General Tecnología

Preparados para la realidad virtual

Entrar en nuestra propia habitación y sumergirse en una aventura tan real y apasionante como la vida misma va a ser un hecho dentro de muy poco tiempo. La llegada de la PlayStation VR (de realidad virtual) está prevista para la primera mitad de este año. Los que la compren tendrán a su disposición un visor que se sincronizará con la cámara de la PS4. Desde ese momento, el jugador quedará ubicado en un escenario hiperrealista en el que se moverá como parte integrante de la acción sin salir de su cuarto.

La realidad virtual es la mayor innovación que va a llegar este año. Nunca habíamos tenido algo igual. “Soy un fanático de su potencial. Para los videojuegos y para todo”, admite Ignacio Pérez Dolset, copresidente del Grupo Zed y uno de los principales expertos de España en videojuegos. Reconoce que “es una revolución tan brutal que puede ocurrir o no. Pero sin duda es la forma más parecida de vivir un evento como si estuvieras allí. Va a cambiar la forma de ver la televisión, de asistir a espectáculos deportivos, etc”.

Tras la llegada de las consolas, los ocho bits y la PlayStation fueron saltos generacionales impactantes. La evolución de la PlayStation 1 a la 4 ha coincidido en el tiempo con innovaciones un poco más revolucionarias, como la Wii de Nintendo o Kinect, de Microsoft. “Pero la auténtica revolución, el auténtico cambio a una nueva era, como lo fue del mudo al sonoro, del blanco al negro o del 2D al 3D, es la realidad virtual”, afirma Pérez Dolset. “No sé cómo de fuerte va a arrancar, pero es imparable. Va a cambiar el mundo”, dice. “Ver un espectáculo deportivo en realidad virtual no es un cambio de 1 a 1,5; es como de 1 a 7”, añade este experto.

Aún así, admite que hay asuntos que resolver, como evitar los problemas con los mareos. Respecto a otros asuntos, estima que adaptarse a las gafas costará, pero los usuarios lo harán, y que el precio no será una barrera.

Dolset prevé una “batalla divertida” entre PlayStation, Oculus y quien se apunte a intentar sacar tajada del negocio de la realidad virtual. “En los próximos meses se empezará a oir hablar con mucha fuerza de nuestro dispositivo”, anuncia Cristina Infante, responsable de Hardware de PlayStation en España. “Hasta ahora no había una tecnología capaz de teletransportarnos”, afirma, en referencia a su producto.

En cuanto a otras innovaciones, Pérez Dolset desconfía de los wearables. Y en lo que se refiere al contenido de los juegos, reconoce que la industria se halla en un momento muy estabilizado. Se apuesta por la continuidad de las sagas y nadie quiere ser revolucionario en las grandes producciones porque es muy caro. La parte online va complementando a las consolas a la perfección. “La nueva generación ha dado respuesta a todas las necesidades de conectividad. El juego online está siendo muy importante. La facilidad de conectarte; dar todas las opciones de compartir…”, explica Cristina Infante. “Nuestro mando dual ha triunfado entre los jugadores al dar la posibilidad de compartir a través de las redes sociales. También han funcionado bien nuestros auriculares que permiten la cancelación de ruido exterior y llevan a una calidad brutal”, añade.

Si miramos a la innovación de otros actores de la industria del videojuego, Xbox ha apostado por terrenos como la inteligencia artificial. “En Forza 6 hemos introducido Drivatars. Aprenden tu estilo de conducción y lo replican cuando estás dormido, de forma que sigues jugando. Incluso, si hay algunos aspectos mejorables (chocas mucho en las curvas, por ejemplo), lo corrige y te convierte en una versión mejor”, explica Lidia Pitzalis, directora de Juegos y Accesorios de la compañía en España.

Esta mejora se une a otras llevadas a cabo por la firma, como la introducción de Kinect y sus múltiples aplicaciones, muchas de ellas relacionadas con la medicina; la llegada de la alta definición a las consolas con Xbox 360; la democratización del juego, dando la posibilidad de jugar contra rivales del mismo nivel en la plataforma online Xbox Live; las actualizaciones, la distribución digital con Xbox Live Arcade…

Nintendo trabaja más en una innovación que une el hardware y el software: el dispositivo y el contenido. Se ha visto muy claramente en los últimos años con la Wii. Juegos como Tenis o Wii Fit mostraban para qué servía. “Más que con los gráficos o el sonido, nuestra forma de innovar tiene que ver con la forma de interactuar con el videojuego”, explica Nicolas Wegnez, director de Marketing de Nintendo Ibérica.

En esta línea ha ido la colección de cartas que la firma ha lanzado para interactuar con sus amiibo. Entre ellas, las relacionadas con el juego Animal Crossing de Nintendo 3DS han sido la principal apuesta para estas Navidades.

De cara al futuro, la compañía japonesa está trabajando en una nueva plataforma. Su nombre es NX, pero no se sabe nada de ella. Ni siquiera dentro de la empresa. “Hay mucho secretismo”, admite Wegnez. Lo que está claro es que necesitan que sea algo nuevo y revolucionario. “Parafraseando a Steve Jobs, nuestro presidente habla de que tendrá que ser un leapfrog -salto de rana-. No hacer wearables, por ejemplo, sino proponer algo nuevo por encima de ellos”, añade el director de Marketing de Nintendo Ibérica.

Esta nueva apuesta y las de sus competidores anuncian una bonita competición para conquistar a los consumidores. Habrá que ver quién se lleva el gato al agua.