Empresas General

Coches que ‘rompieron corazones’ en los 80

No había ser vivo que se cruzara con ellos por las calle y no les echara una mirada. Ya sea por su diseño, por su versatilidad, o por sus innovaciones, lo cierto es que atraían las miradas de propios y extraños. Fama que, en ocasiones, venía precedida por sus éxitos deportivos.

[nextpage]

AudiQuattro

AUDI QUATRO

Su presentación en el Salón de Ginebra de 1980 entusiasmo tanto a la prensa como a los expertos. Motor de cinco cilindros, de 2.144 a 2.226 cc, de 200 a 220 CV, se fabricaron casi 12.000 unidades y llegaba a alcanzar los 220 kilómetros por hora. Estos fueron los atributos de un coche que acabó convirtiéndose en un mito de los rallies. El primer mundial lo consiguió en 1983, y un año después conseguía el doble de marcas y pilotos. Pero su leyenda no se quedó solo en los rallies. El Qatro logró tres victorias consecutivas en el ascenso a Pikes Peak, en Colorado (EEUU). También en los circuitos de la TransAm norteamericana. La razón de su éxito estuvo en un invento revolucionario: la creación de un árbol primario hueco que transmitía la fuerza del motor de las cuatro ruedas.

[/nextpage]

[nextpage]

opelcorsa

OPEL CORSA

Fue en 1982, el año de ‘Naranjito’, cuando de la planta de Opel cercana a Zaragoza salía por la puerta el primer Opel Corsa. El objetivo de General Motors, su fabricante, no era otro que el de hacerse un hueco en el mercado de los coches pequeños. Y vaya si lo consiguió, pese a no estar especializada en este segmento. Una de sus virtudes era su espacio, más que otros modelos de su misma clase. A ella había que unir su bajo consumo, y su estilizado diseño. Por ejemplo, el motor más básico, el de 1.0 litros con 45 CV solo ‘chupaba’ 6,6 litros a los 100 kilómetros. Eso no significa que fueran lentos, todo lo contrario. El de 1.3 litros alcanzaba más de 160 kilómetros por hora. Su éxito no fue solo en el país de la piel de toro, sino que alcanzó lo más alto del podio en Italia y Francia.

[/nextpage]

[nextpage]

Peugeot205

PEUGEOT 205

No eran momentos buenos para la insignia del león. Tanto Citroën como Renault le llevaban la delantera al principio de la década. ¡Era necesario un cambio! Y el mismo vino de la mano del 205, que significó un antes y un después para Peugeot. Presentado al público en 1983, en una década logró vender más de un millón de unidades. Parte de su éxito radicó en su elevada gama desde el minuto cero: ocho versiones con cinco tipos diferentes de motores (incluido uno diésel). Luego se añadieron otros modelos, como el GTI, que llegó a ser un clásico en los rallies (dos veces campeones). También hubo series especiales con los nombres de Lacoste, Junior, Roland Garros, Plus… No hay duda: el 205 devolvió el rugido al león.

[/nextpage]

[nextpage]

lanciadelta

LANCIA DELTA

Comenzó a fabricarse en 1979, y fue todo un clásico sobre todo en el mundo de los rallies. Esa versión deportiva, denominada Delta HF Integrale, con tracción a las cuatro ruedas, fue todo un auténtico mito. El primer modelo de este tipo que comenzó a saborear las mieles del triunfo se conoció como V8, con idéntico motor (165 CV), pero con ajustes que hacían que se pegara a cualquier tipo de superficie como las lapas. Otros modelos que también lograron los laureles de la victoria fueron el Integrale 16V (220 CV), y el Evoluzione. Tal fue la competitividad de este modelo, que durante seis años consecutivos obtuvo el campeonato de constructores del campeonato del mundo de rallies. Fue coche del año en Europa en 1980.

