General

Trucos para tener vida después del trabajo

¿Trabajar para vivir o vivir para trabajar? Es el gran dilema que se han hecho millones de trabajadores de todo el mundo. Aunque todo parece indicar que no, que las jornadas se alargan más de lo debido, impidiendo conciliar vida laboral y familiar, existen una serie de pautas que si las llevas a cabo pueden significar una especie de salvavidas.

[nextpage]

salidas

SALIDAS RACIONALES

Uno de los trucos que más a mano tienes, y que en la mayoría de las ocasiones dejas pasar de lado, es el de planificarte alguna actividad para después del trabajo. Haberlas, las hay a montones. Si eres un deportista nato, puedes practicar desde paddel hasta partidos de fútbol con los amigos. Si lo que te interesan son los idiomas, apuntarte a una academia. O dedicarte a las manualidades, en algún taller de cerámica y otro material. Porque, si tomas este tipo de iniciativas, ya te estás obligando a salir a una hora determinada. Aunque quizás la excusa que mejor puedes usar para fichar a tu hora es estar con tu hijo.

[/nextpage]

[nextpage]

productividad

PRODUCTIVIDAD

No hay que echar horas y horas. Cierto que el trabajo a veces se acumula, pero si te organizas bien, si sabes qué es lo que tienes que hacer en cada momento, si no pierdes el tiempo en largos cafés o cigarrillos que se alargan más de la cuenta, es posible que salgas por la puerta a tu hora. Por eso, es importante hacer una lista con las tareas importantes que se deben de llevar a cabo, e ir tachando lo que se va acabando. Dicho de otra manera: es importante visualizar lo terminado para concentrarse en lo que queda por realizar.

[/nextpage]

[nextpage]

desconectar

DESCONECTAR

Es importante que desconectes una vez que sales por la puerta. Olvídate de todo cuando pongas los pies en la calle. ¿Remordimientos de conciencia por lo que te queda por hacer? Lo mejor es que dejes las tareas que debes realizar bien apuntadas, para que así, a la mañana siguiente, cuando llegues, sepas desde el primer instante hacía donde debes orientar tus pasos. Así no perderás tiempo recordando lo que hiciste y lo que te queda por hacer. De esta manera, conseguirás quitarte un peso de encima llamado estrés al saber cuáles son las tareas que has hecho y las que te quedan pendientes.

[/nextpage]

[nextpage]

autoestima

AUTOESTIMA

Para conseguir tus logros es muy importante acostumbrarte a terminar las cosas que empiezas. Nunca dejes nada a medias, y menos de un día para otro. De esta forma alimentarás tu seguridad y tu autoestima, así como tu capacidad para sacar adelante todo aquello que te propones. Además, si actúas de esta manera, conseguirás un ‘extra point’ en el trabajo, ya que ganarás prestigio. Pero no solo eso. Cosecharás más margen de maniobra para acometer otros asuntos que sean más complejos.

[/nextpage]

[nextpage]

alatarea

¡A LA TAREA!

Quién no ha llegado un lunes al trabajo y se ha puesto a comentar el derbi de fútbol del fin de semana, la salida al campo con la familia, o cómo se alargaron las cañas el domingo a mediodía. ¡No evites tus tareas y empieza el trabajo cuanto antes! Si tienes que entregar una cosa, no lo dejes para última hora. Cuanto antes empieces, antes lo finalizarás. Porque si aplazas una y otra vez todo aquello que tienes pendientes, lo único que harás es frustrarte más y más. Y, lo que es peor: tu jefe no parará de preguntarte por el trabajo, y tu respuesta negativa, lo que conseguirás es que el mismo te mire mal y empiece a forjarse una mala imagen de ti.

[/nextpage]

[nextpage]

noencasa

NO EN CASA

Cuando la jornada laboral ha acabado, ha acabado. Es hora de reposar, de jugar con tus hijos, de practicar tus aficiones. Dicho de otra manera: ¡no te lleves las tareas pendientes a casa! Aunque sea de manera hipotética, es conveniente que te coloques una especie de interruptor en tu cuerpo, y desconectarlo cuando salgas por la puerta de la oficina. Esta práctica la debes hacer a diario, y sobre todo, los fines de semana. El hecho de que dispongamos de más tiempo para nosotros no significa que haya que perderlo trabajando de más. Porque si se hace una vez, es posible que acabe siendo una costumbre. Y las costumbres se alargan y se alargan en el tiempo.

[/nextpage]

[nextpage]

horario

HORARIO

Llega a tu hora y márchate a tu hora. Ni antes, ni después. Y no te saltes el horario, ni antes ni después. Es muy importante cumplir con las normas establecidas. A todos nos gustan las comidas de café, copa y puro. Pero son un lastre del que te acabarás cabreando. Porque lo más seguro es que después de las mismas te sentirás pesado, y te costará coger el ritmo necesario para acabar el trabajo. Después vendrán las lamentaciones.

[/nextpage]

[nextpage]

familia

FAMILIA

Llevar una agenda con los compromisos profesionales y personales puede ser una buena forma de conciliar. Sabiendo a qué y a quién debes dedicarles el tiempo en cada momento te ayudará a organizarte mucho mejor. Eso sí, sin mezclarlos sin ton ni son. Otra estrategia que utilizan algunos profesionales para estar más tiempo con sus respectivas parejas es que, cuando uno acaba su jornada laboral, va a buscar al otro. Ya se sabe: cuando el amor llama a la puerta…

[/nextpage]