General

Trucos para ponerte al día con los idiomas

Do you speak english? Para una parte importante de los españoles se trata de un gran desconocido. Las causas son de lo más variadas. Desde incompatibilidades con la lengua de Shakespeare (por muchos codos que se hinquen, no entra, y no entra), hasta ‘miedo escénico’ por temor a equivocarse. A continuación te contamos una serie de consejos que son extrapolables a otras lenguas.

[nextpage]

ridiculo

¿RIDÍCULO? NO, GRACIAS

Práctica, práctica y práctica. Aprender cualquier tipo de lengua requiere de constancia, perseverancia, tesón, esfuerzo e insistencia. Pero no hay que rallarse la cabeza con libros, gramáticas, ni meterse en la cabeza a capón listas interminables de verbos irregulares o phrasal verbs. Deja atrás el miedo al ridículo y lánzate a la piscina de cabeza. Aunque no seas un typical british, intenta hablar con los demás como si lo fueras. Y si no te entienden, peor para ellos. Confundirse en multitud de ocasiones es la mejor manera de recordar una palabra o una expresión que tenías olvidada en el baúl de los recuerdos. Seguro que cuando metas la pata, a partir de entonces, te acordarás de ella para toda la vida.

[/nextpage]

[nextpage]

basico

 

BÁSICO

Si quieres dominar un idioma, hay una serie de palabras que tienes que dominar de pe a pa. ¿Cuáles son? Pues los números, el abecedario, preguntar por calle, pedir la cuenta en un restaurante… Situaciones del día a día que, en infinidad de ocasiones, tendrás que utilizar en una conversación en otro idioma. Seguro que, en algún momento, algún extranjero te ha preguntado por dónde se va a tal o cual sitio. O dónde se puede comer, o hay un hotel para pernoctar. Si se trata del mundo del trabajo, no hay mejor truco que pedir un e-mail con un spelling correcto. O decir a la persona que está al otro lado del teléfono que se mantenga hold the line antes de pasar su llamada.

[/nextpage]

[nextpage]

vocabulario

 

VOCABULARIO

Algunas personas se muerden las uñas pensando que tienen que dominar el idioma a la perfección. Si, por alguna razón, desconocen alguna palabra, se tiran de los pelos. ¡Error! No se trata de ser David Cameron, ni Mick Jagger, ni Barack Obama. Lo importante, para comenzar, es conocer un vocabulario mínimo, por encima de saber la gramática de la a a la zeta. De esta manera, lo que se conseguirá es comunicar con los demás. Y, lo que todavía resulta mucho más interesante, que aquellas personas con las que formes conversación te entiendan. Are you ready? Yes. Pues, adelante. ¿A qué esperas?

[/nextpage]

[nextpage]

ocio

 

OCIO

Cuando una cosa nos gusta, abrimos los ojos como búhos para no perder ripio. Si, por el contrario, no nos atrae lo más mínimo, lo habitual es que miremos para otro lado o no le hagamos ni caso. Si te gusta la lectura, la música o el séptimo arte, lo tienes al alcance de la mano. Lee libros o revistas, ve al cine en versión original, y escucha a cantantes o grupos de los países donde se practique el idioma. Y, aunque no comprendas todas las palabras, ‘abre las orejas’ para entender el sentido general de lo que se quiere decir. Si lo haces habitualmente, de manera recurrente, lo más normal es que cada día que pase acabes identificando más palabras y frases.

[/nextpage]

[nextpage]

repetir

 

REPETIR

¿Por qué sé que una palabra se pronuncia de una determinada forma y no de otra? ¿Por qué sabemos que english se dice inglis? ¿Dónde está el truco? Pues, sencillamente, en la repetición. Es el método más natural de aprendizaje, el que utilizan los más pequeños de la casa. Repetir como cuando éramos pequeños es el mejor método de aprendizaje. Los niños siempre se dice que son esponjas que absorben todo lo que ven y lo que oyen. Los adultos no tienen que ser bichos raros en este aspecto.

[/nextpage]

[nextpage]

juegos

 

JUEGOS

Cuando alguien está jugando, significa que se lo está pasando pipa. Jugar con las palabras, a lo largo del día, puede ser un buen método para mejorar un idioma. Pongamos un ejemplo. Supongamos que alguien viaja en tren todos los días hasta su puesto de trabajo. La primera palabra que le puede venir a la cabeza es la de train. Bien. Al día siguiente, añade un complemento a dicha palabra. Ese matiz podría ser train station (estación de tren). Así, día tras día, por lo que llegará un momento en el que esa primera palabra se haya convertido, por qué no, en varios párrafos.

[/nextpage]

[nextpage]

companero

 

COMPAÑERO

Puede darse el caso de que, a tu lado, en la oficina, por ejemplo, tengas un compañero que domine un idioma. ¡Sácale el máximo partido! ¿Cómo? Con su complicidad, es decir, poniéndote de acuerdo con él, envíale los correos electrónicos pertinentes en la lengua que pretendes aprender. Puede ser muy divertido. Y la mar de pedagógico. El compañero puede ser tu mejor aliado, corrigiendo tus fallos, y explicándote cómo solucionarlos. Si envías tu e-mails a tu compañero de al lado como si estuviese en Londres, irás adquiriendo soltura de una manera natural.

[/nextpage]

[nextpage]

viajes

 

VIAJES

¿Has visto a Fernando? La última vez que lo vi no tenía ni idea de inglés, y ahora habla como si fuera Gareth Bale. Esta conversación no debería extrañarnos ni un pelo. ¿Por qué se ha producido el cambio? Porque el tal Fernando decidió en un momento dado de su vida estar durante un tiempo en el país de origen de la lengua que quiso aprender. Es la forma más normal, y también más eficaz, de soltarse. Escuchar conversaciones, con diferentes tonos y acentos, in situ, en una nación donde es la lengua vernácula, es de lo más provechoso.

[/nextpage]

[nextpage]

afondo

 

A FONDO

Si lo que se quiere descubrir son las profundidades marinas, lo que hay que hacer es sumergirse a fondo. Lo mismo sucede con los idiomas. No se trata de estar estudiando una hora, o dos diarias. Lo que hay que hacer, en todos los momentos del día, es meterse a fondo en el asunto. Es decir, si uno está en un restaurante, pensar cómo pediría la carta, los productos que piensa degustar, o solicitar dónde está el cuarto de baño. Aunque acabe hablando con el camarero en español, mientras degusta su plato puede pensar mentalmente cómo debería haberlo pedido en otro idioma. Cuando va en el coche, si está en el gimnasio, si viaja en autobús… en todas esta situaciones puede usarse también.

[/nextpage]

[nextpage]

adiosverguenza

 

ADIÓS A LA VERGÜENZA

Internet es una buena fuente donde poder bucear en busca de gramática, vocabulario, y conversaciones en el idioma pertinente. También se puede chatear con otras personas en otros países. Pero lo que es muy importante es perder el miedo a la vergüenza y ponerse a hablar con un interlocutor. ¡Fuera miedos! ¡Adiós al pánico! Hay que tener tan claro como el agua que practicar es la mejor manera de avanzar. Y si te equivocas, no pasa nada. Por mal que lo hagas, nadie se va a reír de ti. Es cuestión de constancia y perseverancia. Si no lo intentas, una, y otra, y otra vez, te quedarás anclado y nunca lograrás tu objetivo. OK?

[/nextpage]