Estilo de vida General

Variedad gastronómica para paladares inquietos

Los hay que prefieren la cocina tradicional de toda la vida. Los hay que apuestan por una cocina más vanguardista. Los hay que se decantan por los productos naturales del propio país. Y los hay que se pirran por los platos internacionales. Seas de uno o de otro ‘bando’, te ofrecemos una serie de propuestas gastronómicas que seguro que satisfarán a los paladares más exigentes.

[nextpage]

silk

TRES EN UNO

¿Alguna vez había pensado en degustar en un mismo espacio la cocina tailandesa, japonesa y española? ¿Imposible? Ni mucho menos. En el Centro Comercial La Vega, en la localidad madrileña de Alcobendas, es posible gracias a ‘Silk & Soya’. Allí se puede degustar un plato japonés Hosomaki de atún, salmón o verduras, o un tailandés Panang Koong (langostinos al curry rojo con leche de coco y albahaca) o, por qué no, unos huevos de corral de fritos. En definitiva, una cocina exótica, equilibrada y la mar de sabrosa, con platos refinados y con tradición, llenos de sabor y color (las especias se importan directamente desde Tailandia, por ejemplo). Sabores de siempre, de aquí y de allá, cuidadosamente presentados. Además, dispone de terraza.

[/nextpage]

[nextpage]

lasopaboba

CARNES EXÓTICAS

Solomillo de avestruz con salsa de arándanos, o lomitos de canguro al vino tinto. Son solo dos ejemplos de la oferta que presenta ‘La sopa boba’, un restaurante ubicado en pleno centro de la localidad madrileña de Alpedrete. Su carta no solo ofrece carnes exóticas, también destaca por sus combinaciones imaginativas como la ensalada de pato y pulpo, o la tarrina templada de pichón con cerezas y compota de tomate al jengibre. Platos sofisticados, la mar de originales, y con un toque de riesgo. En la decoración, destaca su puerta de entrada de más de un siglo de antigüedad (lo que le da un toque de cabaña de montaña), su suelo de hormigón pulido a mano de forma artesanal, y sus murales de vinilo.

[/nextpage]

[nextpage]

Santarcangelo

ITALIANO

Muy cerca del Museo del Prado, y de la iglesia de los Jerónimos, se encuentra uno de los puntos destacados de la llamada cocina italiana. Se trata de la ‘Trattoria Santarcangelo’, un restaurante que se ha convertido en cita obligada tanto para artistas como para políticos, modelos y gente cool. El local, enclavado en uno de los barrios más señoriales de Madrid, cuenta además con una romántica terraza de verano, y uno música de ambiente preparada y seleccionada por uno de los DJs más famosos del momento. En su carta, tienen cabida platos de diferentes regiones italianas como los antipasti, los carpaccio, la provola o algunas de sus ensaladas como la caprese o la de prosciuto d’anatra pere e grana (de peras Kaíser, jamón de pato y virutas de queso grana sobre rúcula baby). Sin olvidad sus pastas, arroces, carnes o pizzas.

[/nextpage]

[nextpage]

ElSecretodeCastilla

DE CASTILLA

¿Qué levante la mano quien haya dicho no a un cochinillo asado segoviano? Si hay alguien, pues que no se pase por ‘El secreto de Castilla’, un restaurante enclavado detrás del edificio de Las Cortes en Madrid, y frente al Teatro de La Zarzuela. Este es su plato estrella, pero su oferta culinaria va mucho más allá. Por ejemplo, se puede disfrutar de la espaldita de cordero lechal confitada y asada con patatas fritas, la merluza al horno con verduritas y patatas panaderas venida de las aguas atlánticas de la ciudad de Vigo, o el arroz meloso de picadillo y setas. Y si por alguien se queda con ganas de más, entre sus postres sobresalen el flan muy cremoso de queso, la tarta de yogur con frutos rojos, o la cuajada con fresas estofadas.

