Empleo General

Se acabó la crisis: los españoles vuelven a poner los cuernos a las empresas

No se equivoque. Aunque decir que se acabó la crisis pueda sonar a consigna electoral del partido que está actualmente en el Gobierno, Capital sigue siendo un medio independiente. Pero las cosas son como son. Y ahora es el momento de decir que la realidad está cambiando. ¿Por qué? Pues porque los trabajadores han pasado de tener el único fin de mantener su empleo a toda costa a volver a exigir buenas condiciones a sus empleadores. Y si no se las dan, pues se van.
[nextpage]

01-la-pasta-ok

Todo por la pasta
Según el informe de Randstad Employer Branding de 2013, la mitad de las personas afirman que las condiciones económicas eran lo principal para elegir un empleo. En solo dos años, ese porcentaje se ha incrementado hasta el 62%. Este dato es el más importante ya que indica que el vil metal vuelve a ser clave a la hora de decidirse por una oferta de trabajo u otra. En el pasado, aspectos como el de la seguridad laboral dominaban estos estudios. Ya no. ¿Existe mejor indicio para entender que el mercado laboral está cambiando. El mero hecho de que los españoles busquen la pasta por encima de otras cuestiones demuestra que saben que si dicen que no, tendrán la oportunidad de conseguir algo mejor.
[/nextpage]
[nextpage]

02-seguridad-ok

Ya no queremos ser funcionarios
El segundo aspecto que más influye a la hora de seleccionar un empleo por encima de otro es la seguridad laboral a largo plazo. Algo lógico y normal. Pero si se analizan los datos se observa que la importancia de este apartado está en caído libre. Hace dos años, el 70% de los españoles lo ponía por encima de cualquier otra cosa, incluso del dinero. Hoy solo el 57% piensa igual. Parece que tras esta crisis, y de  ser testigos de cómo los funcionarios han pagado buena parte de los platos rotos (nada de pagas extra, ni de incrementos salariales…), el españolito de a pie está perdiendo el interés en formar parte de las plantillas de las Administraciones Públicas.
[/nextpage]
[nextpage]

03-futuro-ok

Vivir el presente
La empresa que quiera atraer talento debe dar el máximo en el momento de la entrevista. Las promesas de un futuro mejor estaban muy bien en el pasado. Ahora no le interesan a casi nadie. Bueno, solo el 48% de los candidatos quiere unas buenas perspectivas de futuro en la compañía, un 10% menos que hace dos años. Este descenso indica que los españoles cada vez nos parecemos más a los americanos. Ya no queremos que nos coman la oreja con un futuro mejor en el que cobraremos una pasta. Ese dinero lo queremos a la hora de firmar el contrato. Y si no nos lo dan pues a otra cosa, lo que demuestra que las oportunidades parecen haber vuelto a llamar a las puertas del mercado laboral.
[/nextpage]
[nextpage]

04-ambiente-ok

Un ambiente de trabajo agradable
Es cierto que el dinero, la seguridad laboral y las perspectivas de futuro son los tres criterios fundamentales que llevan a una persona a aceptar o no una oferta de trabajo. Pero el tener un ambiente de trabajo agradable es la siguiente opción en discordia. Además su valor se ha mantenido estable en los dos últimos años, interesando y mucho al 47% de las personas. Eso lo saben en empresas como Google que hace todo lo posible para que sus empleados estén contentos. ¿Cómo no van a estarlo si trabajan en entornos como el que se contempla en la imagen?
[/nextpage]
[nextpage]

05-conciliar-ok

Conciliación entre trabajo y vida privada
Los españoles pasamos mucho tiempo en el trabajo. Eso es algo que siempre se nos criticado desde la Unión Europea. Además se dice que no somos productivos. Este concepto, además de discutible, no es cierto. De hecho, cada vez importa más la conciliación de la vida laboral con la personal. Esto es fundamental para el 45% de las personas a la hora de decidirse por aceptar un empleo. Además, este porcentaje ha crecido 9 puntos en los dos últimos años, demostrando que se puede ser productivo sin calentar la silla en exceso. De esa forma, los trabajadores disfrutan de su mujer y de sus hijos en vez de tener que verlos por foto y solo pasar con ellos el fin de semana.
[/nextpage]
[nextpage]

06-no-importa-ok

Nos da igual la imagen, la marca, los valores, la gestión de la diversidad y la tecnología
Las compañías se afanan mucho en demostrar que tienen cultura empresarial, que defienden unos valores y que su marca es un portaaviones que hay que cuidar. Además siempre destacan su faceta social y tecnológica. Toda quieren ensalzar sus inversiones para estar a la última en tecnología y también se vanaglorian de que en su plantilla haya cuantas más nacionalidades mejor. Eso está muy bien para los clientes y los accionistas pero al talento le importa bastante poco. Solo el 10% de las personas elige un puesto de trabajo por aspectos relacionados con la RSC. Todo eso está muy bien pero si el sueldo no nos satisface salimos corriendo en busca de otra opción mejor.
[/nextpage]
[nextpage]

07-pirarnos-ok

Salario, crecimiento y conciliación: las tres claves que hacen que nos cambiemos de empresa
Aviso a navegantes. Los empresarios quizá se crean que sus plantillas siguen en modo reposo y que jamás le pondrán los cuernos a pesar de que usted ofrezca peores condiciones que el resto. Se equivocan. Uno de cada dos trabajadores espera que este año le incrementen el sueldo y uno de cada siete ya está buscando cambiar de trabajo. Así que si las empresas se despistan un poco puede que pronto se queden sin un buena parte de su gente más talentosa. Los tres criterios que llevan a una persona a buscar otro empleo son el salario, el crecimiento profesional y la conciliación. Así que el que no quiera ver cómo su plantilla abandona el barco mejor que tenga en cuenta estos tres aspectos. Las palmaditas en la espalda pueden estar bien pero ahora ya no sirven para retener a la gente.
[/nextpage]
[nextpage]

08-quedamos-ok

Conciliación, flexibilidad y reconocimiento: tres aspectos que nos retienen en las compañías
El 55% de los trabajadores sigue en su compañía porque tiene un buen equilibrio entre vida laboral y vida privada. Este criterio es el más importante a la hora de quedarse en un puesto y no lanzarse a la búsqueda de otro. Relacionado con la conciliación está la posibilidad de un trabajo flexible, que pega a la silla al 31% de las personas. Por último las palmaditas en la espalda y el reconocimiento sí que hace que el 29% no se mueva de empresa. ¿Lo que menos? La cultura de la firma, la imagen sólida, la relación con el jefe directo y el interés del puesto de trabajo.
[/nextpage]
[nextpage]

09-redes-ok

Uso de redes sociales
Una vez visto que en 2015 tres de cada diez personas está buscando cambiar de trabajo toca ahora ver cómo lo hacen. Curiosamente España está a la cabeza en la utilización de las redes sociales, ya que el 66% asegura que entra en las mismas para encontrar otro trabajo. De ellas, la más popular es Facebook, con un 61% de personas que se sirve de ella para dar con un puesto laboral mejor. Tras ella, encontramos a LinkedIn, 53% , a Google+ (31%), Twitter (27%) e Instagram (9%). A nivel mundial, y según Randstad, Facebook también es la red social más utilizada para estos fines, ya que el 56% de los candidatos la utiliza. Por detrás está Google+ (38%) y LinkedIn (34%).
[/nextpage]