General

Como perder el trabajo por culpa de twitter

Para todos es una realidad que las redes sociales han cambiado la forma de comunicarnos tradicional. Pero no solo en nuestro ámbito privado, es una herramienta más de trabajo y precisamente por ello se debe tener cuidado, porque si se malinterpreta, podemos jugarnos el puesto.

[nextpage]

1

La violencia

Cuidado con la efusividad que mostramos por escrito. Desde Marketing Directo advierten que cuando se twittea con demasiada efusividad sobre un tema que se sigue con mucha expectación y tiene relación con nuestro trabajo, se corre el riesgo de que el contexto se malinterprete y se tache de hacer apología a la violencia. En este caso, lo mejor es pedir disculpas, aunque puede que sea demasiado tarde y hayamos enfadado a nuestro jefe.

Fue el caso de Chad Shanks, responsable de comunicación de los Rockets de Houston, fue despedido por mostrarse demasiado efusivo cuando el equipo estaba a punto de ganar a los Mavericks de Dallas.

[/nextpage]

[nextpage]

9-consejos-cc3b3mo-conseguir-seguidores-en-twitter

La persona menos popular

Arriesgarnos con twitter para aumentar nuestra popularidad puede tener el efecto contrario. Le pasó a Justin Sacco, consultor de relaciones públicas con tan solo 170 seguidores. Pero se le ocurrió tuitear lo siguiente: “Voy a África. Espero no pillar el SIDA. Es broma. Soy Blanco”.

Tal y como publican en Marketing Directo, aquí no acabó todo. El escritor Sam Biddle retuiteó la publicación y sus 15.000 seguidores se indignaron. Se llegó a crear el hashtag #HasJustineLandedYet y Justin fue despedido del IAC.

[/nextpage]

[nextpage]

error

¡Ojo con la cuenta que utilizamos!

Si somos responsables de la cuenta oficial de nuestra empresa, es imprescindible ser consciente de cuando la utilizamos y para qué. Tuitear nuestra opinión acerca de algo, con un lenguaje coloquial y pensando que lo hacemos desde nuestra cuenta personal, es un error que nos puede costar el puesto de trabajo.

Así fue para Scott Bartosiewick, responsable de estrategia y medios de comunicación de Chrysler. Durante un atasco y pensando que lo hacía desde su cuenta personal, insultó a la marca Detroit. Lógicamente fue despedido inmediatamente.

[/nextpage]

[nextpage]

parar-a-un-brasas

Saber del tema sobre el que tuiteamos

Un cambio de nombre o de apellido a la hora de sentenciar o alabar a alguien, puede cambiar totalmente el resultado del tuit. Octavia Nasr, editora senior de la CNN, se equivocó de nombre en un tuit que pretendía ser un elogio y terminó siéndolo para el líder espiritual de Hezbolá, Mohammed Hussein, responsable de la muerte de 260 estadounidenses. Octavia perdió total credibilidad y fue relevada de su cargo en la CNN.

[/nextpage]

[nextpage]

JEFE-1

Si tu jefe te sigue en twitter…

Si va a cambiar de trabajo o tiene algo que criticar de su empleo actual, es más que recomendable no publicarlo en las redes sociales. Un joven de Texas anunció que iba a ser contratado por otra empresa y dedicó varios comentarios, poco agradables, a la empresa actual en la que estaba trabajando. Su jefe le leyó y tomó cartas en el asunto de inmediato.

[/nextpage]

[nextpage]

cover-famosos-redes-sociales-en-premios-oscar-2015

La fama hace que le lean con lupa

Hay muchos ejemplos de personajes públicos y reconocidos que han perdido seguidores, han enfurecido a los lectores y han desatado la indignación en la red. Damian Goddard, comentarista deportivo en televisión y se mostró, públicamente en twitter, contrario al matrimonio entre personas del mismo sexo. La cadena televisiva alegó que la opinión de su comentarista era totalmente personal y no se identificaba con la cadena. Damian tuvo suerte, en el mejor de los casos, se llevó una reprimenda de su jefe, pero conservó su puesto de trabajo.

[/nextpage]

[nextpage]

tell tales

Criticar al jefe, mejor no en Twitter

Si está buscando otro trabajo y va a tener una entrevista o incluso sabe que ya ha sido contratado por otra empresa, es mejor que se abstenga de publicar lo que opina sobre su actual trabajo o jefe. Si no es su jefe directo el que le sigue en twitter, seguro que tiene a compañeros de trabajo o contactos. Es una inconsciencia innecesaria opinar públicamente sobre cualquier trabajo, ya que no sabemos si en un tiempo más adelante volvamos a trabajar para la misma empresa.

[/nextpage]

[nextpage]

racista-que-es-la-sociedad

Comentarios racistas

Mike Backsik es jugador profesional de béisbol conocidísimo y esto le llevó a poder trabajr en la radio como comentarista. Su pasión por el deporte le llevó a llamar “sucios” a los jugadores de un equipo mexicano, lo que provocó que perdiera su trabajo tras ser acusado de racista.

También ha habido casos de seguidores y aficionados al futbol que han llamado “negraco” o “mono” a jugadores del equipo contrario al que animan. No solo en las redes sociales, estas expresiones racistas también se ven a pie de campo. Sin duda son comentarios que deben ser eliminados y tener más conciencia de lo que se publica en las redes.

[/nextpage]

[nextpage]

Tsunami-de-japon_04

Bromear con una catástrofe

De informar de algo con ironía, a hacer comentarios que hieren la sensibilidad, hay un paso. Sobre todo, se debe saber sobre qué temas bromear o hacer comentarios humorísticos, porque se puede herir la sensibilidad de familiares o amigos afectados. El cómico Gilbert Gottfried tuiteó broma de mal gusto sobre el tsunami en Japón de 2011. “Japón está muy avanzado, ellos no van a la playa, la playa viene a ellos”. Lógicamente perdió su empleo.

[/nextpage]

[nextpage]

15286003-sello-confidencial

La información confidencial sobre tu empresa

Normalmente en el contrato laboral se refleja claramente que cualquier información confidencial sobre la empresa debe ser respetada y ocultada por los empleados de la compañía. Puede que parezca un detalle sin importancia o un dato nada revelador, pero publicar este tipo de informaciones, puede hacer que perdamos la silla.

[/nextpage]