[/nextpage]

[nextpage]

Mercado-Lonja-del-Barranco

MERCADO

Tras un largo periodo de reconstrucción, el sevillano ‘Mercado Lonja del Barranco’ ha saltado de nuevo a la palestra como punto de encuentro gastronómico y de actividades culturales como conferencias, eventos, presentaciones y exposiciones. La oferta es de lo más variada y variopinta, compuesta por una veintena de puestos encabezados por comerciantes, hosteleros y artesanos de cada producto. Tampoco faltan en el recinto los carros de degustación, esos puestos móviles decorados brillantemente que ofrecen platos variados que rotan a diario, y un quiosco terraza a la orilla del río Guadalquivir.

[/nextpage]

[nextpage]

Becada-asada-con-ciruela-y-setas_TreZe

DOS ESPACIOS

Hay veces que, por diferentes circunstancias, hay que cambiar de sitio. Pero eso no implica que haya que perder la propia filosofía. Es lo que le ha ocurrido al restaurante ‘TreZe’, ahora ubicado en la madrileña calle General Pardiñas. Sus dos plantas (barra y restaurante) conforman dos espacios con señas de identidad propias: por un lado, una zona más informal, relajada, de tapeo, en la planta baja; y, por otro lado, un restaurante caracterizado por ser tranquilo y acogedor, en la planta superior. Su cocina es tradicional, de la de toda la vida, pero aliñada con el toque personal del chef. Entre sus prioridades, las setas y la carne de caza, adornadas con un toque de vanguardia, donde no falta la fusión de sabores.

[/nextpage]

[nextpage]

El-caldero

ARROCES

La cocina murciana es rica es productos y sabores: pescados, frutas, verduras… Si la trasladamos a Madrid, concretamente a la calle Huertas, en pleno Barrio de Las Letras, el resultado es ‘El Caldero’. Este restaurante, con una decoración sencillísima donde no falta algún aire retro (hay una caja registradora de principios del siglo XX), ofrece un amplio surtido de platos sobre todos del Levante (con mayoría murciana), como el picadillo de morcilla con piñones, o los arroces. Son cuatro las décadas en las que sus comensales han disfrutado de su cocina y de sus vistas a una de las calles más castizas de Madrid. De ahí que sea un lugar frecuentado por políticos, actores y músicos.

[/nextpage]

[nextpage]

El-cielo-de-Urrechu

VASCO Y MEDITERRÁNEO

Curiosa la oferta gastronómica vasca y mediterránea que ofrece ‘El cielo de Urrechu’, un restaurante situado en el centro comercial Zielo Shopping Pozuelo, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Su base sigue siendo la de la cocina del norte de España, mezclada con aires mediterráneos, con productos de mercado donde no faltan los toques modernos y vanguardistas. En su carta no faltan clásicos como el queso, el jamón o la ensaladilla, pero también productos rompedores como las mini hamburguesas de kobe son salsa de mostaza. Aparte de la oferta, los visitantes podrán disfrutar, desde las amplias vidrieras al fondo del salón principal, de unas vistas increíbles a la Casa de Campo y a la ciudad de Madrid.

[/nextpage]

[nextpage]

Romano

TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Desde el Orecchio di Elefante (ternera blanca milanesa con mahonesa de pepinillo), pasando por los ravioli rellenos de faisán con su propia salsa y fruta, o las pizzas cocinadas el horno de piedra. Ese pasado y futuro de la cocina italiana se dan la mano en ‘Romano Ristorante’, en Alcobendas (Madrid). Dicho de otra manera, la herencia de la cocina de la mamma junto a la vanguardia más innovadora. Y todo ello es un espacio típicamente italiano que se podía calificar como clasicista, sin olvidar la sofisticación del renacimiento.

[/nextpage]

[nextpage]

Lunch_and_dinner

PARA LLEVAR

En estos días en los que todo se hace a la carrera, donde el tiempo escasea, tener una oferta gastronómica que permita tanto degustar los productos en el propio establecimiento, o llevarlos debajo del brazo, es vital. Es lo que ofrece ‘Lunch & Dinner’. Esta cadena de alta restauración en formato de conveniencia (tiene tres restaurantes Crono y 16 tiendas) ofrece sus productos en cómodas barquetas con raciones para una sola persona (el envasado permite una perfecta conservación de hasta 14 días de duración) sin conservantes ni colorantes, ni procesos de congelación o pasteurización. Su carta se divide en ensaladas, primeros platos, segundos, postres, sándwiches, snacks y bebidas.

[/nextpage]