Economía General

Los sueldos subirán casi un 2% en 2016

Si en 2015 los sueldos acabarán subiendo un 1,7%, al año siguiente seguirán haciéndolo hasta alcanzar la cifra del 1,9%. Esta es la principal conclusión del ‘Estudio General de Compensación Total’ de Mercer. “Desligar la revisión salarial de la inflación durante los últimos años ha hecho que el coste salarial de las empresas haya bajado significativamente a la par que ha aumentado la capacidad adquisitiva. Eso quiere decir competitividad”, resalta Rafael Barrillero, socio de Mercer.

Si echamos la vista atrás, la capacidad adquisitiva (que es la diferencia entre el incremento salarial real y el IPC), ha pasado de ser el 0,1% en 2011, el -0,7% en 2012, el 1,6% al año siguiente, el 2,1% en 2014, y será del 2,4% este año. “Un dato interesante si tenemos en cuenta que somos uno de los países que menos hemos incrementado los salarios en Europa y que los mismos están por debajo que hace cinco años”, advierte Barrillero. Y añade: “Hemos detectado una reducción de salarios producida en parte por la rotación y promoción interna en los puestos, unido a los incrementos moderados y congelaciones salariales de los últimos años. Esto ha permitido una contratación en condiciones más favorables para las empresas”.

sueldos

Con todo, el incremento salarial en 2015 en España será de los más bajos del continente, a la par que los habidos en países como Grecia (1,7%) y Suiza (1,8%). En lo más alto del podio están Alemania (2,9%), Reino Unido (2,8%), y Holanda, Italia y Suecia (2,5%). Respecto al próximo año, España seguirá en la zona baja respecto al resto de países europeos, a niveles de Portugal y Suiza, y solo por encima de Grecia. En concreto, y según categorías, los incrementos previstos para directores generales serán del 1,9%, directores de área 2%, mandos intermedios 2,1%, técnicos y titulados 2%, fuerza de ventas 2%, y otros empleados 1,9%.

Otros datos relevantes del estudio son que han bajado de manera considerable el número de beneficiarios de retribución variable a largo plazo, que vuelve a aumentar el número de empresas que tienen un plan de retribución flexible, y que cuando mejora la situación económica (como está sucediendo ahora, aunque de manera light), aumenta el absentismo laboral así como las rotaciones en los puestos de trabajo.