Empresas General

Las vallas publicitarias más espectaculares del mundo

Las empresas dedican al año en España más de 282 millones de euros en publicidad exterior. Y lo hacen porque las vallas publicitarias son rentables. Están bien vistas por la población y su coste es muy reducido si se compara con el número de personas que las contempla. Aquí unos ejemplos de firmas que han sabido aprovechar este formato para sorprender.
[nextpage]

01-dientes-ok

La pasta de dientes más poderosa
La agencia Ogilvy & Mather en Jakarta (Indonesia) recibió el difícil encargo de diseñar una valla publicitaria para el dentífrico Toothcare. Se trata de un producto para niños y adolescentes cuya mayor virtud es la fortaleza. El resultado lo pueden ver en la imagen. Se trata de una publicidad muy visual y sobre todo llamativa. Nadie que pase cerca de ella podré evitar mirar a ese chaval utilizando su dentadura para morder sin piedad el propio soporte publicitario que sirve para sujetar toda la estructura. Desde luego sí que parece un dentífrico poderoso capaz de construir dentaduras capaces de demoler todo lo imaginable y un perfecto ejemplo de hasta dónde se puede llegar con esta vía de promoción.
[/nextpage]
[nextpage]

02-osborne-ok

El Toro de Osborne, la valla publicitaria que se convirtió en arte y destino turístico
En 1988 una renovación en la Ley General de Carreteras obligaba a retirar la vallas publicitarias de las carreteras nacionales porque distraían a los conductores. La mayoría fueron destruidas pero el toro de Osborne no. ¿Por qué? Pues porque la sociedad se levantó y protestó por algo que consideraban injusto. El jaleo que se montó fue considerable y al Gobierno de turno no le quedó más remedio que dar marcha atrás y permitir a la valla seguir existiendo. Lo normal es preguntarse qué veía la gente en esa publicidad para protestar de forma tan airada. La respuesta es sencilla. Algunos ejemplos, como éste, hace mucho que dejaron de ser meras campañas de marketing para convertirse en parte de la cultura de un país. Y eso es lo que ha conseguido este enorme toro de 14 metros que jalona muchas carreteras españoles. Su interés es tal que hasta existe aplicaciones que ayudan a encontrarlos por la geografía española. Todo un reconocimiento a esta idea de la agencia Sauquillo que pretendía que este enorme cartel anunciara el brandy Veterano de Osborne. Desde luego consiguió mucho más.
[/nextpage]
[nextpage]

03-mcdonalds-ok

El genial reloj de sol de McDonald’s
Si no se fija bien en la imagen, esta valla le parecerá de lo más normal. Otra más con la que McDonald’s trata de promocionar sus productos. Pero si nos concentramos un poco veremos que esta publicidad esconde mucho más. La clave está en el reloj de sol que está situado en la parte superior derecha y que enseña qué producto de la empresa de los arcos dorados debemos tomar dependiendo de la hora del día en la que nos encontremos. Eso lo sabremos por la sombra que el astro rey proyectará sobre esta publicidad exterior absolutamente genial. Este ejemplo nos enseña a la perfección que McDonald’s es mucho más que un fabricante de hamburguesas y que en sus restaurantes se pueden encontrar productos aptos para tomar a cualquier hora del día. Esta publicidad exterior también nos sirve para ver que la originalidad también está presente en este tipo de soportes.
[/nextpage]
[nextpage]

04-tio-pepe-ok

Tío Pepe, un referente que se negó a desaparecer
El caso del cartel publicitario de Tío Pepe de la bodega González Byass situado en la Puerta del Sol (Madrid) es similar al del toro de Osborne. Aquí hablamos de reclamos que van mucho más allá de ser meros soportes publicitarios. Son parte de la cultura del país o de la ciudad y también sirven como reclamos turísticos. Todo eso se pudo comprobar cuando en 1986 el Ayuntamiento de Madrid quiso remodelar la zona centro de la capital y quitar las vallas publicitarias. Tío Pepe llevaba colgado desde 1935 y se había convertido en parte de la ciudad. Eso lo comprobó el consistorio que no tardó en recibir protestas en masa por la idea de quitar la valla. Al Ayuntamiento no le quedó más remedio que dar marcha atrás e indultar a este luminoso que sigue dando personalidad a la céntrica plaza madrileña. Y es que estamos hablando de vallas que tienen historia. En este caso, se trata de una publicidad que sobrevivió a la Guerra Civil y que se ha ganado a peso un lugar en la mente de los madrileños.
[/nextpage]
[nextpage]

05-apolofoasy-ok

Apolosophy logra un hito de la interactividad
La firma de cosmética capilar sueca Akestam Holst acertó con su campaña de publicidad exterior para promocionar su champú Apolosophy. Y lo hizo porque aprovechó las nuevas tecnologías y las incorporó a su propuesta. La forma de lograrlo fue creando mupis (vallas) interactivos situados en las estaciones de metro. En ellos se ve a una chica que parece estática. Pero cuando llega el metro todo cambia. De repente su cara y su pelo se empieza a mover debido al aire que levanta el suburbano cuando llega a la estación. La imagen se repetía con la llegada de cada nuevo convoy creando una sensación de realidad y de interactividad que volvió locos a los usuarios del transporte público. Tanto es así que se pueden encontrar en YouTube infinidad de vídeos de gente que ha grabado los movimientos de la chica con sus móviles.
[/nextpage]
[nextpage]

