Economía General

Momentos estelares de la economía

Sucedió allá por 1992. En plena campaña electoral en Estados Unidos, Bill Clinton atacó a su contrincante, George Bush padre, con la siguiente frase: “¡Es la economía, estúpido!”. Clinton acabó ganando las elecciones, y hay quien atribuye ese ‘mérito’ a la cita anterior. Anécdotas aparte, la economía ha tenido un lugar predominante y relevante en la historia, desde sus orígenes hasta nuestros días. Estos son algunos de los más destacados.

[nextpage]

revolucionneolitica

LA REVOLUCIÓN NEOLÍTICA

El nacimiento de la agricultura, considerado como el primer hito económico de la Historia, se produjo con la revolución neolítica. Fue allá por el 8.500 a.C, y tras la retirada de los glaciares continentales, cuando el hombre se decidió a plantar trigo, a la par que protegía sus territorios. Hay quien posiciona en las colinas del Kurdistán, al norte de Irak, los primeros territorios agrícolas. Después, vendría el intercambio de productos, el llamado trueque, que floreció por el 4.000 a.C. alrededor de los ríos Tigris, Ganges, Nilo o Yangtsé. Posteriormente llegó la escritura en papiros o tablas de piedra, donde se registraban los tributos. Y, más tarde, el Código de Hammurabi nos descubrió la situación del comercio, la industria, la contabilidad y la organización monetaria del Imperio Babilónico.

[/nextpage]

[nextpage]

mediterráneo

EL MEDITERRÁNEO

Fenicios, griegos, romanos y cartagineses, allá por el 1.500 a.C., tuvieron un nexo común: comerciaron a través del Mediterráneo. Los fenicios no solo desarrollaron el alfabeto, sino que supieron pasar del trueque al comercio con monedas (habían aparecido en el 640 a.C. en Asia Menor para inundar el territorio griego). Por desgracia, los helenos no supieron aprovechar el hecho de manera plena al estar inmersa su economía en una especie de guerra continua. Los años de esplendor del Imperio Romano acabaron con la muerte, en el año 476, de Rómulo Augusto, el último emperador romano de Occidente. A partir de entonces se volvió a la economía de subsistencia, cuyo principal ejemplo fueron los feudos señoriales. Europa acabó cayendo en una especie de abismo.

[/nextpage]

[nextpage]

rutaseda

LA RUTA DE LA SEDA

La Edad Media, para fortuna de la humanidad, no fue igual en todos los sitios. Donde se vivió una época de esplendor fue en los países musulmanes, que experimentaron un desarrollo espectacular. Eso sucedió desde la muerte de Mahoma (año 632), hasta el año 1200. Su caso no fue una aguja en un pajar: China, la India, y el Imperio Romano de Oriente también desarrollaron todo tipo de intercambios con sus vecinos. Así surgió la Ruta de la Seda, que durante la friolera de 1.500 años, conectó Oriente y Occidente. 12.000 kilómetros donde las caravanas camparon a sus anchas, y donde se comerció con todo tipo de productos, desde telas a especias. Gracias a aventureros como Marco Polo, a Europa llegó la idea del dinero de papel y la elaboración del carbón.

[/nextpage]

[nextpage]

gremios

GREMIOS

Europa fue saliendo de su ensimismamiento, e inicio una recuperación. Así, pasó de la economía rural a la urbana, y aumentó su número de habitantes. Pero, a finales del siglo XIII, no había suficientes alimentos para alimentar a la población, por lo que llegó el hambre. Y como el hambre agudiza el ingenio, los gremios de artesanos comenzaron a florecer, así como los cambistas. Su misión era clara: garantizar que los cambios realizados entre las distintas monedas que circulaban por Europa fueran correctos. Ellos fueron el origen de los primeros bancos (en Venecia y Génova), y de sus filiales. Pero los católicos que se dedicaban a este menester no lo tuvieron fácil, porque la iglesia los condenaba porque cobraban intereses. Después, en el siglo XIV, vinieron las pérdidas de cosechas, la falta de abastecimiento, una exagerada presión fiscal, y enfermedades como la peste, que paralizaron el proceso.

