de cocina. Ahora está enfrascada en la expansión internacional con especial interés en el mercado africano. De momento, Goma Camps tiene presencia en Francia y Portugal, de donde viene el 30% de su facturación, que en 2013 fue de cerca de 90 millones de euros. La compañía emplea a 400 trabajadores, fabrica 60.000 toneladas de papel y transforma otras 80.000.
[/nextpage]
[nextpage]

04-osborne-ok

Osborne, la bodega que se convirtió en multinacional de la alimentación (1772)
La canción de Los del Río dice que Sevilla tiene algo especial. Pero la verdad es que en el mundo de la longevidad empresarial, la que tiene algo especial es la provincia y la tiera de Cádiz. Si no, es imposible explicar que cuatro de las diez empresas más antiguas de España sean de allí. Y que las cuatro sean bodegas. La más veterana es Osborne, que nació en 1772 y se convirtió rápidamente en referente del vino de Jerez. Pero poco a poco y generación a generación, la firma ha ido diversificando su cartera de productos. Así al Jerez y los brandys se unieron en 1973 los caldos de la Rioja con la adquisición de Bodegas Montecillo. En 1975 se produjo otro gran salto con la compra de Anís del Mono, la marca de mayor reconocimiento internacional en su sector. Aunque la gran operación llegó en 1983 con la compra de Sánchez Romero Carvajal. De esa forma, Osborne se convertía en el rey del jamón de Jabugo y en el propietario de la marca premium 5J. En los últimos años la firma está empeñada en vender sus jamones en Estados Unidos y en sacar provecho de su mítico Toro de Osborne.
[/nextpage]
[nextpage]

05-farga-lacambra-ok

El legendario cobre de La Farga Lacambra (1808)
De Cataluña viene también la siguiente firma más antigua de España. Se trata de La Farga Lacambra fundada en 1808. Su actividad ha variado con los años pero desde siempre se ha dedicado a la fabricación de semielaborados de cobre y sus aleaciones para venderlos en los mercados eléctricos, de envases metálicos, sector ferroviario, tuberías, automoción, etc. Esta firma familiar cuenta con una plantilla de 300 personas que respetan la filosofía de la casa, que es la de innovar de forma constante. Solo así ha conseguido sobrevivir tantos años. De hecho sus mayores problemas vinieron en los pasados años 80, que fue cuando la compañía dejó de ser familiar y se olvidó de innovar. Por fortuna, la compraron cuatro socios y hoy en día ha vuelto a la senda del crecimiento gracias a no olvidar aquello que la hizo grande.
[/nextpage]
[nextpage]

06-barbadillo-ok

Bodegas Barbadillo, el rey de la manzanillas (1821)
Si Osborne tiene su sede en El Puerto de Santa María, el segundo representante de la longevidad gaditana parte de la localidad de Sanlúcar de Barrameda. Allí la familia Barbadillo embotelló la primera manzanilla en 1821. Desde ese momento, la firma ha ido diversificando. Al principio se limitaba al vino de Jerez y los brandies pero ahora tiene presencia en otras denominaciones de origen como Ribera del Duero y Somontano. Al igual que Osborne también ha entrado en el negocio de los ibéricos con la marca Sierra de Sevilla, que elabora productos 100% bellota. En cuanto al mercado internacional, la firma está presente en más de 50 mercados, con un peso importante en Reino Unido, Alemania, Bélgica, Dinamarca y Estados Unidos.
[/nextpage]
[nextpage]

07-caballero-ok

Bodegas Caballero, los responsables del ponche más popular (1830)
Sin salir de la provincia de Cádiz, y tras nuestro breve paseo por Sanlúcar de Barrameda para conocer a Barbadillo, regresamos a El Puerto de Santa María para adentrarnos en las Bodegas Caballero. Se trata de la séptima firma más antigua de España. Todo comenzó cuando José Cabaleiro se involucró en el mundo del vino de Jerez y de las bebidas espirituosas y fundó en 1830 las primeras bodegas en la también gaditana localidad de Chipiana. Ya en esos años y en el resto del siglo XIX la compañía exportaba sus productos a Inglaterra y América del Sur. En 1932, la bodega se trasladó a su sede actual y se constituyó en referente nacional e internacional. Su marca más conocida es Ponche Caballero. Pero el grupo posee muchas otras enseñas de referencia, como el ron Contrabando o el licor Mangaroca.
[/nextpage]
[nextpage]
08-byass-ok

González Byass, los jerezanos que venden su Tío Pepe por todo el mundo (1835)
La cuarta y última representante de la longevidad de la provincia de Cádiz es la jerezana bodega González Byass. Se fundó en 1835 cuando un joven Manuel María González paseaba junto a su tío José Ángel y Vargas y decidió fundar la empresa junto a su Tío Pepe. Así comenzó la leyenda del fino más conocido del mundo. Una enseña que se conoce en medio mundo. De esas andanzas internacionales, el fundador conoció a Robert Blake Byass su agente en Inglaterra, que no tardó en formar parte de la aventura empresarial. La firma también tuvo gran éxito comercializando brandies, como Lepanto. Ahora transcurre por la quinta generación y siempre se ha caracterizado por ser una bodega puntera. Sirva como ejemplo que fue el primer caso en España en instalar luz eléctrica en las bodegas. Al igual que sus rivales de provincia, González Byass también ha incorporado otros caldos a su portfolio con la adquisición de bodegas en denominaciones de origen como Rioja o Somontano.
[/nextpage]
[nextpage]

09-uriach-ok

Laboratorios Uriach encontró el gen de la eterna juventud (1838)
Fundada en 1838 y gestionada por la segunda generación, Laboratorios Uriach es la farmacéutica más antigua de España. ¿Más de 175 años de vida y solo van por la segunda generación? Efectivamente. No se trata de un error. Esta firma es el ejemplo de uno de los relevos más curiosos que se han dado en una empresa: la poda del árbol. Consiste en que una rama de la familia compra las acciones del resto y vuelve a tener el control total. Por eso, aunque en realidad sean miembros de la quinta generación, se puede decir que Uriach es una empresa dirigida por los hijos del fundador. El otro secreto que ha permitido a la compañía sobrevivir es la ambición y el saber reinventarse. Eso es precisamente lo que está haciendo en la actualidad, con su apuesta por los medicamentos de consumo y alejándose del mundo de las recetas, donde los márgenes de beneficios son escasos. Todo un reto que los inventores de la Biodramina, el AeroRed o la línea Aquilea esperan lograr. No contentos con ello, también buscan la internacionalización, especialmente en China.
[/nextpage]
[nextpage]

10-orbea-ok

Orbea de las armas a las bicicletas (1840)
La casa Orbea es conocida por ser un fabricante de bicicletas. Pero lo que poca gente sabe es que en sus comienzos, la firma se fundó en 1840, su actividad era diferente. Tanto, que estamos hablando de un fabricante de armas, que fueron utilizadas durante la primera Guerra Mundial. No fue hasta 1926 cuando empezaron a dedicarse a las bicicletas. A finales del siglo XX, una crisis la llevó a integrarse en la cooperativa vasca Mondragón. No le ha ido mal desde entonces. En la actualidad, Orbea es uno de los principales productores de bicicletas de Europa. Además ha ampliado su catálogo con todo tipo de modelos (carretera, montaña…) y ha incluido la comercialización de ropa, cascos y demás accesorios para deportistas. Por si fuera poco, Orbea es el distribuidor exclusivo a nivel mundial de Orca, la marca de triatlón más vendida.
[/nextpage]