06-miele-ok

El infinito poder de succión de las aspiradoras Miele
El fabricante de electrodomésticos Miele siempre ha sido popular por su calidad. Sus productos siempre están situados en la parte más alta de la horquilla de precios. Y su publicidad debe demostrar esas virtudes que la caracterizan. Por eso, cuando lanzaron un nuevo y potente aspirador le explicaron a la agencia Mayer McCann Erickson que creara una campaña exterior acorde. A los creativos no se les ocurrió otra cosa que la genial idea de situar las vallas en los túneles por donde pasan los coches. Pero lo mejor fue que elaboraron un diseño en el que parecía que los coches eran absorbidos por la aspiradora cada vez que entraban en el túnel. Y todo ello sin recurrir a tecnología.
[/nextpage]
[nextpage]

07-schewppes-ok

Schweppes, nuestro luminoso más cinematográfico
Al igual que le ocurrió al toro de Osborne o al cartel de Tío Pepe de González Byass situado en la Puerta del Sol de Madrid, el luminoso de Schweppes colocado en la Plaza de Callao (Madrid) también estuvo en peligro de desaparecer y solo la presión popular hizo posible que siguiera existiendo. El Ayuntamiento tuvo que dar marcha atrás e indultar a esta valla. ¿Motivos? Forma parte de la cultura de la ciudad y mucho más tras su aparición estelar en la película de Alex de la Iglesia El Día de la Bestia. En ella los protagonistas interpretan una escena colgados del luminoso, que se ha convertido en referente del cine español. Este cartel se instaló por primera vez en 1972 y desde entonces luce en lo alto del edificio Capitol. Otros ejemplos de vallas indultadas los tenemos con la publicidad de Firestone (Odonell, 3) y el gran cartel que corona el edificio del BBVA en el Paseo de la Castellana.
[/nextpage]
[nextpage]

08-seat-ok

Seat, ejemplo de tecnología aplicada a la publicidad exterior
La realidad aumentada también se ha colado en un entorno tan clásico durante muchos años como fue la publicidad exterior. Lo ha hecho de la mano del fabricante de automóviles SEAT que hace menos de dos años colocó en diversos edificios de zonas céntricas de Madrid y Barcelona un campaña que buscaba promocionar el nuevo Seat León, haciendo hincapié en su capacidad tecnológica. A simple vista, la lona no tiene nada de especial, salvo que te lleva a que busques información extra a través de un código QR. El resultado es que muchos viandantes se paraban ante la valla sacaban sus móviles lo enfocaban a la misma y se adentraban en el mundo tecnológico del León.
[/nextpage]
[nextpage]

09-oreo-ok

Oreo celebró su centenario a lo grande
Con motivo de su 100 cumpleaños, la marca de galletas Oreo tiró la casa por la venta en su campaña de publicidad exterior desarrollada en Estados Unidos. De hecho, se convirtió en todo un acontecimiento. Bautizada con el nombre de Wonderfilled, Oreo transformó la arteria neoyorquina de Times Square colocando en muchos de sus edificios unos luminosos gigantescos en los que se trataba de contar la historia y los beneficios del producto. No ha habido nada similar en costes y proporciones en este mundo del marketing y tardaremos mucho tiempo en contemplar algo parecido. La inversión tuvo que ser enorme pero todos los habitantes de Nueva York y de medio mundo se enteraron de que estas galletas estaban de celebración. ¿Qué harán dentro de otros 100 años? Cualquiera sabe.
[/nextpage]
[nextpage]

10-smart-ok

Smart, el colmo de la originalidad
La agencia Contrapunto BBDO puede sentirse orgullosa del trabajo realizado para la marca Smart. Pocos recuerdan una campaña tan original como la que llevó esta firma con estos coches. La clave de todo estuvo en entender cuáles son las virtudes del Smart y trasladarlas a los soportes publicitarios exteriores. A la hora de llevarlo a cabo se dieron cuenta de que este vehículo destaca porque cabe en cualquier sitio. Una idea que era inviable de colocar en una valla. A menos que se hiciera en el lateral de las mismas. De esa forma demostraron que por muy pequeño que sea el espacio, este utilitario siempre tendrá su sitio. Nadie ha tenido jamás una idea similar que hasta sea capaz de aprovechar el lateral de un mupi (valla).
[/nextpage]
[nextpage]

11-okPanasonic y 3M con sus casos de publicidad rompedora y llamativa
El mundo de la publicidad exterior está plagado de grandes ejemplos. Dos más para terminar destacan también por su originalidad. El primero es el de Panasonic que tenía que promocionar una máquina ideal para cortar los pelos de la nariz. El segundo es el de 3M que tenía que encontrar la forma de enseñar al mundo la resistencia de su cinta aislante. En la imagen superior se puede ver a lo que llegaron al final. Se trata de dos carteles que no dejan indiferente a nadie y que, desde luego, aciertan a la hora de mostrar las virtudes de los productos que tratan de comercializar.
[/nextpage]