Empresas General

Burger quiere ser también el King del Hot Dog

Si Apple se reinventó con el iPad, y Microsoft lo hizo con Surface, Burger King busca garantizar su futuro con un clásico de la comida rápida: el perrito caliente. Un anuncio que ha hecho el presidente de la compañía en América del Norte, Alex Macedo, quien busca un complemento ideal para el clásico de la compañía: el Whopper.

El nuevo producto se servirá en más de 7.500 establecimientos de la cadena en Estados Unidos, convirtiéndose en el líder de este tipo de productos en un país en el que se consumen más de 20 millones de perritos al año, según la propia compañía.

Se van a ofrecer dos alternativas: el perrito tradicional: con kétchup, mostaza y aderezado con cebolla; el segundo es un perrito ‘tex-mex’ con chile y queso. ¿Su precio? 1,99 dólares para el primero y 2,29 para el segundo. Ambos llevan varios meses probándose en varias tiendas, y al parecer la acogida está resultando muy positiva.

Una extensión del negocio con la que Burger King quiere mover ficha a la decisión de Mc Donald’s de ofrecer desayunos en sus tiendas. Algo que, por cierto, está generando malestar entre sus franquiciados porque tienen que llevar a cabo una gran inversión para hacer frente a los costes de instalación de nueva maquinaria.

En el caso de Burger King, el paso ha resultado fácil. Las salchichas las pondrá Oscar Mayer, que pertenece a 3G Capital, la misma compañía que la cadena de supermercados. Allí llegó después de que fuera vendida tras la fusión entre Kraft y Heinz, un acuerdo que cuenta con el respaldo del millonario Warren Buffet.

Fuente: Bloomberg.