[/nextpage]

[nextpage]

SEAT-Ibiza

SEAT IBIZA

Vio la luz en 1984, y hoy en día todavía sigue vivito y coleando. Así es el Seat Ibiza, el primer coche que fue creado totalmente por Seat como compañía independiente totalmente española, y que salió de la factoría de Martorell (Barcelona). Fue el Salón del Automóvil de París el lugar de su puesta de largo. Y en su confección participaron el diseñador italiano Giugiaro, la ingeniería de Karman, y la motorización de Porsche. Muchas son las renovaciones que ha ido sufriendo el modelo a lo largo de sus más de tres décadas de vida. Una ruptura se produjo con la segunda generación (la marca ya estaba bajo el control de Volkswagen), cambiando la motorización, y el diseño (se inspiró en el Polo).

[/nextpage]

[nextpage]

Sonata

HYUNDAI SONATA

Fue uno de los grandes ‘inventos’ de la marca coreana. No en vano, llegó a conquistar el corazón de los norteamericanos, un mercado que por aquel entonces era algo así como un coto cerrado. El éxito de esta berlina se basó en tres pilares: era un coche simple, bien equipado, y barato. Aunque en un principio Hyundai había pensado en Europa para su aterrizaje, se lo pensaron mejor y apostaron por la tierra del Tio Sam. Su filosofía era clara: seguir el camino de los fabricantes japoneses. Sus motores eran de 2.0 a 3.3 litros V6, de 140 a 235 CV, que permitían alcanzar velocidades de hasta 230 kilómetros por hora. En España se vendieron casi 10.000 unidades.

[/nextpage]

[nextpage]

mazda

MAZDA MX-5

Toda una tentación para los ojos. Fue en 1983 cuando la firma japonesa empezó a diseñar uno de los deportivos biplaza más estilizados de la historia. Eso sí, tardaron seis años en ponerlo a disposición del público. Tal fue su encanto, que otros fabricantes como Porsche, Mercedes o BMW, vieron como les comía el terreno. ¿Por qué? Porque además de su imagen, su precio estaba por debajo de otros coches de su mismo segmento. Y el mismo se ha mantenido durante años. Tanto gustó, y tanto vendió, que llegó a convertirse en el más vendido, incluyéndose en el ‘Libro Guinesss de los Records” en el año 2000. ¿Motor? 4 cilindros, 1.8 y 2.0 litros, de 126 a 160 CV. ¿Velocidad máxima? De 185 a 210 kilómetros por hora.

[/nextpage]

[nextpage]

renaultfuego

RENAULT FUEGO

En la década de los 80 fueron muchos los modelos de la marca francesa que circulaban por las calles de España, desde el Renault 4 (todo un clásico), el 5, el 9, el 11, el 18… Y en esa década comenzó a fabricar un deportivo de tres puertas y cuatro plazas, llamado Fuego, que venía a ser una especie de ‘hermano rápido’ del Renault 18. Entre las diferentes versiones, se puede destacar la denominada GTA, que incluía un motor de 2,2 litros de 116 CV, y que alcanzaba una velocidad de 190 kilómetros por hora. También hubo el turbo, y el turbodiésel. Incluía cierre centralizado a distancia, dirección hidráulica, aire acondicionado, y otras características no tan habituales en la época. Asimismo ganó diferentes competiciones.

[/nextpage]

[nextpage]

citroenbx

CITROËN BX

Fue coche del año en España en 1984, justo dos años después de su puesta de largo. Una de sus señas de identidad es la amplia gama de motorizaciones de la que dispuso, desde gasolina (carburación e inyección) a turbo diésel, pero a mucha gente le seguía llamando la atención la suspensión hidroneumática (marca de la casa), que posibilita la opción de elevar o descender el coche a voluntad. No le faltaba nada en cuanto a equipamiento, sobre todo en la gama más elevada, y estaba disponible en versión normal y familiar. La versión más económica tenía una potencia de 55 CV, mientras que la más potente llegaba a los 160 CV.

[/nextpage]

[nextpage]

Opel-Omega

OPEL OMEGA

Su llegada al mercado no pudo ser de lo más exitosa. Nada más ponerse sus neumáticos en el asfalto, fue premiado como Coche del Año en Europa en 1987. ¿Motores? Los había de entre 1,8 litros y 3,0 litros, de entre 115 CV y 200 CV. El diésel, por su parte, poseía 2,3 litros de cilindrada, y 73 CV, 90 CV (turbocompresor), y 100 CV (turbocompresor e intercooler). A esta primera generación le siguieron otras dos.

[/nextpage]