General

Cómo elegir un préstamo y qué tener en cuenta a la hora de hacerlo

La situación financiera actual, que exprime y aprieta los bolsillos de los ciudadanos, obliga a estos a buscar soluciones complementarias para poder dar un poco de respiro a sus ahorros. Con un panorama bancario muy peculiar, que pone trabas para conceder crédito, sus clientes tienen que acudir a métodos alternativos para conseguir préstamos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la cantidad de dinero que necesitamos y hasta qué punto es necesario. Si decidimos que lo es, como decíamos, hay que tener en mente si tenemos que pedir un microcrédito o, por el contrario, un crédito más grande para hacer frente a un gasto más serio. Por supuesto no supone lo mismo solicitar una cosa que la otra, pues no hay que perder de vista nunca una realidad: después hay que devolverlo, hay que ser muy minucioso calculando la cantidad que nos ocasione menos gastos en la devolución y que nos permita asumir el gasto que nos ha motivado a pedirlo. Por supuesto, otro factor a tener en cuenta es la fiabilidad del prestamista, en los servicios online no debería costarnos mucho diferenciar los negocios serios de plenas garantías, acordes a la legalidad vigente, que nos aseguren que las condiciones que nos ofrecen sean realmente las que encontraremos al recibir el préstamo.

Una vez tomemos la decisión y elijamos un prestamista, normalmente nos encontraremos ante una calculadora que nos permitirá ajustar la cantidad de dinero que queremos y el tiempo en que podemos devolverlo, calculando así los gastos originados. Como se indica antes, hay que pensar minuciosamente esto y, gracias a esta herramienta, podremos ajustar los tres factores (dinero, tiempo e intereses) hasta a dar con el préstamos idóneo para nuestra situación y que nos asegure, por otra parte, no tener ningún problema. La solicitud online no debería presentar muchos problemas, más allá de la documentación pertinente y los datos que el prestamista pueda solicitar para que el trámite legal sea eficiente y exitoso.

Recibir y devolver el dinero tampoco supone un obstáculo muy grande, normalmente se puede transferir fácilmente o, incluso, a través de la propia plataforma de la página prestamista, haciendo de esta experiencia un trámite, rápido, sencillo y fiable para el cliente.
Autor artículo / Fuente de la imagen: Jesús Martín