[/nextpage]

[nextpage]

nuevomundo

NUEVO MUNDO

El comercio se vio de nuevo impulsado gracias al descubrimiento del Nuevo Mundo. Y eso fue posible gracias al descubrimiento de inventos como la brújula magnética, el timón de popa o la pólvora, sin olvidar la mejora en la construcción de los barcos. De esta manera se hacía realidad el sueño imperialista europeo, abriendo nuevas rutas comerciales con Asia, y conquistando los españoles el Nuevo Mundo. De América llegaron, por ejemplo, las patatas, los tomates, las judías, las calabazas o el maíz. Sin olvidar el oro y la plata. Gracias a ambos metales, España pagó lo que adeudaba a otras naciones a la par que financió las guerras en las que estaba inmersa. Sin embargo, tanta entrada de oro a Europa (vía España), trajeron consigo una elevadísima inflación, sobre todo de los precios de los alimentos.

[/nextpage]

[nextpage]

exportaciones

EXPORTACIONES VS IMPORTACIONES

Mientras españoles y portugueses solo tenían ojos para sus colonias, otros países europeos se especializaron en distribuir las importaciones por Europa, y las exportaciones a las colonias. El ejemplo más claro son los Países Bajos. Ellos construyeron navíos capaces de alcanzar el Océano Índico bordeando África, a la par que desarrollaron negocios relacionados con productos como el pescado seco, el grano, la madera o el lino. Amberes se convirtió en el eje comercial y financiero por antonomasia… hasta el siglo XVI. Entonces apareció una de las dinastías financieras más potentes de la historia: los Fugger. Aceptaban depósitos, negociaban con letras de cambio, y financiaban las guerras de los monarcas europeos, entre otras actuaciones.

[/nextpage]

[nextpage]

industrializacion

INDUSTRIALIZACIÓN

Fue en el siglo XVII cuando la agricultura cedió el relevo a la industria y a la mecanización del trabajo. Las ciudades comenzaron a ‘comerse’ al mundo rural, y la máquina reemplazó al trabajo manual. Inglaterra fue quien comenzó a liderar esta carrera, construyendo fábricas y mejorando infraestructuras. No fue de la noche a la mañana, sino que llevaba tiempo transformando su sector agrario y artesanal, relanzando su sector comercial, y dando pasos de gigante en el sector energético. Además contaba con un sector financiero asentado. Dos fueron los principales pilares de su desarrollo: la industria textil del algodón y la manufactura del hierro. Una primacía que decayó allá por 1880, cuando Estados Unidos les sobrepasó. Algo que también hizo Alemania ya en la primera década del siglo XX.

[/nextpage]

[nextpage]

imperialismo

IMPERIALISMO

Tanto la tecnología, como los avances, no pararon de crecer. La electricidad, y sus numerosas aplicaciones prácticas, se desarrollaron con inusitada rapidez en la última parte del siglo XIX. Se construyeron barcos y líneas férreas. La química descubrió tintes sintéticos, y nuevas formas de producir y conservar alimentos. Aparecieron nuevas clases sociales, y las luchas entre ellas. Y llegaron las revoluciones de 1830 y 1848, en las que el nacionalismo y la rivalidad económica se encarnizaron. De esta manera se restableció el imperialismo europeo. El mismo potenció el sistema de mercado, con Europa en el epicentro.

[/nextpage]

[nextpage]

capitalismo

CAPITALISMO

La irrupción de las máquinas trajo consigo, entre otras causas, la aparición de un nuevo sistema económico que se conoció con el nombre de capitalismo. ¿Cuál era su razón de ser? ¿Su seña de identidad? La propiedad privada de los medios de producción. Dicho de otra manera, aquella persona que poseía capital, es decir, dinero, máquinas y materias primas, era la que organizaba y controlaba la producción. Fueron Europa Occidental y Estados Unidos quienes dominaron la economía anterior a la I Guerra Mundial (1914-1918). Un panorama que cambió tras la conclusión de la II Guerra Mundial (1939-1945), ya que Europa perdió su papel dominante, a la par que nacieron las disputas entre EEUU y la Unión Soviética, y Europa se fragmentó. Después de la conocida como Guerra Fría, el capitalismo supo imponerse al comunismo.

[/nextpage]

[nextpage]

globalizacion

GLOBALIZACIÓN

El siglo XX ha estado marcado por el imperio americano y las instituciones internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial del Comercio…), la aparición de la Unión Europea (UE), el predominio de las multinacionales, y un progreso tecnológico tan rápido como la velocidad del rayo. Una época en la que también se hizo más grande el ‘globo’ de la globalización, sobre todo de las finanzas y el comercio. Una de sus primeras consecuencias fue que se abrió la brecha entre las naciones ricas y pobres, ya que un porcentaje altísimo del comercio mundial, más de dos terceras partes, se realizaba entre unos pocos países.

[/nextpage]